Connect with us

Trabajo

10 maneras de ahorrar dinero para montar tu propio negocio

Tips para comenzar tu propio negocio

Compartir:
Edith Gomez

Published

on

El mundo en el que vivimos hoy está dirigido por megaempresas, emprendedores muy exitosos, y gurús de internet que invirtieron todo su tiempo, dinero y esfuerzos en el emprendimiento.

Todos los productos que utilizamos en nuestros hogares, restaurantes e incluso en las oficinas son el resultado de alguien que sacrificó sus ahorros y decidió arriesgarse a iniciar un negocio.

Es bueno saber que no comenzaron en el mismo punto en el que están hoy. Cuando escuches sus historias, te sorprenderás de lo pequeño que era todo cuando comenzaron, pero, ¡míralas ahora!

Ser propietario de un negocio, por pequeño que sea, te hace sentir orgulloso. Nadie debería avergonzarse de los comienzos humildes ya que eso es lo que se necesita para llevarlo a donde se quiere ir.

Cuando tienes un capital pequeño, no esperes para comenzar tu negocio. Ve por él con lo poco que tienes y haz que se multiplique en el negocio. Ten en cuenta que, para que un negocio tenga éxito, debes concentrarte en minimizar los costos tanto como sea posible.

Entonces, ¿cuáles son las mejores maneras en que puedes ahorrar dinero para montar un negocio? A continuación te hablaré sobre las mejores maneras para lograrlo:

 1. Ejecuta tu negocio desde casa

Esta es una de las maneras más fáciles de comenzar a ahorrar una gran cantidad de dinero para que entre en tu negocio. Con esto, debes llevar a cabo la viabilidad de tu negocio dentro del área desde la que deseas operar primero.

En lugar de esperar para recaudar dinero en efectivo para alquilar oficinas que luego se usarán como locales comerciales, es recomendable que administres tu negocio desde tu casa o que hables con un amigo o con alguien que tenga una habitación libre que puedas usar para ejecutar tu negocio.

Pagar el alquiler cada mes es mucho más barato que alquilar oficinas comerciales. Con una oficina en el hogar o un espacio de alquiler, debes asegurarte de que sea muy espacioso para que puedas sentirte cómodo. La habitación debe ser de fácil acceso y estar más cerca de la salida del lugar.

Esto mejora la accesibilidad para tus clientes, así como para los proveedores que te proporcionan bienes. También es bueno hablar con tu arrendador, si estás alquilando, acerca de tu situación antes incluso de comenzar a pagar el alquiler.

Explícale qué estás haciendo para que te dé un período de gracia de aproximadamente un mes antes de comenzar a pagar el alquiler. Esto te dará tiempo para aproximarte a todos tus ingresos mensuales, y también para calcular la mejor distribución de los costos.

2. Compra equipo usado

Un error que muchos empresarios jóvenes han estado cometiendo es comenzar un negocio con equipos o máquinas nuevas. Esa, definitivamente, no es la forma de fluir pues es muy costoso para ti considerando el hecho de que no tienes mucho dinero para jugar.

El único efectivo que tienes es el capital para comenzar un negocio, por lo que debes conservar el dinero que tienes. Los nuevos equipos son muy costosos y cualquier persona, especialmente dueña de un negocio en dificultades, no debería considerarlo.

Busca empresas establecidas en la línea de tu negocio y pregúntales sobre la disponibilidad del equipo que necesitas, ya que te lo pueden dar a un precio menor. Ya sea que te lo vendan o simplemente te lo alquilen, ambas formas son mucho más baratas que pagar por equipos nuevos.

Si el equipo se alquila dentro de un período de tiempo determinado, intenta negociar a la tasa más baja y sácale el máximo provecho en ese período. Esta estrategia te conviene, pero es importante que te asegures de que el equipo esté en condiciones normales de trabajo.

Si lo vas a comprar, busca un experto que pueda ayudarte a detectar cualquier falla con el equipo y que evalúe si puede ser reparado. Si tiene reparación, está bien, pero si no tiene, el arrendamiento sería la mejor opción.

3. Haz uso del trueque

Al comenzar un negocio, lo único que debe estresarte es la mejor manera de conservar efectivo dentro de tu negocio para mejorar tu crecimiento. Sin conservar el flujo de caja, las empresas raramente crecerían.

Esto significa que debes estar al día con el flujo de caja buscando formas de ahorrar el dinero que ingresa al negocio. Una de las mejores formas que puedes usar para ahorrar dinero es intercambiando con otros: puedes intercambiar bienes por bienes, o bienes por servicios y viceversa.

Por ejemplo, si diriges una empresa de diseño web y una empresa de marketing se acerca para que le diseñes su sitio web, no pidas dinero, tan solo establece un acuerdo con ellos sobre cómo pueden crear y publicar un anuncio de marketing para ti: esto se llama táctica de supervivencia en los negocios.

Otro ejemplo es si diriges una compañía de ropa y un proveedor quiere que le fabriques una bata o cualquier tipo de ropa, no le cobres, solo pídele que cuando termines con todo el proceso de costura, él tendrán que proporcionarte un cierta cantidad de materiales en lugar de hacer pagos.

Esto realmente te ayudará en la conservación del efectivo, pero recuerda que no se trata solo de la preservación del efectivo, sino que también devuelvas el dinero conservado al negocio para generar más efectivo.

4. No contrates empleados a tiempo completo

Como te dije anteriormente, se trata de conservar efectivo en el negocio y nada más. Como propietario de una pequeña empresa, emplear a alguien de manera permanente podría crear una gran cantidad de restricciones financieras en tu negocio.

-Pero, ¿cómo?

Bueno, un empleado permanente puede necesitar seguro, pensión y subsidios que no podrás cubrir al comenzar tu negocio. Entonces, ¿qué debes hacer para evitar estos costos?

-No contratar a nadie de forma permanente.

Si tu sistema informático tiene un problema, no tienes que contratar a un técnico informático para eso. Simplemente puedes llamar a un gurú de TI calificado para resolver el problema en unas pocas horas y pagarle, eso es todo.

¿Por qué emplearías un contador cuando el flujo de caja de tu negocio es solo una cifra pequeña? Sería ilógico que alguien se sentara todo el día sin hacer nada y recibir pagos por solo calentar la silla.

Cuando se trata de propósitos contables, solo necesitas llamar a un determinado contador calificado en un período de, digamos, tres meses para equilibrar los libros de cuentas, y decirle qué tan bien le está yendo a tu negocio financieramente hablando.

¡Esta es la mejor forma en que una pequeña empresa puede reducir los costos y mejorar su crecimiento!

5. Conviértete en un fanático del software libre

Cuando te conectas en línea, incluso ahora, hay un montón de software gratuito que solo necesitas descargar y que no presenta ningún tipo de cargos. Ten presente que casi todos los aspectos de una empresa, como la contabilidad, entre muchos otros, se realizan mediante software libre.

Cuando usas software libre, no significa que este sea inferior a los que se venden. Claro, pueden faltar algunas funciones premium, pero una pequeña empresa solo necesita hacer algunas cosas, por lo que estas funciones pueden no ser necesarias durante el inicio.

Muchas descargas de software gratuitas vienen con un período de prueba gratuito de 30 días: después de este plazo se debe comprar para poder gozar de todas sus funciones. Dado que tu objetivo es ahorrar dinero en efectivo para tu negocio, no cometas el error de seguir adelante y comprarlo.

Solo necesitas desinstalarlo de tu computadora y luego buscar en línea, lo que te dará otro período de prueba de 30 días después del proceso de instalación. Así es como vas a sobrevivir hasta que tu negocio sea financieramente estable como para comprar software y mantener sus actualizaciones.

¡Si deseas ahorrar dinero, entonces el software gratuito está a tu disposición!

6. Invierte efectivo en cuentas de intereses

Antes de entrar en la expansión comercial, sería bueno que evaluaras si es el momento adecuado para expandir el negocio, o no. Si no es así, no devuelvas las ganancias al negocio.

Es bueno mantener el dinero en una cuenta generadora de intereses durante algún tiempo, mientras se hace la evaluación sobre la validez de la expansión del negocio. Esta es otra forma de generar efectivo sin participar, necesariamente, en la venta de bienes, y se llama tiempo de compra en el negocio cuando se piensa en el siguiente paso.

7. Contrata cuidadosa y estratégicamente

Sí, los empleados con experiencia tienen un costo y, por lo tanto, como una empresa pequeña, es bueno evitarlos a toda costa. En lugar de buscar personas altamente calificadas, puede ser una estrategia mejor para ti contratar personas con habilidades moderadas, pero eficientes.

Una pequeña empresa no tiene cosas complicadas que te obligarían a contratar a los mejores expertos en el campo. De hecho, solo necesitas una persona que pueda hacer cosas básicas que mantenga el negocio en funcionamiento. Esto significa que los universitarios nuevos son las personas más adecuadas para tu negocio.

De hecho, debes tomarlos como pasantes primero antes de absorberlos como empleados contratados. Respecto a los contratos, hazlos lo más cortos posible y, a veces, cuando no haya mucho trabajo, solo llámalos y págales por los días que asistieron al trabajo. ¡Esto hará que tu negocio sea muy productivo a largo plazo sin incurrir en muchos costos!

8. Negocia descuentos con los vendedores

Para que puedas sobrevivir en la economía actual, es importante que tengas muy buenas habilidades de comunicación. Si no dices lo que piensas, alguien más dirá lo que piensas en tu nombre.

Por lo tanto, es bueno que seas muy leal con los proveedores en términos de pagos. Cuando se hace esto, es tu turno de dictar, de algún modo, los términos del negocio que deseas.

Tú tienes voz y voto sobre cómo se realizará el negocio entre el vendedor y tú. En primer lugar, negocia los descuentos en los productos que los proveedores te brindan. Esta será una buena forma de reducir los costos de administrar tu negocio y de venderlos a un precio más alto, lo que te permitirá aumentar los beneficios para tu negocio.

Otra forma de tratar con los vendedores es tomar los bienes en términos de crédito, y realizar los pagos después de que se hayan vendido todos los bienes. Esto será bueno ya que venderás los productos en nombre de los proveedores, y disfrutarás de las ganancias sin siquiera invertir.

9. Aplaza los pagos

Si, lo entendiste bien. Cuando estás comenzando un negocio, es bueno tener en cuenta que el efectivo que fluye en el negocio, siempre es más que el efectivo que sale del negocio.

Esto significa que si contratas a alguien para que realice un trabajo específico para ti, sería bueno diferir tus pagos por un tiempo. Esto te permitirá comprar más bienes utilizando el dinero que habrías utilizado para realizar los pagos y, una vez que los bienes se vendan, los pagarás haciendo uso de las ganancias.

¡Esta es una de las formas más brillantes en que una pequeña empresa puede ver el crecimiento en sus primeras etapas!

10. Compra productos al mayor

Cuando compra bienes al mayor, los vendedores te darán descuentos muy grandes. Indudablemente, esto te permitirá obtener muchos beneficios después de las ventas.

Además, significa que cuando se trata de bienes que no caducan, debes comprarlos al por mayor para ahorrar en costos que te harán aumentar los márgenes de ganancias del negocio en el futuro cercano.

Comenzar un negocio no es una tarea fácil ni para el que tiene el capital más alto. Sin embargo, no es una tarea imposible ni necesitas súper poderes para lograrlo. Lo único que tienes que hacer es manejar tus finanzas de manera inteligente y tratar de ajustarte a los recursos que tengas.

¿Te has estado frenando de montar tu negocio porque sientes que no tienes el capital suficiente? Deja de estresarte y pon en práctica estos consejos de ahorro para poder materializar tus ideas lo antes posible. ¡Sal de tu zona de confort!

Por: Edith Gómez

Compartir:

Trabajo

Cómo ser líder en tu empresa entre las dificultades

La adversidad regala oportunidades, siempre que se logren ver

Compartir:

Published

on

líder

Las crisis son conocidas fundamentalmente por cambiar la estabilidad de los elementos que constituyen la vida de las personas. No hay que olvidar que en las crisis, así como se generan desventajas y contratiempos, también hay oportunidades naciendo. Los líderes tienen que estar muy alertas, manteniendo siempre su racionalidad sobre la crisis para poder aprovechar las ventajas del momento.

El concepto de líder ha ido evolucionando conforme a los avances de la ciencia en materia de neuromarketing, gestión de recursos humanos y comportamiento humano. El rol faraónico del líder con inteligencia superior quedó muy atrás. Actualmente es el líder quien asegura la inteligencia colectiva y procura los ambientes de creatividad, uno más en línea con los modelos de éxito establecidos.

La racionalidad durante la crisis es muy importante, el proceso de toma de decisiones se ve sumamente afectado y desmejorado cuando dejamos que sean nuestras emociones las que influyan sobre este. Para mantener la racionalidad en el momento de crisis, debemos superar el enjuiciamiento de los factores que se hacen presentes. Es decir, nada es bueno o malo. Esto tiene una consecuencia positiva porque permite blindar el ánimo. Debemos asumir los hechos de la crisis simplemente como información que nos permita tomar mejores decisiones.

Nuestra fibra humana es imposible que logremos anularla, las emociones constituyen en gran parte lo que somos. Los líderes en tiempos de crisis deben asumir la inteligencia emocional como un requisito para conducir de manera adecuada sus equipos de trabajo. No debemos permitir que los aspectos negativos de ella, permeen nuestros equipos nublando su mirada en el camino del objetivo. Debemos siempre mantener un dinamismo en la conducción del mismo, y esto lo podemos lograr incentivando de manera permanente su propia formación.

Liderar en momentos de crisis es algo que va mucho más allá de simplemente motivar o crear emociones positivas. El líder sabe utilizar el sentido de la búsqueda permanente, inherente del ser humano, para conducir su equipo, racionalmente, por los senderos de la inteligencia colectiva. Esto lo hace a través de retos que permitan, siempre, encontrar nuevas respuestas que den aires frescos a nuestra creatividad.

Compartir:
Continuar Leyendo

Trabajo

Un Break: El tiempo libre trae sus beneficios

Procrastinar de vez en cuando, no está del todo mal

Compartir:

Published

on

Break

Tomarse un break, procrastinar o darte un tiempo libre para ti se ha vuelto todo un reto en estos tiempos, de hecho hasta es mal visto. La rutina en las que nos hemos envuelto de ir del trabajo a la casa y viceversa, ha calado fuertemente en nuestra vida diaria.

Imagínate, en estos tiempos no basta solo el llevarte el trabajo a la casa, sino que ya hay trabajos que se desarrollan desde el hogar, algo de lo que no me quejo porque trae infinidad de beneficios, pero también conlleva sus desventajas.

La clave está en la organización y planificación de las tareas, algo trillado y fácil de decir, pero que a la hora de aplicar trae sus complejidades. Esto es algo así como tu rutina de cuidado o maquillaje, cada quien posee su fórmula y manera perfecta que le funciona.

tiempo libre

Sin importar en qué laboras, el tomarse un break parece a veces todo un sueño, ese encanto dañino y sobrevaluado de siempre trabajar horas demás, salir tarde de la oficina, dormir y comer mal no pueden ser los únicos requisitos para tener éxito en nuestra vida laboral. No nos podemos olvidar, tampoco, de las largas horas que pasamos frente a una computadora y el tráfico.

No digo que el hacer ciertos sacrificios no traiga sus recompensas, pero el tomarte un tiempo libre puede traer grandes beneficios para tu cuerpo, salud, mente, creatividad, y además nutrirte el alma.

Así que vamos a descubrir los beneficios de tomarse un break de vez en cuando.

 Fluidez de la Creatividad

break

Así como lo lees, el tomarse un tiempo libre estimula la creatividad y es que en ese momento abres tu perspectiva de las cosas, ya que no estás pensando solo en el trabajo y la entrega que tienes que cumplir.

“El tiempo libre es necesario para cultivar, para hacer el trabajo bien necesitamos reconectarnos, es el trabajo invisible lo que hace posible la vida creativa”. Esta frase es el parafraseo de un artículo del New York Times escrito por Bonnie Tsui, del cual comparto plenamente la idea. Cuando nos estamos distrayendo en algún ambiente amigable y particular para cada quien, le damos espacio a la reflexión y descanso, algo que no solo trae beneficios para la calidad de tu trabajo sino también la calidad de tu vida.

Abraza el resto del mundo

El mundo está lleno de posibilidades y actividades que realizar, solo están esperando por ti. Talleres, cine, teatro, eventos, museos, paseos entre otras cosas traerán múltiples beneficios a la hora de desarrollar tu creatividad y estilo de vida agradable. La satisfacción y sentirte una persona plena son factores claves para la felicidad, aparte de rendir bien en el trabajo.

Deja de posponer tus vacaciones

viajar

Tomarse vacaciones no necesariamente tiene que ser irse al otro lado del mundo (pero si puedes hazlo (¡Qué divino!). Las vacaciones fueron creadas para descansar, no solamente para hacer diligencias y pendientes. El posponerlas continuamente no te harán el trabajador del año ni el más responsable, de hecho te estás incumpliendo a ti y a la balanza del bienestar. Puedes aprovechar este tiempo para retomar encuentros con tus amistades, familia o contigo mismo, retomar algún hobby o descubrir otro, ver películas, series, leer.

 Eduquemos al Ocio

Suena extraño, lo sé, pero esta puede ser una de las claves de procrastinar con éxito. El no hacer nada suena muy tentador y hasta necesario, pero si eliges bien en qué vas a invertir ese tiempo libre, se puede convertir en una actividad productiva. Si ya lograste conseguir ese anhelado break no lo malgastes en pasar horas en el celular o redes sociales, si lo que quieres es una siesta controla o disminuye el tiempo, para que así lo inviertas en leer ese libro que tanto quieres y no habías podido o crear un spa casero solo para consentirte.

leer

Tomarte un tiempo libre nutrirá tu cuerpo y alma, todas estas actividades son simplemente necesarias para tener una mejor calidad de vida y a su vez una mejor actitud en el trabajo, no querrás caer en el agotamiento y pesimismo laboral. Cuéntanos, ¿tú qué haces en tus break?

Compartir:
Continuar Leyendo

Tendencias

Los mejores peores trabajos, ¿harías alguno?

Se trata de puestos con muy buena remuneración

Compartir:

Published

on

los mejores peores

Dentro del mercado laboral son una serie de trabajos bien pagados que nadie quiere realizar, debido a la naturaleza de los mismos.

Se trata de puestos con poca competencia, pero en los que se requiere paciencia infinita, destreza física, valentía o simplemente tener estómago para realizarlos. Sin embargo, la paga por los mismos suele ser mucho mejor que el salario promedio en un trabajo de oficina.

Minero:

El trabajo de minero es un trabajo que está muy bien pagado en la actualidad. Sin embargo, las condiciones que tienen que soportar los mineros en las minas y el esfuerzo físico que tienen que realizar, hacen de este un trabajo muy arriesgado el cual cuenta con poco atractivo para las personas que buscan trabajo.

Este trabajo tiene, además, una pre-jubilación abultada y antes de tiempo. Esto se debe a las circunstancias en las que se encuentran los trabajadores en las minas. Una estadística mostraba que más de la mitad de los mineros se jubilan a los 50 años.

Limpia-cristales de alturas

Si sufres de vértigo, le temes a las alturas o tomas medicamentos que producen somnolencia, este trabajo tal vez no sea lo más recomendable para ti. Sin embargo, si estás en las condiciones de realizarlo, es muy bien pagado. Demás está decir que no es un trabajo muy solicitado, ya que estar suspendido a varios metros de altura en una plataforma metálica no suena muy atractivo.

Sin embargo, estos trabajadores cuentan con una buena remuneración y fuertes medidas de seguridad para evitar accidentes. Por ejemplo, no se permite el trabajo en días con demasiado viento y cuentan con sistemas avanzados de arneses y equipo de seguridad. Además, se les somete a pruebas físicas para saber que se encuentran en óptimas condiciones.

Controlador de tráfico aéreo

Se trata de un trabajo que va en aumento, ya que año con año se incrementa el tráfico aéreo. Ser controlador aéreo requiere tener agilidad mental y una visión de 10. Además, se debe saber manejar el estrés y trabajar bajo presión.

Para capacitarte, necesitarás un curso especializado que puede requerir una fuerte inversión monetaria. Pero este esfuerzo se verá recompensado con un sueldo muy por encima del promedio en un área poco competida.

Embalsamador

Ni qué decir. El oficio de embalsamador o tanatopractor, como también se le conoce, es un trabajo que puede ser simplemente impensable para la mayoría. Pero hay personas dispuestas a realizarlo. Embalsamar un cadáver requiere la remoción de vísceras del difunto, así como la aplicación de sustancias químicas para su conservación.

También se debe llevar a cabo costuras y retoques con maquillaje para que el cuerpo se vea bien durante los actos funerarios. Se debe saber ocultar cicatrices en caso de accidentes o enfermedades que dejan evidencias.

Si te preparas aprendiendo la técnica y te decides a hacerlo, este trabajo es muy bien remunerado y tiene poca demanda, debido a que mucha gente siente repulsión o simplemente miedo al estar cerca de un cadáver.

No existe el trabajo fácil en realidad. Los trabajos bien remunerados y con poca demanda requieren muchos años de estudios o habilidades técnicas que no cualquier persona posee.

En estos casos, como ves, se requiere fuerza, determinación, paciencia, excelente condición física y muchas ganas de trabajar. ¿Qué opinas de estos trabajos? ¿Te animarías a realizar alguno de ellos?

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: