4 mitos sobre la alimentación que debes descartar por completo

La alimentación es un tema de gran interés para muchos, sobre todo para las mujeres. Este interés, unido a una cierta ignorancia, ha favorecido el desarrollo de numerosos errores y mitos sobre la alimentación, que han provocado injustificadamente un cambio en el comportamiento y en los hábitos alimentarios de muchas personas.

En dietas y regímenes alimenticios hay una gran cantidad de mitos que damos por hecho. Pero ¿son ciertas estas creencias? ¿O simplemente asumimos que son así porque las hemos escuchado demasiadas veces?

Mucha gente cree que ciertos alimentos engordan y los eliminan de su dieta, cuando esto puede ser un gran error, si se quiere estar sano. Lo recomendable siempre será consultar con especialistas en nutrición para hacer cualquier clase de dieta y también para hacer consultas sobre ciertos alimentos, pues podrán dar indicaciones sobre cómo consumirlas.

En TendencyBook creemos que la comida de hoy es el remedio de mañana; por eso te dejamos aquí algunos falsos mitos:

  1. Hay alimentos buenos y malos

    No hay ningún alimento perfecto y completo, ni tampoco hay un alimento perjudicial. El conjunto y la variedad son los que determinan que exista una dieta sana y equilibrada. Lo correcto es establecer las proporciones idóneas en el consumo de alimentos que permiten conseguir un peso adecuado.

  2. Saltarse una comida adelgaza

    Saltarse comidas es un mal hábito. Los nutricionistas aconsejan realizar cinco tomas al día (desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena). Esto ayuda a no llegar con excesiva hambre y ansiedad a la siguiente comida, lo que nos ayuda a controlar la ingesta de grandes cantidades de comida y, así, evitamos el aumento de peso.

  3. Es necesario tomar suplementos vitamínicos

    Normalmente, es suficiente la cantidad de vitaminas y minerales que se aportan a través de una dieta variada y equilibrada. No hay evidencias científicas de que el aporte de vitaminas en personas sanas mejoren el cansancio, el apetito, etcétera. Si no existe una deficiencia clara, un suplemento de vitaminas sin necesidad no tiene efectos positivos. Se recomienda el consumo de suplementos sólo bajo prescripción médica.

  4. Los productos integrales adelgazan

    Las harinas y cereales integrales tienen prácticamente las mismas calorías que los productos refinados. La diferencia es que tienen más cantidad de fibra y de minerales. La fibra conlleva un efecto saciante y, por ello, se evita comer más cantidad de otros alimentos, por lo que los expertos recomiendan tomar esta clase de alimentos en nuestro día a día.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!