5 mejores edificaciones de teatros en el mundo

teatros

Existen edificaciones artísticas alrededor del mundo, donde la humanidad ha vivido los mejores momentos de la historia del teatro, lugares con riqueza visual y una fuerte carga de contenido histórico y cultural, pero siempre respetando los códigos del arte. Estos teatros son lugares mágicos en los que los espectadores acuden a dejarse conquistar por maravillosas historias que les permiten soñar durante una horas. Aquí una lista de los países que cuentan con los teatros o salas de ópera más destacados a nivel internacional, tanto por su riqueza arquitectónica como por su excepcional acústica.

5 Teatro Colón

El Teatro Colón es un teatro de ópera de la ciudad de Buenos Aires. Por su tamaño, acústica y trayectoria, está considerado uno de los cinco mejores teatros del mundo. Expertos afirman que posee la sala con la mejor acústica para ópera y la segunda mejor para conciertos del mundo, lo que hace de este teatro uno muy particular. Inició su construcción en 1889, finalizándola en 1908, con una capacidad de 2487 espectadores sentados, sus arquitectos fueron Francesco Tamburini, Vittorio Meano y Jules Dormal.

Entre los principales acontecimientos de su historia se destacan la creación de los cuerpos estables en la década de 1920 y su municipalización en 1931. En 1946, se impulsó una política de apertura a la música popular y de mayor democratización del público habitual, que fue revertida luego de su derrocamiento en 1955 y nuevamente retomada cuando se recuperó la democracia en 1983.

Entre 2001 y 2010, el Teatro Colón fue sometido a un profundo proceso de restauración conservativa y modernización tecnológica que le devolvió el brillo original de sus años de esplendor, sin alterar la acústica de su sala ni la arquitectura original de las partes nobles. Durante el período de restauración, el Teatro Colón desarrolló sus actividades artísticas en salas alternativas de la ciudad de Buenos Aires. Fue reabierto el lunes 24 de mayo de 2010, como parte de los festejos del Bicentenario de la Argentina.

4 Teatro de La Scala

El Teatro alla Scala de Milán, Italia, es uno de los teatros de ópera más famosos del mundo. Al principio de la Via Manzoni, arteria de la ciudad, se encuentra este edificio de estilo neoclásico que puede pasar desapercibido en un primer momento, inmerso en la vorágine del tráfico milanés.

El teatro fue construido por Piermarini en 1778 en el lugar en el que había estado la iglesia de Santa Maria della Scala, de la cual toma el nombre. El anterior teatro de la ópera (el Teatro Ducale) había sido destruido por un incendio dos años antes.

Antonio Bernocchi fue el máximo financista para la reconstrucción del Teatro alla Scala en Milán, afectado por el bombardeo de la guerra y reabierto «como estaba y donde estaba» el 11 de mayo de 1946. Entre los más grandes directores del Teatro hay que citar figuras como Arturo Toscanini, Gianandrea Gavazzeni, Claudio Abbado, Georges Prêtre, Riccardo Muti y Daniel Barenboim.

3 La Fenice

Inaugurado en 1792, tras dos incendios en 1836 y 1996, continúa en activo desde 2003. El nuevo teatro fue nombrado La Fenice para honrar el resurgimiento de la compañía, primero de sus cenizas, y luego de su mudanza. La Fenice se inauguró el 16 de mayo de 1792 con una ópera de Giovanni Paisiello llamada I Giochi di Agrigento.

La Fenice (el fénix) es un teatro de la ciudad de Venecia (Italia), considerado uno de los teatros de ópera más famosos por haberse estrenado en él muchas de las óperas italianas más conocidas.

En 1774, el Teatro de San Benedetto, que había sido el teatro de ópera principal de Venecia durante más de cuarenta años, se quemó hasta los cimientos. Hacia 1789, con el interés de varios amantes de la ópera acaudalados que quisieron un nuevo y espectacular teatro, se organizó un concurso para encontrar el arquitecto. El concurso fue ganado por Gianantonio Selva, que propuso un edificio de estilo neoclásico con un auditorio de 170 palcos idénticos en gradas en la tradicional forma de herradura. El teatro tendría su fachada a una plaza y, del otro lado, tendría un canal con entrada directa al backstage y el teatro.

2 Palais Garnier

De estilo neobarroco, este espectacular edificio se inauguró en 1875 y ha conseguido consagrarse como una de las óperas más importantes entre los amantes de la música. Además, está lleno de detalles, tanto por fuera como por dentro, y ha aparecido en multitud de obras de arte como El Fantasma de la Ópera o la película María Antonieta. 

La Ópera Garnier, también conocida como Palacio Garnier u Ópera de París, es uno de los edificios más característicos del IX Distrito de París y del paisaje urbano de la capital francesa. Napoleón III ordenó su construcción al arquitecto Charles Garnier, quien lo diseñó en Estilo Imperio.

Desde su inauguración en 1875, la ópera fue llamada oficialmente Academia Nacional de Música-Teatro de la Ópera. Conservó su título hasta 1978, cuando fue renombrada Teatro Nacional de la Ópera de París. En 1989 la Compañía de la Ópera trasladó su sede al recién construido Teatro de la Bastilla y su vieja sede recibió el nombre de Palacio Garnier, donde permanece la Academia Nacional de Música. A pesar del cambio de nombre oficial y del traslado de la Compañía de la Ópera, el Palacio Garnier sigue siendo conocido popularmente por el nombre de Ópera de Garnier en París.

1 Teatro de San Carlos

El Teatro de San Carlos en Nápoles en Italia, es el teatro de ópera activo más antiguo del mundo, reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Fue fundado por Carlos VII de Nápoles (y III de España) en 1737. Fue construido en tan solo nueve meses y fue Giovanni Antonio Mediano el arquitecto encargado de la obra. Su estructura arquitectónica y su riqueza acústica ha sido modelo para la construcción de teatros posteriores en Europa. Está capacitado para acoger a 3.300 personas.

El Teatro de San Carlos fue diseñado por Antonio Niccolini entre 1810 y 1816. Ese aspecto decorativo que cambiaba respecto a los edificios civiles del centro de Francia se aprecia sobre todo en el almohadillado y en los sillares de la parte baja, a la rústica, que en realidad son ficticios si observamos los bajorrelieves que aparecen junto a ellos. El cuerpo superior está inspirado en la arquitectura romana, con una balconada que recae sobre modillones, y rematando el segundo piso con un falso tímpano. El resultado es un edificio que muestra diferentes simbologías y que remite a distintos momentos históricos. El remate es una alusión a la arquitectura, al sentido imperial heroico.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!