Connect with us

Colaboradores

A Menor Calidad, Mayor Sintonía

La incidencia de los Premios Oscar ha disminuido

Compartir:
Moraima Blanco

Published

on

Oscar

El ‘Oscar’ no es el mejor premio cinematográfico del mundo; no es siempre el más correcto, exacto o justo… y los cinéfilos no lo usamos como tabulador o referencia para manejar nuestros criterios en cuanto a calidad cinematográfica o la ausencia de ella… pero respetamos y tenemos en cuenta la importancia innegable que, desde su génesis, ha tenido para un inmenso y heterogéneo público, así como la influencia que su sello ejerce en el ‘Curriculum Vitae’ de las películas que son exhibidas en salas de casi todo el mundo.

The Oscars

La incidencia de los ‘Premios Oscar’ en el gusto y la opinión de una gran masa multicultural, se ha visto disminuida en la última década, durante la cual el índice de sintonía con el cual contaba la transmisión televisiva -y también, por tanto, ‘on line’- de su Ceremonia de Entrega, ha sido cada año más reducido, habiendo perdido un gran porcentaje de espectadores. Las transmisiones han disminuido notablemente su audiencia (en casi un 40%). En mi opinión, lo más lamentable de esa disminución porcentual de seguidores, es su causa: que esa ‘descalabro‘ haya tenido su origen en el rechazo impulsivo, ‘no razonado’, a la modificación gradualmente positiva del criterio de selección utilizado por la ‘Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood’… cada vez más analítico, más exigente y mejor entronizado en cuanto a la calidad ‘real’ y no ‘espectacular’ o aparente de las producciones, habiendo movido cada vez más el dial de su báscula desde el extremo en el cual, durante mucho tiempo, el objeto principal de su valoración lo constituía -casi exclusivamente- el cine ‘mainstream’ o más comercial y/o popular… hacia el otro extremo, donde el nivel de exigencia es mucho mayor, porque el elemento primordial a ser calibrado es el valor artístico intrínseco de las obras en lugar de su espectacularidad o su capacidad de llegar de la forma más fácil y directa a las masas o a un público realmente más acostumbrado al ‘Cine-Entretenimiento’ que al ‘Cine-Arte’… Ha sido muy criticada la Academia debido a su decantación actual por el cine de la mejor calidad posible, ya que es considerada por muchos la causa de esa pérdida de sintonía progresiva.

Para muchísima gente que se beneficia anualmente de la Entrega de estos Premios, es primordial -en salvaguarda de su patrimonio- que el Evento continúe captando el interés de un público mayoritario. Según la Revista ‘Variety’, en días posteriores a la Edición No.90 (año 2017), varios ejecutivos del Grupo ‘Disney-ABC’ (titular de los derechos televisivos para la transmisión hasta 2028 y quien además, paga por ellos a la Organización 5 millones de dólares anuales), quienes poseen sistemas de medición muy precisos, se reunieron con los organizadores de la Gala de Premiación para expresarle su preocupación y plantearle varias propuestas con el fin de elevar nuevamente la sintonía y recuperar sus índices anteriores… de las cuales la Academia decidió aceptar las tres siguientes: 1.- Crear la nueva Categoría ‘Película Más Popular’. 2.- Excluir de la transmisión de la Gala la entrega de algunos de los Premios (básicamente de carácter técnico), para hacer más breve la Ceremonia, la cual ya no tendrá una duración de cuatro horas, sino sólo de tres. 3.- Realizar la Ceremonia de Entrega un mes antes de lo acostumbrado (a comienzos –y no a fines- de febrero ni a comienzos de marzo).

Insisto en lamentar que esta conflictividad haya sido generada por la correcta y arriesgada decisión de la Academia de apoyar -desde hace ya algunos años- al Cine Independiente -el de menor presupuesto y mayor calidad-, mostrando al mundo producciones diferentes, premiando a la calidad y no a la popularidad (superproducciones y fábricas de ‘efectos especiales’) … Pero ahora se ha visto obligada a ceder, al ser objeto de las presiones de orden económico que obedecen a los intereses de grandes Estudios, los cuales invierten millones de dólares en producciones dirigidas exclusivamente a público  masivo, como consecuencia del hábito inducido de ver en pantalla ‘Cine Fácil’.

Se imponen ahora en la famosísima ‘Entrega del Oscar’ el despiadado ‘rating’ y su máxima tácita: ‘A  Menor Calidad, Mayor Sintonía y mayor Productividad’.

Compartir:

Colaboradores

Escuchar mejor necesita ser tendencia

Es un aspecto clave de la comunicación humana

Compartir:

Published

on

escuchar

Muchos creemos que sabemos escuchar. Pero nuestro día a día está lleno de discusiones y malos entendidos que surgen porque realmente no escuchamos tan bien.

Nos urge aprender a escuchar mejor y necesita ser una tendencia.

Se trata de un aspecto clave de la comunicación humana para el éxito profesional en todas las áreas de interacción con los clientes y es una condición vital para tener relaciones familiares más armónicas.

Recordemos las diferencias entre oir y escuchar

Oír se refiere al funcionamiento de uno de nuestros cinco sentidos. Pero escuchar tiene que ver con comprender, asimilar y recordar lo que oímos. En otras palabras, oír es inevitable, pero escuchar implica calidad de atención y concentración.

Por otro lado, para aprender a escuchar mejor nos conviene entender por qué los seres humanos escuchamos con tanta deficiencia.

Las razones son diversas y complejas. Pero para fines didácticos podemos clasificarlas en dos grupos:

  • Uno se relaciona con el por qué nuestro cerebro prefiere hablar a escuchar. 
  • El otro tiene que ver con lo que pasa en nuestra mente cuando escuchamos.

Nuestro cerebro favorece el hablar

Por un lado, al hablar de nosotros mismos activamos en nuestro cerebro ciertas áreas relacionadas con el placer y la seguridad.

Así mismo, hablar es el medio más importante para conseguir lo que necesitamos y nos proporciona la sensación de tener poder y control sobre el que escucha.

Además tenemos la creencia de que para agradar a los demás debemos hablar para demostrar que somos inteligentes e interesantes. Nos parece que mientras más hablemos, mejor. Pero es al revés.

Según el funcionamiento del cerebro de quien nos escucha, hablar demasiado nos perjudica porque el exceso se volverá atropello o egocentrismo más temprano que tarde.

Para agradar a una persona necesitamos hacerle sentir que ella es interesante. Escucharla con verdadera atención e interés reforzará su autoestima e identidad, mientras facilitamos que libere sus presiones internas. 

Los terapeutas saben bien que escuchar de manera activa tiene poderes curativos para el escuchado.

¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando escuchamos?

Comprender lo que ocurre en nuestro cerebro mientras escuchamos, también puede ayudarnos a mejorar:

Primero, nuestro cerebro puede procesar mucha más información que la que recibimos al escuchar. Es decir, cuando escuchamos, nuestra mente tiene mucho tiempo ocioso para divagar, distraerse o prejuzgar.

Esto significa que para escuchar mejor es indispensable mejorar la atención y la concentración en quien nos habla y en lo que nos dice.

Segundo, neurológicamente estamos diseñados para favorecer las conductas mecánicas inconscientes y rápidas. En consecuencia, prestar mejor atención y concentrarnos bien exige un esfuerzo consciente mayor.

Por ejemplo, si queremos escuchar mejor, la mayoría de las veces tendremos que decidir detener lo que estamos haciendo para poder atender mejor al otro.

Tercero, en la actualidad estamos bombardeados por innumerables distractores y el teléfono móvil encabeza la lista. En otras palabras, prestar verdadera atención en la actualidad implica un gran esfuerzo de concentración.

Y cuarto, si nuestra necesidad primaria en una conversación es tener la razón y defendernos, es muy difícil escuchar con objetividad. Solo escucharemos para rebatir y no para entender.

Podemos aprender a escuchar mejor

La buena noticia es que las habilidades necesarias para escuchar mejor se pueden aprender. Así lograremos tener comunicaciones más armónicas y productivas.

Estos 5 ejercicios te van a ayudar:

  1. Comienza por comprender que el reto no consiste en ser buen oyente, hacer silencio o no interrumpir. El objetivo de escuchar mejor es lograr comprender mejor a nuestro interlocutor, de manera que nuestros mensajes le lleguen más rápido y fácil.
  2. Comprender a nuestro interlocutor significa hacer lo más exigente desde el punto de vista neurológico: escucharlo sin juzgarlo, ni juzgar sus ideas. Nuestro reto es comprender su mensaje, sus necesidades, motivaciones e inquietudes. Si estamos o no de acuerdo, o si creemos o no lo que nos dicen, viene después.
  3. Si hacemos el esfuerzo de escuchar sin juzgar, con la real intención de comprender, podremos captar las emociones involucradas en lo que nos dice nuestro interlocutor. Los mensajes de esas emociones es lo más importante a reconocer y entender. Las palabras del mensaje vienen después.
    • Por cierto esto lo hacemos los padres, intuitivamente, cuando nuestros hijos comienzan a “hablarnos”. Que no articulen palabras comprensibles no nos impide comprender sus emociones y lo que buscan  transmitirnos.
  4. Para mantener tu atención en lo que busca decir tu interlocutor, repite de vez en cuando lo que ha dicho, sin importar si estás de acuerdo o no. Eso le evidencia tu concentración en él y te permite confirmar lo que estás escuchando.
  5. Refleja los sentimientos que te está transmitiendo tu interlocutor. Si tienes una actitud neutral cuando te dice algo que le es muy importante, transmitirás desinterés. El vínculo con él y su confianza depende de tu empatía por lo que siente. No tiene sentido repetir lo que él dice si no está acompañado de interés.

¿Te ha resultado útil este texto?


Lee otros artículos de Juan Carlos Jiménez en www.artesupremo.com

Compartir:
Continuar Leyendo

Cine & Tv

Dolor y Gloria en pantalla… ‘Gloria’ fuera de ella

Pedro Almodóvar tiene su honesta Dolor y Gloria en pantalla

Compartir:
Moraima Blanco

Published

on

Dolor y Gloria

El famoso director español Pedro Almodóvar (muy querido por muchos de nosotros) mantiene en cartelera actualmente, en muchos países, su más reciente película, Dolor y Gloria, convertida en uno de sus mayores éxitos si se tiene en cuenta el paralelismo entre el apoyo del público y el de la Crítica (la cual siempre le ha ‘mimado’, debido a su estilo, enmarcado en un melodrama muy poco convencional, aderezado con los más diversos y hasta satíricos elementos de comedia, suspenso y autobiográficos, muchas veces con crudeza y otros con exageración y algo de fantasía, presentada esta amalgama cinematográfica con un particular sello, inequívoco y controversial, inherente a él como director, que no le permite jamás alejarse de su influencia ni aún en aquellas escasas cintas de otros autores o basadas en guiones ajenos que ha dirigido u otras en las cuales ha hecho guiños a otros estilos, los cuales, sin embargo, jamás han tenido el poder de hacerle apartarse del suyo).

Dolor y Gloria está dirigida a un público más general que todas -o al menos la mayoría- de sus anteriores películas (no de manera expresa, sino como consecuencia natural de su sensiblemente autobiográfica naturaleza), de las cuales contiene, además, significativas referencias… Autoanálisis mediante el recuerdo objetivo y evidentemente sincero de todas ellas… Un ¿quién soy? Y un ¿qué he hecho? de Almodóvar, quien, dado lo directo de su intención, llega esta vez al público de forma ‘directamente’ contundente y definitiva mediante su nueva historia (en gran parte, la suya propia).

Dolor y Gloria

Un gran ejercicio suyo de introspección (incluido el ‘Cine dentro del Cine’, como elemento esencial del mismo)… al cual ha contribuido decisivamente un Antonio Banderas convertido de la forma más auténtica posible en su ‘alter ego’, tarea reconocida por el Festival de Cannes 2019 con su premio al ‘Mejor Actor’, en ausencia de la ‘Palma de Oro’ para el propio Almodóvar por su Dolor y Gloria… la cual será compensada ahora por el otro Festival Internacional más importante -el de Venecia- con ese flamante ‘León de Oro’ honorífico a su trayectoria cinematográfica, que le será entregado en su Edición No. 76, a celebrarse entre el 28 de agosto y el 07 de septiembre y que le convierte así en el segundo (2do.) director español en recibirlo desde el año en el cual el Certamen comenzó a entregarlo (1970), luego de haber sido otorgado en 1982 a Luis Buñuel.

El director del mismo, Alberto Barbera, ha dicho lo siguiente a manera de explicación acerca de esa decisión: “Almodóvar no es el director español más grande e influyente desde Buñuel, sino un cineasta que nos ha ofrecido los retratos más polifacéticos, controvertidos y provocativos de la España post franquista. Los temas de la transgresión, el deseo y la identidad son el terreno elegido para sus películas, que están impregnadas de un humor corrosivo y adornadas con un esplendor visual que confiere un brillo inusual a la estética y al arte pop al que se refiere explícitamente”…

… “El malestar, la angustia del abandono, las contradicciones del deseo y las laceraciones de la depresión convergen en películas que abarcan el melodrama y su parodia, alcanzando picos de autenticidad emocional que redimen cualquier posible exceso formal. Sin olvidar que Almodóvar sobresale, sobre todo, en la pintura de retratos femeninos increíblemente originales, gracias a una empatía excepcional que le permite representar su poder, su riqueza emocional y sus inevitables debilidades con una autenticidad rara y conmovedora”.

Dolor y Gloria

Para Almodóvar es, además, muy importante que durante el año de estreno de su más reciente y muy exitosa Obra Dolor y Gloria, ocurra ese tributo a su trayectoria, proveniente del Festival en el cual debutó internacionalmente, en 1983, con su película ‘Entre Tinieblas’ (al cual regresó en 1988 con ‘Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios’) y ha dicho que este ‘León’ será su tercera mascota, junto a los dos gatos con los cuales vive… Orson Welles y Charles Chaplin lo recibieron y, más recientemente, Woody Allen y Clint Eastwood, entre muchos otros íconos del Cine, sumaron sus nombres al resto del grupo de homenajeados por ‘La Mostra’ italiana, el Certamen mundial pionero en cuanto a longevidad y considerado el segundo más célebre luego del realizado cada año en Cannes, Francia.

Sobradamente autobiográfica y, por supuesto, repleta de ‘flashbacks’: El protagonista principal de Dolor y Gloria -dividida en tres Capítulos o bloques sutilmente unidos- es un director, acerca de cuya filmografía se ha organizado un Ciclo en una Cinemateca, a punto de ser inaugurado, debido al aniversario de una de sus más famosas películas… Encontramos en ella elementos de conexión directa con las anteriores y muy conocidas cintas de Almodóvar ‘Todo Sobre Mi Madre’, ‘Volver’, ‘La ley del deseo’, ‘La For de mi Secreto’ y ‘La mala educación’ e incluso otras… Esperaremos con toda certeza sus varios ‘Premios Goya’, en España y su muy posible nominación al ‘Oscar’ como ‘Mejor Film de Habla No Inglesa’ o Película Extranjera, a comienzos del próximo año, 2020.

Pedro Almodóvar, patrimonio cultural de ese país europeo tan fértil en materia cinematográfica,  España, tiene actualmente su honesta Dolor y Gloria en pantalla… y fuera de ella, cuenta con la merecida ‘Gloria’ de un inminente tributo a toda su exitosa carrera, dentro de la próxima Edición (No. 76) del Festival de Venecia, lo cual celebro junto a sus otros millones de ‘fans’, desde mi más fiel y genuina ‘vena cinéfila’…

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

Cómo comprar online y no morir en el intento

Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

online

Comprar moda online es entre todas las opciones la más popular entre la población de tallas grandes, por diversas razones: no recibimos maltratos de vendedores, no somos discriminados en tiendas, no pasamos por el mal rato de que una prenda no nos sirva en un lugar público y mil cosas más que pudiera compartir en este espacio.

Es por ello que creo necesario que eduquemos más de cómo comprar moda a través de las distintas páginas que la ofrecen.

Hace algunos años hice un pequeño experimento social y me alarmó el gran desconocimiento que hay al comprar ropa en tallas grandes y aún más alarmante lo poco que la población de tallas grandes conoce su cuerpo, tema vital para tener éxito en este particular.

Mi primera recomendación es conocer tus medidas, tenerlas anotadas y disponibles en centímetros y pulgadas puesto que puede variar dependiendo de la tienda, diseñador o casa de moda. Recomiendo refrescar las medidas cada seis (06) meses puesto que el cuerpo puede variar por distintas razones.

Como segunda recomendación para comprar online es importante que conozcas someramente sobre telas y materiales utilizados en la ropa, porque así sabrás mejor de la calidad o falta de esta de lo que vayas a comprar. Si es de esas piezas pegadas con goma o de tendencia transparente al estirarlas, no recomiendo para nada que botes tu dinero ahí.

La tercera recomendación que te sugiero es que preguntes y re-preguntes antes de comprar. Hay formas de evitar malas compras, compras fallidas o compras a corto término. Tienes derecho a preguntar dudas razonables sobre tu futura compra online, nunca olvides eso. Importante que compres absolutamente segura de lo que quieres, si dejas en los encargados de la tienda o casa de moda tu elección probablemente termines comprando algo que no terminarás usando o con lo cual no te sientas segura. Un vendedor siempre te dirá que te ves estupenda cuando en realidad quizá no lo luzcas tanto.

Si estás considerando comprar algo de cualquier plataforma de las redes sociales, la transparencia con que se manejen es importantísima. Si ves páginas de Instagram con candado, sin datos de contacto, ten precaución, no suele ser una señal positiva.

Mi quinta recomendación es que leas siempre los reviews o recomendaciones que da la gente de la tienda o casa de moda, suele despejar dudas en un alto porcentaje de los casos. A menos que sea un cliente resentido con la marca, las impresiones de la gente suelen ser bastante cercanas a la realidad. Si son reviews con fotos muchísimo mejor. Investiga la marca, se un comprador inteligente.

Por último, sugiero probar la marca comprando una pieza que no sea de alto valor, en caso de que no tengas cómo comprobar la calidad de lo que ofrece esa tienda o casa de moda, puedes hacer una prueba modesta antes de lanzarte a hacer grandes compras.

Cuidar tu dinero y comprar cosas de calidad es una forma muy íntima de demostrar alta y sana autoestima.

El mercado de tallas grandes tiene grandes deficiencias en el área del cliente con este particular, al no haber opciones cuando encontramos alguna nos lanzamos a por esta sin primero analizar lo que tenemos al frente. Cosa comprensible, pero si queremos cambios, debemos nosotros como clientes educarnos, exigir con conocimientos de lo que hacemos, empoderarnos, ser una población más consciente de lo que estamos haciendo y hablando.

Cómo gastas tu dinero en tu apariencia personal dice mucho de ti, no lo olvides…

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: