¡Adiós flacidez, hola cuello tonificado!

cuello

Nuestro cuello es una de las zonas a las que le prestamos el mínimo caso hasta que llega la hora de los lamentos. Como ya hemos dicho en otras oportunidades hay miles de cremas y tratamientos en el mercado para combatir el paso del tiempo pero, ¿por qué esperar o confiar solamente en eso? Para mantener un cuello joven te traemos unos ejercicios que ayudan a tonificar los músculos de tu cuello. ¿Preparados?

Primero, es importante que incluyas en tu rutina de cuidado facial desmaquillar tu cuello a diario con movimientos ascendentes y cuidarlo con cremas hidratantes y protector solar. Si pasas de los 40 te recomendamos incorporar cremas específicas para esta zona; estos productos tienen activos tensores que también le irán genial a la parte del escote.

¿En qué consiste el yoga facial?

Esta técnica parte de la premisa: “Los músculos de la cara, no son diferentes a los del resto de nuestro cuerpo solo son más pequeños”.  Para poder ver buenos resultados necesitamos ser constantes y dedicar entre 10 a 15 minutos al día por lo menos 4 veces a la semana. Lo bueno de estos ejercicios es que los puedes hacer en cualquier momento del día mientras miras la televisión o vas de camino al trabajo.

Rutina de ejercicios

  • Saca la lengua, apóyala detrás de los dientes de la zona inferior de la boca en la parte delantera. Coloca la punta de la lengua bien sujeta a los dientes y estira hacia afuera formando un arco. Repetimos 3 veces. Esta rutina es ideal para tonificar los músculos del cuello y suavizar la papada.
  • Con las dos manos juntas, pon las palmas justo donde termina el cuello a la altura de la barbilla, eleva la cabeza ligeramente hacia atrás, saca un poco el mentón y seguidamente mueve el labio inferior hacia afuera y hacia arriba hasta que pase por encima del labio superior. Es importante que el labio inferior cubra el labio superior. Baja y sube el labio inferior 15 veces. Haz 3 series de 15 repeticiones.
  • Relajamos los hombros, tomamos aire por la nariz, llevamos la mirada al techo y tensionamos el cuello pronunciando insss, insss, insss. Hay que hacer 5 repeticiones.

A partir del tercer mes empezarás a notar la tonificación facial; además te recomendamos hacer estos ejercicios desde los 25 años así podrás prevenir y retrasar la flacidez del cuello. Si por el contrario ya estás sufriendo los estragos no te preocupes, tardar un poquito más pero lograrás tener un cuello fabuloso.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!