Amor en tiempos 2.0

Antes, para establecer una relación amorosa las personas solían conocerse por meras casualidades del destino o por un amigo en común. Ahora, concretar una cita está sólo al alcance de un clic o mejor dicho, de un swipe.

Hay muchísimas aplicaciones para conocer gente y establecer un match. Una de ellas es Tinder; odiada por muchos, amada por otros. Puede ser la solución para algunos millenials que escasamente disponen de tiempo para citas.

Obvio, todo tiene sus pros y contras, así que tienes que ser valiente. El uso de Tinder es bastante sencillo. Para empezar, debes descargar la aplicación, asociarla con Facebook y automáticamente esta recogerá datos sobre ti. En primer lugar, no permite publicar en tu muro, pero sí obtener información valiosa como tu nombre, edad, gustos, lugar de estudio o trabajo, etc.

_86462196_img_0414

Cuando este proceso ha terminado, ingresas en la aplicación y esta te pedirá que selecciones las fotos de Facebook que quieras que aparezcan en tu perfil de Tinder y que también puedes importar desde la galería multimedia de tu smartphone.

Cuando tu perfil está completo, Tinder te preguntará por tu preferencia sexual, el rango de edad y el kilometraje que te gustaría abarcar. Finalmente, cuando cumples con todos estos requisitos, te aparecerá un “catálogo” de candidatos con características similares a las que has elegido previamente.

Si te gusta una de las sugerencias de Tinder, sólo le tienes que dar swipe derecho para un like o swipe izquierdo para un dislike. Y en medio, tiene las opción de super like (en caso de que alguien te haya gustado mucho). Si dos personas se dan like, Tinder le enviará una notificación a ambos usuarios de que hay match y automáticamente se abrirá un chat privado. Es allí, cuando la verdadera acción comienza.

Tinder dating app photo

Por su supuesto que debes ser muy cauteloso. Cuando conozcas a alguien asegúrate de que al menos tengan amigos en común con los cuales puedas verificar información. Sino, pídele a la persona con la que has hecho match, que te suministre sus redes sociales. Y aunque parezca un “Stalking” intenso, a través de plataformas como Instagram, Facebook e incluso Twitter, puedes comprobar quiénes son sus amigos, familiares y otros datos de valor.

Cuando te aseguras de que no es una persona peligrosa –aunque esto es relativo- concretas una cita en persona. Para ello, trata de que sea en un lugar público y al menos avísale a un amigo o familiar lo que tienes planeado hacer. Recuerda, un plan B siempre es una buena opción. Sé precavido.

Con el tiempo te vuelves experto, aunque siempre debes estar consciente de los peligros que acarrea conocer gente a través de esta vía.

Tinder no es la única aplicación. En el mercado existen Apps como:
  • Happn: Aplicación que rastrea la ubicación de las personas con las que te has cruzado en la vida real y si ambos se gustan se establece un chat privado.
  • Grinder: App que posee el mismo funcionamiento de Tinder pero es exclusiva para la comunidad LGBTI
  • My crush : Una app diseñada para conectar con latinos solteros.

Así como estas, existen diversas opciones en la Play Store/App Store a las cuales puedes recurrir. Lo importante a recalcar aquí es que si optas por establecer relaciones a través de esta vía, sepas deducir cuándo es sano y cuándo no.

Tinder y otras aplicaciones te pueden dar experiencias maravillosas así como otras no tan prometedoras. Está en ti arriesgarte y saber si has encontrado al match perfecto o no.

¿Y tú… Has usado Tinder? Cuéntanos tu opinión en @TendencyBook

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!