La casa de Ana Frank, espacio de la coexistencia en Amsterdam

Ana Frank

Ana Frankexiliada por un delito, que según los acusadores consistía en sus orígenes, por ser judía, por tres años se vio obligada a vivir a escondidas junto a su familia y otras personas en un pequeño espacio, para luego morir en un campo de concentración nazi. ¿Cuál fue el aporte que esta joven adolescente dejó al mundo? La respuesta es simple, Ana se convirtió en un símbolo de la resistencia y de la lucha contra la discriminación.

No logró cumplir su sueño de ser periodista o escritora, pero su padre logró alzar su voz luego de su muerte, publicando su diario, un libro donde anotó todo lo que pudo mientras vivió escondida durante la guerra. Hoy en día el lugar donde permaneció «La Casa de atrás«, es un museo, llamado así por ella misma, se logró convertir en esto gracias a que la sociedad de Amsterdam y Otto Frank, padre de Ana y único sobreviviente de su familia, lucharon para preservar el sitio.

En el lugar, que consta de un edificio completo, entre espacios de exhibición, una librería y un café, y presenta las oficinas de la casa frontal reconstruidas a su estado original en la década de 1940. En exhibición en el museo está el Premio Oscar que Shelley Winters ganó, y posteriormente donó al museo, por su interpretación como Petronella van Daan en El diario de Ana Frank. En la exhibición también se pueden ver objetos personales de la familia, como fotos del matrimonio de los padres de Ana, libros personales y hasta un tocadiscos infantil.

La colección de la Casa de Ana Frank abarca, entre documentos y objetos, unas 15.000 piezas. Todas ellas cuentan la historia de Ana Frank, la de su diario y la de la Casa de Atrás. La historia de Ana es fuente de inspiración para artistas; de ahí que se hayan escrito y producido obras teatrales y películas y se hayan creado pinturas y esculturas basándose en ella. Algunas piezas especiales provenientes de esta colección también podrán verse durante la exposición.

El desarrollo de esta historia es ejemplo de la coexistencia que los Frank complementaron, el museo abrió sus puertas el 3 de mayo de 1960 con la ayuda de suscripción pública, tres años después de que una fundación fuera establecida para proteger a la casa de una empresa que buscaba demoler la zona. Como un bonus está ubicada en la ciudad de Amsterdam, uno de los mejores destinos turísticos del mundo.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!