Anna Wintour la dama de hierro de la moda

Anna Wintour la dama de hierro de la moda

El mundo de la moda es un ajedrez complicado que no tiene un rey, pero, compensa la figura de una reina todopoderosa que es capaz de elevar o hundir la carrera más prometedora de diseñadores, modelos, estilistas y fotógrafos. Esta reina responde al nombre de Anna Wintour la dama de hierro de la industria. Con más de 30 años ostentando el cargo de directora en jefe de revista Vogue, la reina aun no pretende abdicar y esto es lo que debes conocer de la poderosa dama de la moda.

La ciudad de Londres la vio nacer en 1949 y a sus 20 años la acompaño cuando fue contratada por Harper’s & Queen. Los controvertidos años 70 la llevaron directo a la ciudad de Nueva York cuando es fichada por la revista Harper’s Baazar, luego en 1983 entra en la edición Norteamérica Vogue como directora creativa, pero, su ciudad natal la reclama de vuelta para ser la directora de la Vogue británica.

Años después Estados Unidos le vuelve a dar la bienvenida para ponerse al frente de la publicación House & Garden, y un año después asume su lugar en el trono de la prestigiosa Vogue como su directora en jefe. “En el primer número de septiembre que hice yo, cuando quiera que fuese eso, puse a Naomi Campbell en la portada. Recuerdo que en esa época teníamos que enseñar la revista a la dirección. Cuando se la mostré se hizo un silencio total, porque no podían creer que hubiese puesto a una modelo afroamericana en la portada del número de septiembre –el que más páginas y más anuncios tiene, la verdadera biblia del diseño de la temporada–. Entonces se consideró muy arriesgado”, rememora Anna al celebrar su 30 aniversario en Vogue.

Además de convertir a Vogue en una marca de interés global y en la biblia de los amantes de la moda, Anna alcanza una nueva dimensión de influencia cuando asume la directiva de la exposición anual del Instituto del Traje del Museo Metropolitano de Nueva York en el que cada primer lunes del mes de mayo se celebra una gala que da inicio a la exposición.

Bajo su dirección han aparecido en portada primeras damas como Hillary Clinton y Michelle Obama o celebrities como Kim Kardashian. “Sabíamos que iba a impactar a todo el mundo. No se puede hacer algo así en todos los números. Hay que tener un equilibrio entre las portadas más tradicionales y algo que sea muy sorprendente. Vogue tiene que ser una autoridad, no puede ir demasiado por delante, ni tampoco demasiado por detrás. Hay que saber exactamente cuándo traspasar los límites”.

Su influencia llega a la política cuando en el 2013 asume la dirección artística de Condé Nast. Registró pérdidas tras sufrir un descenso en los ingresos de 500 millones de dólares. Quizá de ahí su ascenso de ahora. «Anna ha sido una de las fuerzas motrices detrás del éxito de Condé Nast, así que es un gran privilegio ampliar su influencia más allá de la marca Vogue y hasta el resto de la organización», anunció el consejero delegado de la empresa, Charles Townsend, en un comunicado.

A sus 70 años, siendo responsable de los medios de comunicación más importantes en materia de moda, Anna Wintour demuestra una capacidad única de proyección de éxito, disciplina, fuerza e influencia a nivel mundial.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!