Carbón como mascarilla, hablemos sobre sus propiedades

Carbón

Así como nuestro cabello tiene días en los que no quiere cooperar y no queda más que declararlo como un total «bad hair day», nuestra piel también pasa por esos días. De hecho, se ha comprobado que hay días en los que nuestro rostro puede lucir opaco debido a los cambios hormonales que tenemos.

Pero esto se puede evitar, y hasta revertir, con ciertos productos de belleza, en este caso las mascarillas de carbón. De origen coreano, se ha vuelto muy popular por ser un ingrediente que purifica la piel, mantiene la elasticidad y luminosidad en el rostro, además de ser un ingrediente que no reseca ni daña.

Los beneficios del carbón no son desconocidos, de hecho en la antigüedad utilizaban su poder de absorción para eliminar el veneno del cuerpo, pero ahora éstos se orientan más al cuidado de la piel.

Te libera de toxinas

Este ingrediente, combinado con la arcilla, ayuda a la limpieza y desintoxicación de tu piel, ya que absorbe todas las toxinas a las que nos exponemos diariamente con la contaminación.

No más poros abiertos

Si sufres de poros abiertos, esta mascarilla te encantará ya que al utilizarla con frecuencia (dos veces a la semana) reducirá el tamaño de estos, y eliminará las impurezas que se acumulan dentro.

Ojos azules

Elimina bacterias

El mayor foco de bacterias que tenemos los humanos son las manos, ahora imagínate todas las baterías que dejas en tu rostro cada vez que lo tocas. Pero no te preocupes, una simple mascarilla de carbón eliminará todas estas impurezas.

Brinda luminosidad

Si tu sueño es tener una piel de porcelana, una mascarilla de carbón te dará luminosidad. Ya no tendrás que usar filtro.

Elimina los puntos negros

Se encarga de eliminar todas las impurezas que se acumulan en los poros, evitando la aparición de puntos negros.

Mascarila

Exfolia la piel

Con su textura ligeramente arenosa, el carbón activado es bueno para la exfoliación de la piel. ¡Piel suave cuando sea!

Elimina las cicatrices y los efectos del acné

El carbón se puede utilizar para eliminar suavemente las cicatrices e imperfecciones del acné. Su textura ligeramente abrasiva ayuda a eliminar la piel muerta en la parte superior de las cicatrices del  revelando la nueva piel debajo.

¿Lista para probarla?

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!