El chocolate, la receta del amor

chocolate

El chocolate es un alimento derivado del cacao que guarda muchos secretos y anécdotas. Suena simple, pero esta unión de productos con azúcar puede hacernos sentir feliz. La tradición de regalar chocolates cuando nos enamoramos, además de porque es delicioso y todo el mundo lo ama, viene del conocimiento que puede hacernos sentir felices y es un ingrediente perfecto para alejarnos de dramas amorosos y despechos.

Después de una decepción amorosa, es común que perdamos el apetito. También podría ocurrir todo lo contrario, que busquemos consumir alimentos que tienen muchas calorías y comer descontroladamente. El remedio perfecto para estos cambios es el chocolate, puede ayudarnos a sentirnos mejor en pequeñas escalas y es difícil decirle que no en cualquier momento.

Resulta que es sumamente estimulante y que puede causar placer el consumirlo, tanto así que algunos extremistas, hace unos años en algún rincón del mundo, prohibieron a las monjas que comieran chocolate porque la sensación puede ser asociada al placer del sexo.

Consumir este alimento puede ayudarnos a estimular el líbido y el deseo, ademas de tener fabulosos beneficios para el cuerpo humano como, por ejemplo, ser una maravillosa fuente de antioxidantes que retrasan el proceso de envejecimiento. Con esto no queremos decir que comiendo chocolate las personas pueden superar depresiones o dejan de envejecer, solo afirmamos que puede aportar efectos positivos en estas situaciones negativas.

Un dato interesante es que comer un poco de chocolate antes de tener relaciones o intimidad, puede ayudar a que el placer sexual se intensifique un poco. Es considerado un afrodisiaco que resulta muy atractivo para ambos sexos, no importa si eres hombre o mujer.

El proceso ocurre cuando las papilas gustativas, que detectan el chocolate en la boca, provocan que el cerebro produzca endorfinas, mejorando el flujo sanguíneo. Son liberadas por el cuerpo para sentirse bien, produciendo alegría y felicidad, y, claro está, esto último se asocia con el amor y sentirse enamorado. Al mejorar el flujo sanguíneo también disminuye la presión arterial, así que algunos médicos recomiendan consumir chocolate sin azúcar a pacientes con hipertensión.

Otra manera de explicarlo es decir que este alimento tan delicioso está compuesto por más de 300 químicos naturales. Algunos de ellos afectan el cerebro humano liberando neurotransmisores, los cuales son los responsables de nuestras emociones y de cómo nos sentimos. Ni siquiera es considerado como una grasa saturada, pues una dona bañada en chocolate deja de ser tan saludable como una tableta de chocolate en sí misma.

La conclusión es que en las cantidades correctas puede ser considerado un amigo y aliado, más que solo un alimento. No exageres comiéndolo, tampoco queremos que le hagas daño a tu cuerpo con grandes cantidades. Lo ideal es una barra de chocolate mediana en un día, !no más!

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!