Claves para mantener la calma en un mundo acelerado

calma

Leemos el artículo «El secreto de los samuráis para mantener completamente la calma» y tomamos prestado un segmento:

La calma, tan necesaria para desarrollar la creatividad, el talento y la búsqueda de la espiritualidad, se ha convertido casi en una utopía debido a la vorágine contemporánea, en la que los cafés para llevar y los sándwiches de máquina son la gasolina para mantener un frenético, y casi obligado, ritmo de vida. Un rasgo de nuestra contemporánea sociedad de la incertidumbre, en la que la falta de control y seguridad también puede combatirse con estrategias propias de los samuráis:

  • Tener presente la fatalidad. Una de las principales enseñanzas del Código de Bushido (o del samurái) es que para mantener la mente en calma hay que tener presente la idea de la muerte en todo momento. “Cada día y cada noche, desde la mañana del Año Nuevo hasta la Nochevieja”.
  • Recientes investigaciones psicológicas han demostrado también que imaginarse siempre lo peor que le puede ocurrir a uno, ser consciente de los riesgos, por lejanos que sean, es una de las mejores formas para mantener la calma. Unas afirmaciones que contradicen los principios básicos de la psicología positiva. Se trata de lo que los estoicos denominaban “visualización de lo negativo”.
  • Entrenar sin descanso y superarse cada día. Estar preparado para lo peor, anticipando escenarios conflictivos, es la mejor arma contra el miedo. Entrenarse pensando en situaciones difíciles nos ofrece una gran seguridad (y por tanto tranquilidad), pues sabemos que cuando las cosas se pongan tensas o tengamos que resolver algún conflicto estaremos capacitados para hacerlo.
  • Fomentar la sensación de control. Concentrarse en lo que uno controla es un poderoso modo de reducir la ansiedad y afirmar la autonomía frente a las situaciones caóticas. Para ello, la mejor estrategia psicológica es exagerar poniéndose en los escenarios más adversos posibles.

Sin duda, este Código de Bushido contiene mucha sabiduría para enfrentarnos a las circunstancias actuales. ¿Cuáles son las lecciones que podemos aprender de esto?


Información tomada del blog Aprendizaciones.

Sergio Sosa
Economista (1987). Blogger desde el 2000. Beer Enthusiast. Music lover.
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!