Connect with us

Colaboradores

Cómo llevar la tendencia de los pantalones con rayas laterales

Lo curioso de esta tendencia es que nació en la primavera del 2016

Compartir:
Michelle Santos Uzcátegui

Published

on

A veces las tendencias nos agarran desprevenidos. Fuera de base. Nadie se percata de que llegarán una vez ya están aquí. Es toda esta era de la tecnología y la inmediatez. Cualquier cosa se hace viral, cualquier cosa se puede hacer tendencia esté o no esté en los desfiles que tanto nos gusta ver cada ciertos meses.

Lo cierto es que con el triunfo del sporty chic hace unos años y más recientemente del athelisure, no podemos extrañarnos demasiado por el reinado de los pantalones con rayas laterales. Fueron la pieza perfecta para los looks abrigados de invierno, son el complemento perfecto para los outfits más frescos del entretiempo y durante la primavera/verano seguirán siendo una prenda recurrente para las más fashionistas.

Lo curioso de esta tendencia es que nació en la primavera del 2016, algunos looks de Chiara Ferragni y Olivia Palermo lo confirma; durante el 2017 estuvo presente, pero no con demasiado furor y a comienzos del 2018 fue que se convirtió en una de las prendas más buscadas en internet. Justo como esa expresión de “break de internet”.

Por otro lado, lo mejor de ella es que no sólo las que tienen un estilo más deportivo pueden usarla, sino aquellas con uno más elegante y hasta femenino. Todo depende de los complementos y el estilismo con el que se mezcle esta prenda.

Algunos tips para usar pantalones con rayas laterales:

  • Si quieres un look más elegante, combínalos con tacones y un blazer.
  • También puedes buscar algún pantalón corte recto y de gabardina que tenga estas rayas.
  • Los converse son el calzado ideal para llevarlos en un mood más athleisure y urbano.
  • En conjunto, con una chaqueta a juego, son el outfit de diario perfecto.
  • Si sientes que el negro es demasiado para ti, puedes optar por unos blancos o algún otro color más claro.

Por: Michelle Santos Uzcategui 

Compartir:

Colaboradores

Mi silueta, tu silueta

¿Conoces cuáles son los tipos de silueta?

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

silueta

La silueta va un poco como aquello de los tipos de belleza, hay un tipo distinto tantos como personas existen, sin embargo según el Fashion Institute of London, los seres humanos ocupamos en el mundo del patronaje y la moda 11 tipos de siluetas, de los cuales 7 son exclusivos a las tallas grandes.

La diseñadora Yuliya Raquel a través de su casa de modas Igigi www.igigi.com, se tomó a la tarea de diagramarlas -siendo la única iniciativa a la fecha- y desde entonces miles sin su permiso han hecho uso de las mismas.

En esta ocasión y con su bendición absoluta les explicaré de forma sencilla, ¿cuáles son los tipos de silueta? Y cómo puedes identificar la tuya.

1.- Losango o diamante.

La característica principal de esta figura es la cintura ancha, el abdomen abultado es una característica común, que no siempre está presente.

diamante

Es importante evitar fajines en la ropa, cinturones anchos y todo lo que atraiga la atención hacia esa zona del cuerpo.

2.- Reloj de arena

La característica principal de esta figura es la proporción perfecta entre caderas y hombros. Es la figura más buscada y aceptada en el modelaje de tallas grandes cabe destacar.

reloj de arena

Para conservar la proporción visual es importante no sobre adornar las caderas o los hombros.

3.- Forma de pera

Algunos les conocen como forma de triángulo. Las caderas y abdomen son los grandes protagonistas aquí. Los hombros suelen ser angostos.

forma de pera

Se recomienda resaltar el busto, el cuello y los hombros para generar equilibrio visual.

4.- Rectángulo

La silueta humana sigue literalmente ese patrón, haciéndose difícil distinguir la cintura a la hora de realizar el estilismo. Esa es su característica principal. Es común en mujeres con esta silueta con piernas muy largas.

rectángulo

Se recomienda el uso de cinturones y pantalones de talle bajo.

5.- Forma de triángulo

A pesar de tener similitudes con la forma de pera, el abdomen acá no suele destacarse tanto como para tomarle en cuenta.

Forma de triángulo

Se recomienda al igual que en la forma de pera, destacar siempre el busto, cuello y hombros a la hora de vestir.

6.- Forma ovalada

En esta forma o silueta el gran protagonista es el abdomen, puesto que visualmente se lleva toda la atención de la figura.

Forma ovalada

Los famosos vestidos corte imperio son un must en los closets de mujeres con esta figura puesto que favorecen totalmente estos cuerpos. 

Es importante evitar a toda costa: faralaos, volantes, cinturones y pantalones a la cadera.

7.- Triángulo invertido

Los hombros son las estrellas absolutas de esta figura, el tronco suele ser corto y las piernas eternas en su longitud.

Triángulo invertido

Es importante evitar todo accesorio y atención en el estilismo de la cintura para arriba.

Las faldas en corte A, con volantes, los cinturones amplios y los zapatos llamativos son unos aliados incondicionales en el buen vestir de la silueta bajo esta figura.

Para conocer quiénes somos es importante equivocarnos, aprender cada centímetro o pulgada de nuestro cuerpo y, por sobretodo, como siempre les digo disfrutar el proceso. La moda no debe ser jamás para dañar o sufrir.

¡Hasta la próxima!

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

Jeans: cómo y cuándo

Nos pueden acompañar en cada ocasión

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

jeans

Los jeans, mahones, pantalones de mezclilla o denim son de las piezas más usadas y necesarias en nuestro closet. Nos pueden acompañar literalmente a cada ocasión, desde la más informal hasta la más formal siempre y cuando sepamos cómo complementarlo.

Para las mamis es la pieza favorita porque aguanta los embates de sus criaturas; para los caballeros representa la comodidad siempre buscada y necesaria para ellos.

Pero a la hora de comprarlo, el segmento de las tallas grandes es un gran perjudicado, por la escasez de tallas, modelos y opciones. El resultado suele ser el mismo: clientes inconformes y frustrados.

Al hacer estudios de campo los resultados son los mismos, al parecer en la industria de la moda aún no dan con la fórmula del jean perfecto en tallas grandes. Pero a lo que nos ocupa.

Al comprar jeans hay algunas claves que debemos tener presentes para que el margen de error sea menor.

En el mercado hay al menos 16 modelos o tipos de jeans así que debes tener en claro para comenzar cuál modelo quieres y si éste te favorece de acuerdo a su corte y tu figura –que nada tiene que ver con tu peso o talla- teniendo esto claro puedes comenzar la búsqueda con el panorama claro.

A partir de la talla 16 americana los jeans suelen venir con un porcentaje alto de stretch para ayudar a ajustarse a las curvas con más facilidad. Es importante que antes de comprar ese pantalón nos fijemos en la calidad del stretch, suele a veces no ser muy bueno, y viene entonces un problema post-compra: el pantalón se estira de más –cosa que no debe pasar- y vienen incomodidades no esperadas.

Comprar en nuestra talla siempre es importante, pero cuando se trata de la tela denim, de la que se hacen los jeans es más importante todavía. Un jean en una talla que no es la nuestra puede hacernos deslucir terriblemente. Sin contar los problemillas colaterales que pudieran generarse como las rozaduras, entre otros…

Y hablando de la talla, es importante en ese proceso de conocer nuestros cuerpos que conozcas tus medidas. Me pasó alguna vez y estoy segura que a ti también, que descartaste probarte algo por lo que decía la etiqueta. La etiqueta tiene en ella solo un número, ese número no es reflejo de absolutamente nada. Recuerda que tampoco hay legalmente una regulación con el tema de las tallas a nivel mundial y es por ello que hay tanta disparidad entre marcas. Puedes quizá escoger un jean que sea talla 20 y tú seas talla 24 (me ha pasado cientos de veces) es por ello tan importante que sepas tus números. Quizá estés descartando comprar una pieza que sí te sirva y sea de tus medidas, pero que no esté en tu talla.

Por último y no menos importante, lleva expectativas sanas de lo que vas a encontrar. Sabemos y para nadie es un secreto la profunda carencia de moda en el sector de las tallas grandes, sabemos que no será mucha la variedad de cosas que encontremos, y que si queremos variedad debemos acudir al mundo 2.0 para más opciones. Sin olvidar las importantes recomendaciones que compartí en este espacio semanas atrás de cómo hacer compras online. Los mercadillos o flea markets son una muy buena opción, te puedes sorprender de las buenas cosas que allí consigas, yo siempre le llamo tesoros.

Ve con buena actitud y disfruta la experiencia, recuerda que el proceso de amor propio está en todo, y eso incluye el momento en que compramos nuestros atuendos.

Happy shopping!

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

Equivocarse al vestir, un acto necesario

Amarnos significa ser pacientes con nosotros mismos

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

vestir

Para dar una primera buena solo tenemos una oportunidad y eso lo tenemos claro, pero igual de importante es no sufrir con lo que decidamos vestir; ni por incómodo, ni por llamativo, ni por equivocado que sea.

Semanas atrás me sucedió algo curioso y que alimentó de una forma sana mi autoestima. Ya  perfecta para salir de unos pendientes, vestida para la ocasión, cuando salí de casa me di cuenta que se me fue la mano con los accesorios. Demasiados y muy grandes. ¡Craso error! Ya era tarde para corregir el entuerto, así que me dispuse a disfrutar el día y sacar el máximo provecho de la jornada como así me lo había propuesto. Compartí ese día la foto en mis espacios y el feedback fue positivo, contrario a la imagen que tenía de mi misma por mis excesos al vestir ese día. Situación que me hizo entender muchas cosas y por eso decidí escribir al respecto.

A veces equivocarnos al vestir es bueno, porque nos hace comprender que a veces los dramas al vestir no son necesarios, que la percepción que tienes de ti no es necesariamente la mejor, y que no pasa nada si te excedes en tu outfit.

¿Qué nos deja todo esto? Nos enseña a conocernos, a saber mejor cuales son nuestras debilidades para trabajar en ellas para que además nuestra autoestima sane. Nos enseña a mejorar en el vestir y aprender con mucho más detalle qué nos queda y qué no nos queda, disfrutar el proceso en el intento.

Muchas personas, muy especialmente en el mundo XL son considerablemente aprehensivas con este tema, porque ya el tema de conseguir ropa ha sido bastante agotador. Sumado a todas las otras cosas en paralelo con las que se debe lidiar. Cualquier exposición potencial a las críticas, a las burlas, al ridículo generan una situación de ansiedad importante, simplemente es impensable.

Equivócate, ríete, lanza al viento esa mortificación que te produce esa prenda de tu guardarropa con la que te vestiste por error o que quizá sufrió un percance a lo largo de tu jornada. Sé que no es fácil, pero esa aprehensión alrededor de la ropa no es sana ni positiva. Al final, no se logra nada, sino una autoflagelación emocional que solo hace ahínco en cualquier herida o punto débil en el cual aún no hayas trabajado o en el que te encuentres trabajando.

¿Te equivocaste al vestir? ¿Tu vestuario se dañó en el transcurso de tu jornada? Respira profundo, toma nota para una próxima oportunidad, perdónate y trata de pasar la jornada de la manera más tranquila posible.

No te castigues, por el contrario, es una oportunidad maravillosa de reforzar tus conocimientos en moda, en ti misma, en lo que quieres y en lo que no.

Amarnos significa ser pacientes con nosotros mismos y esta es una bonita oportunidad para poner esto en práctica.

¡Hasta la próxima!

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: