Todo lo que debes saber acerca del mindfulness

mindfulness

El mindfulness es una práctica basada en la meditación vipassana. Consiste en prestar atención desapasionada a los pensamientos, las emociones, las sensaciones corporales y al ambiente circundante, sin juzgar si son adecuados. La atención se enfoca en lo que se percibe, sin preocuparse por los problemas, por sus causas y consecuencias, ni buscar soluciones.

El retroceso de algunas estructuras inmóviles que conocíamos, como la fe, ha generado un gran movimiento dentro de lo que son maneras y técnicas para lidiar con todo lo que la propia existencia significa: dolor, angustia, miedo, entre otras emociones cotidianas, que en ocasiones las sentimos como si fuesen una especie de avalancha que se aproxima a nosotros para dejarnos sepultados. Lo bueno es que aún hay esperanzas. El mindfulness se presenta como una técnica que nos ayuda de manera muy efectiva a manejar de manera más efectiva las circunstancias de la vida misma.

Mindfulness significa plena consciencia, la atención centrada en este preciso momento, aprovechar el regalo del hoy y el ahora. Consiste en prestar atención desapasionada a los pensamientos, las emociones, las sensaciones corporales y al ambiente circundante, sin juzgar si son adecuados. La atención se enfoca en lo que se percibe, sin preocuparse por los problemas, por sus causas y consecuencias, ni buscar soluciones.

Esta técnica invita a estar de manera consciente en el presente, sin juzgar, deliberadamente, las experiencias que vamos atravesando en nuestro camino. Esta técnica, reformulada del vipassana, es la misma que usó Buda para iluminarse y es una nueva forma de ser, experimentar y mejorar nuestro equilibrio.

¿Qué pasos puedo seguir?

Existen algunos preceptos que pueden ayudarnos a entender un poco mejor de qué se trata esta forma de ser. El primero es estar presente en el ahora. Eso significa entender que la vida es ahora mismo cuando la estamos experimentando. El pasado y el futuro están en la mente, dígase en la memoria o la imaginación, pero la realidad está aquí al alcance de tu experiencia para ser vivida. Por otro lado, tenemos el hecho de aceptar y responder, que no es otra cosa sino abrir nuestra disposición a aceptar las realidades como son y, en base a su propia naturaleza, activar una respuesta acorde. Esto es muy positivo porque ayuda a ver las cosas como son y no como yo las quiero ver.

Para estar en la opción posible de entender de forma calmada muchas de las cosas que suceden a nuestro alrededor, debemos estar abiertos a darnos cuenta sobre la esencia de aquellas cosas que nos perturban. Una vez que se abre ese proceso, podemos entonces dejar ir todo lo que no nos rinde frutos. Igualmente importante es el hecho de simplemente ser. Como lo comentábamos algunas líneas atrás, el hecho de estar en el presente, donde realmente se puede ser, sin caer en el vicio de la preocupación, puede ser un arma de gran ayuda para aumentar la calidad con la que experimentamos la existencia.

La alimentación no queda de lado porque el momento de la comida, ése cuando nos sentamos tranquilamente a comer, puede servir como una herramienta fenomenal para poner en práctica nuestro mindfulness. Por ejemplo, cuando nos sentamos a comer, a veces, lo estamos haciendo mientras pensamos en la visita que debemos hacer después o el correo electrónico que no hemos enviado. El momento de la comida puede servir para comer con plena consciencia. Es decir, estamos sentados allí no solamente en cuerpo sino también en consciencia.

Por último, pero no menos importante, tenemos la gratitud y compasión. Estas emociones cambian completamente la visión de la cual recogemos algunas experiencias. La gratitud no es otra cosa sino el agradecimiento y podemos orientarlo en el sentirnos agradecidos de todas aquellas cosas que tenemos y hemos tenido la oportunidad de vivir. Es decir, ver el vaso medio lleno, entendiendo que mientras haya vida hay posibilidades, y no bajo un ángulo pasivo y derrotista como el del vaso medio vacío, donde la atención se centra en la falta.

Uno de los grandes misterios, y sobre lo que han escrito la mayoría de los autores en la historia de la humanidad, es la forma que usamos para manejar la ansiedad que genera la propia incógnita de la vida. No hay necesidad de vivir apurado en la selección de alguna forma en específico, pero sí estar abierto a cualquier posibilidad que pueda generar un resultado positivo en el desarrollo de la vida.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!