El mito del envejecimiento: reflexiones de Jane Fonda

El mito de la vejez: reflexiones de Jane Fonda
VENICE, ITALY - SEPTEMBER 01: Jane Fonda walks the red carpet ahead of the 'Our Souls At Night' screening during the 74th Venice Film Festival at Sala Grande on September 1, 2017 in Venice, Italy. (Photo by Vittorio Zunino Celotto/Getty Images)

Por sesenta años, Jane Fonda ha sido una de las personalidades más reconocidas y aclamadas de Hollywood. Su trayectoria como figura pública ha adquirido muchos matices a lo largo del camino: actriz -ganadora de dos Oscar-, gurú fitness, productora, escritora y activista social, son algunos de los papeles que la hija del legendario actor Henry Fonda ha interpretado y en los que continúa resaltando.

Al día de hoy, la carrera de Jane no se detiene, y no tiene pensado hacerlo en algún momento cercano. Además, continúa dando de qué hablar por su impresionante belleza y estilizada figura. En sus más recientes entrevistas, Fonda se muestra optimista acerca del futuro, asegurando que todavía hay experiencias que desea vivir y disfrutar. A sus ochenta y dos años, afirma que el proceso de envejecer es “a cierto grado, negociable”.

“A lo que debemos aferrarnos es a que, al final, todos tenemos un considerable espacio para modificar nuestra experiencia de envejecimiento”, escribió Fonda en su blog. 

Jane Fonda

El juego de la biología 

Para Jane Fonda, la genética y la cronología de los años juegan un papel importante en el proceso de envejecer, uno que no puede ser modificado. Sin embargo, los considera factores que, por sí solos, no pueden determinar cómo se envejece ni durante cuánto tiempo se vive.

“La enfermedad y la decrepitud que hacen intolerable la idea de la vejez no son inevitables. Más bien, a menudo, son el resultado del mal uso y el desuso de nuestros cuerpos”, señala la actriz de Monster in Law.

Afirma que estos elementos son solo el cúmulo de las decisiones que se toman antes de la mediana edad, y el estilo de vida que cada persona lleva. Los hábitos alimenticios, patrones de ejercicio, fumar o beber alcohol, determinarán la forma en que se llega físicamente a la vejez.

Los mitos del envejecimiento

Uno de las incursiones artísticas más recientes de Fonda es su papel protágonico en Grace & Frankie. En la comedia original de Netflix comparte pantalla con la actriz Lily Tomlin, dando vida a dos octogenarias que rehacen su vida tras sus respectivos divorcios.

Una de las críticas positivas que ha recibido la serie es el mostrar a dos mujeres de más de ochenta años sin reducirlas a los típicos estereotipos asociados a la vejez. Los episodios narran la vida de sus protagonistas atravesando dificultades en sus relaciones familiares, amorosas, iniciando un negocio y sacándolo a flote por sí mismas.

Jane Fonda en Grace y Frankie

Fonda descarta la creencia de que la vida de una mujer inicia su declive a los cuarenta, una idea que, afirma, ha sido heredada durante generaciones. “Es una mitología completa que preescribe una obsolencia prematura de la mujer”.

Rechaza también la tendencia de algunas mujeres a mentir sobre su edad, una práctica que, a su juicio, es impuesta por el miedo a ser sustituidas por “modelos más jóvenes”.

“Cuando asumimos la agotadora carga de negar nuestra edad, también estamos negando quienes somos. A cambio de parecer más jóvenes, negamos el camino recorrido y nos arrebatamos el orgullo de los años que hemos vivido”.

Los dóbles estándares 

A su edad, Jane Fonda es contemporánea con galanes de Hollywood como Robert Redford y Michael Douglas, con quienes ha compartido pantalla en múltiples ocasiones. Por esto, no es ajena a los dobles estándares que enfrentan hombres y mujeres al envejecer.

Jane fonda y Robert Redford

Señala que mientras que el físico de una mujer se valora siempre que se mantenga suave e inmutable, las arrugas de un hombre se toman como símbolo de madurez y experiencia.

“Paul Newman tiene el cabello plateado y se vuelve distinguido. A mí me salen canas y me dicen que mejor me lo tiña. Mi amigo Redford obtiene líneas de expresión y yo patas de gallo. ¡No es justo!”.

Trucos de belleza

“Dinero, buenos genes y cirugía plástica”, es la respuesta sincera de Fonda cuando se le pregunta por su secreto para lucir tan hermosa a su edad. Sin embargo, en una entrevista con la revista Elle Canadá, asegura que, aunque hizo uso de ellas por muchos años, ya ha abandonado las operaciones estéticas.

Jane Fonda

El factor más importante para mantener una buena apariencia física es, a su juicio, el cuidado de la piel. “La piel es el envoltorio de nuestro cuerpo. Es el papel de regalo en el que nos presentamos al mundo”. La actriz mantiene un cuidadoso régimen para el cuidado de su piel, pero asegura no tener grandes secretos que compartir.

“No es que no intenté con literalmente todos los productos (…) pero, para mí, la poción de belleza más confiable y natural es una rutina regular de ejercicios combinada con buena nutrición”.

Viniendo de la mujer que hizo populares los vídeos de ejercicio y consiguió que todos usaran calentadores en los años 80, no queda más opción que creerle.

Jorgimar Gómez
Me apasiona contar historias. Soy graduada en Comunicación Social y mis intereses principales a la hora de escribir son el cine, la música, la moda y la cultura pop. También soy escritora de ficción, especialmente de los géneros de romántica juvenil y New Adult.
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!