Mujeres con los pies en la tierra: el movimiento #KuToo

movimiento #KuToo

En una sociedad que cada día bandea los límites entre el deber ser y las tradiciones arcaicas, no es de extrañar que en Japón, las japonesas deseen eliminar el uso de tacones reglamentario en el trabajo y las entrevistas de trabajo. El movimiento #KuToo se populariza cada día más y se espera que con él, el concepto de que la mujer ponga su intelecto, profesión y comodidad por encima de los conceptos sociales de cómo una “mujer profesional” debería verse, cambien de una vez por todas.

Movimiento #KuTooEn Japón, los lugares de trabajo exigen que las mujeres utilicen zapatos de tacón en las oficinas y a la hora de presentarse a una entrevista de trabajo.  En los últimos días ha sido un tema de controversia gracias al movimiento #Kutoo, que empezó la japonesa Yumi Ishikawa. Con una campaña en redes que ha llegado a todo el mundo, las japonesas protestan esta exigencia pasada de moda y hasta han presentado una petición al ministerio de trabajo para crear una ley que prohíba esta exigencia arcaica.

El ministro del trabajo comentó que “socialmente, el uso de tacones es considerado como algo necesario y apropiado en el ambiente laboral”. Una vez más las leyes que pueden proteger la salud mental y física de la mujer quedan en manos de un grupo de hombres. Estamos viendo casos similares con el tema del aborto legal, donde un grupo de políticos, en su mayoría hombres y pasados los 50, deciden qué es lo mejor para el cuerpo de la mujer basándose solo en lo que “es correcto” según una sociedad, sin importar la cantidad de pruebas científicas que desmienten estas creencias antiguas.

Movimiento #KuToo

El movimiento #Kutoo comenzó como un tuit de Yumi Ishikawa quejándose del dolor que le causa usar tacones todo el día en la oficina. Dice “Espero que algún día las mujeres podamos liberarnos de la costumbre de tener que llevar tacones al trabajo”. El hashtag nace de una inteligente mezcla entre el movimiento “#MeToo”, y el juego de palabras entre kutsu (zapato) y kutsuu (dolor).

Cabe acotar, que Japón no es el único país con mujeres descontentas con esta costumbre. Filipinas, Reino Unido y Canadá, son países que han tenido quejas respecto al tacón como obligación en el ambiente laboral. Como si no fuese poco la falta de igualdad a la hora de cobrar, las mujeres tienen que cumplir requerimientos que las incomodan físicamente.

Habiendo una gama de zapatos bajos y hasta sneakers apropiados para un ambiente laboral, mantener el protocolo del tacón en la oficina es una exigencia absurda que solo consigue mostrar la desigualdad que existe entre hombres y mujeres.

¿Tú qué opinas de abolir esta creencia? ¿Te unirías al movimiento #KuToo?

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!