Érase una vez una noche Romana

Atrapada en una sala profusamente decorada, escenario de un somnoliento concierto, una hermosa mujer Bulgari contempla la magia dorada de Roma por la noche: está ahí fuera, a tan solo dos pasos. La Ciudad Eterna la llama con su hipnótica majestuosidad, y ella se agita inquieta en su silla. Los asistentes al concierto mueven lentamente la cabeza al son del solo de violonchelo, mientras ella es incapaz de apartar la mirada de la puerta. Su corazón empieza a interpretar su propia melodía, impaciente por disfrutar de las infinitas posibilidades que brinda esa noche, y ella escucha. De pronto, la bella mujer se levanta de la silla, abandona el tedio, y se sumerge en la noche, huyendo y persiguiendo a un tiempo, magnetizada por las tonalidades doradas de Roma y su perfume hipnótico, por la promesa de aventura. Trepa por los tejados, escala muros y avanza rebosante de alegría para reunirse con sus amigos y emprender la aventura de esa noche bajo la magia del cielo romano.

A través de un viaje cinematográfico, el renombrado director Glen Luchford narra la historia de Goldea, The Roman Night, protagonizada por la top model Bella Hadid, quien, siguiendo los impulsos de su corazón, se adentra en la ciudad iluminada por las estrellas. Roma, cuna de la humanidad, ha sido testigo de millones de historias, romances y aventuras a lo largo de más de dos milenios, convir tiéndose en una eterna fuente de inspiración para Bulgari. Creando una fragancia glamurosa para capturar la pasión inherente a Roma, Bella se disuelve en el misterio de la ciudad, saltando por los tejados de la Ciudad Eterna y tomando el control de su propio futuro: ella es la Reina de la Noche Romana.

Conocido por su innovador enfoque cinematográfico, Luchford revela un lado franco y estimulante de las opciones vitales: Bella es una mujer segura de sí misma, que encarna la extraordinaria calidad de la audaz firma italiana. Desenfrenada y llena de vitalidad, con los ojos brillantes por la confianza propia de la juventud, esta diosa romana simboliza el poder y la libertad de la feminidad.

https://www.youtube.com/watch?v=ZM6qjt0xmL4

Una diosa comtemporánea

Goldea, The Roman Night brilla con el resplandor de la fragancia original Goldea, la evolución natural de su inspiración dorada. Exaltando el oro en todas sus formas, Bulgari forja una fragante preciosidad en cada creación de Goldea, cada una concebida para una faceta distinta de la mujer. El término latino dea, que significa «diosa», simboliza el nombre de la colección, pero también las pasiones del perfumista-joyero romano. Goldea, The Roman Night ref leja la inimitable luz de Roma, captando el brillo de las estrellas y la grandeza de la Ciudad Eterna por la noche. La historia de la diosa Goldea, The Roman Night es una historia que refleja la creación de su fragancia seductora y poderosa.

Bella Hadid contempla los caminos que se extienden ante ella, y luego se zambulle en la inmensidad del cielo nocturno, saltando en su magia negra como un gato brincando por los tejados romanos. Antes de que se desaparezca del edificio como un sueño, Bella se echa unas gotas del elixir nocturno Goldea, The Roman Night para unirse a la magia de las estrellas. Animada por otros que siguen su mismo camino, la espontaneidad guía sus corazones y todos ellos juegan con el cielo nocturno. En el cuello de Bella se vislumbra el destello de una joya Serpenti, el símbolo por excelencia del poder y la audacia para hacer frente a la impulsividad de esa noche mágica. La ciudad resplandece con una efervescencia nocturna, como una glamurosa joya Bvlgari, mientras la aventura se despliega ante ella, bajo la capa aterciopelada de la oscuridad. Ella es la mujer Goldea, The Roman Night que desaparece en su propio cuento a la hora de acostarse, dejando tras de sí una hipnótica fragancia achiprada. Libre y espontánea, es la reina de la noche que gobierna su propio placer y voluntad. Solo ella decide adónde conducirá su camino crepuscular.

Estimulante e impregnada de pasión romana, la fragancia evoca el frenesí de las noches impulsivas, cuando se sigue el instinto y se está abier to al misterio. Al zambullirse en la oscuridad de la noche, la reina sigue sus impulsos, ejerce su liber tad y se echa unas gotas del elixir de oro de las estrellas. La grandeza de Roma se ilumina ante ella, mientras el cielo se convier te en un cine de luz. Es esta dualidad de luz y oscuridad, de poseer su noche mientras desprende su singular luz, lo que convier te a Bella en la multifacética diosa moderna: una joya radiante en la oscuridad. Su sensualidad femenina evoca las formas divinas en el cielo que se extiende sobre ella, la brillante luna que refleja el brillo de su alma luminosa. Ella es esperanza y juventud, pasando del día a la noche sin esfuerzo, con autenticidad y exquisitez. Con la fuerza que habita en ella y la que le confiere su fragancia favorita, Bella Hadid separa las estrellas en su trayectoria crepuscular: ella es la Reina de la Noche Romana.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!