Espíritu de la Navidad, una leyenda hecha tradición

espíritu de la navidad

Cada 21 de diciembre en pleno solsticio de invierno, se celebra el Espíritu de la Navidad, fecha para atraer amor, prosperidad, paz, armonía y unión en abundancia pero, ¿sabes realmente cuál es su historia?

El Espíritu de la Navidad es una tradición nórdica y, según la leyenda que contó el ángel Uriel, hace más de 80 mil años un ser de una galaxia lejana aterrizó en nuestro planeta y se instaló en la zona del norte. Era un viajero alegre que repartía regalos a la gente de la zona.

A pesar de que la iglesia católica lo considera como una tradición pagana, se ha convertido en una fecha para estar con familia, amigos y seres queridos en donde la esencia de mandarina es una de las grandes protagonistas de la noche.

Existen varios rituales para darle la bienvenida al Espíritu de la Navidad, entre ellos realizar cenas, encender velas aromáticas, escribir una lista de deseos y retribuir buenas vibras para eliminar todo lo negativo.

Si quieres realizar alguno de estos rituales debes tomar en cuenta que necesitarás:

  • Hoja de papel
  • Bolígrafo
  • Velas
  • Incienso
  • Alcanfor (si sientes que hay malas vibras)
  • Esencia de mandarina

¿Qué te recomendamos?

Si eres de las que les gusta celebrar el Espíritu de la Navidad o quieres empezar a hacerlo, cada vez que empieces tu ritual debes abrir las ventanas para que las energías fluyan, tener un espacio organizado y elaborar un centro de mesa con 5 velitas en representación de los dones y bendiciones que merecemos. Es importante que se comience la ceremonia con una oración de agradecimiento por todas las cosas buenas que nos han pasado este año.

Una vela roja al sur representa el amor, una vela verde al norte representa la salud, una vela amarilla al este representa la prosperidad, una vela azul al oeste representa esperanza y en el centro, se coloca una vela blanca que representa la conexión con cada uno de los espíritus de nuestra religión.

Luego, cada participante procede a escribir su lista de deseos y se prenden las velas en la dirección de las agujas del reloj. Algunos rituales queman la lista de deseos con la luz de las velas, esperando lo mejor para el próximo año. La esencia de mandarina o el incienso se utiliza para aromatizar el ambiente.

Aquí te dejamos una pequeña oración para que celebres el Espíritu de la Navidad como nosotros:

Amadísimo Espíritu de la Navidad,

Gracias por todos los dones y bendiciones que nos has entregado durante el año,

Gracias por cada amanecer y cada despertar,

                por cada sueño en la noche y cada alimento en el día

por el aliento de vida, por la salud y el bienestar,

por la prosperidad amorosa que pones en nuestras manos,

por la lluvia, por la brisa, por cada sonrisa y cada beso.

Sobre todo por la gracia

que hace que esta familia (o grupo de amigos) permanezca unidos.

Que así sea, que así, sea, que así sea; siempre es.

Amén

Cuéntanos, ¿cómo celebrarás el Espíritu de la Navidad?

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!