Estar en forma sin movernos: ¿es posible?

Siempre hemos escuchado que para estar en forma es necesario contar con una cantidad de tiempo haciendo alguna actividad física que estimula nuestro metabolismo, puede tratarse de cosas tan simples como ir a caminar, correr, montar en bicicleta, hasta entrenamientos más minuciosos. Pero, ¿es realmente posible lograr una buena condición física sin movernos?

Lo cierto es que según el entrenador personal español Luis Hernandez la clave está en la palabra estático. Según su experiencia, estamos acostumbrados a movernos para ejercitarnos pero existe la posibilidad de lograr un efecto similar y con mayor intensidad gracias a los ejercicios estáticos.

A este tipo de actividad se le conoce como Ejercicios Isométricos, tienen como objetivo principal empujar algo que sea imposible de mover, como por ejemplo jalar una cuerda, o empujar una pared, quizás puede tratarse de aguantar un determinado peso sin moverse hasta sentir la sensación de que el músculo se quema.

Beneficios a corto y mediano plazo

Este tipo de ejercicio no es tan popular ya que no requiere de artefacto o es enérgico así que no involucra las suscripciones a los gimnasios, sin embargo, se trata de prácticas eficaces en las que no existe un movimiento aparente pero ayudan a aumentar la fuerza y la tonificados de los músculos, además son ideales para la recuperación de lesiones.

A esto podemos sumarle que activa la mayoría de unidades motoras musculares y es algo que no ocurre en la mayoría de los ejercicios convencionales. Así mismo, resulta práctico y cómodo que para llevarlo a cabo no necesitamos salir de nuestra casa así que si vamos mal de tiempo solo debemos buscar unas rutinas que se adecúen a nuestro horario.

Formas de ejercitarse

Los ejercicios isométricos ejercitan todas las zonas del cuerpo, pero por el tipo de actividad es importante tener mucho cuidado en la posición y el ángulo en la que coloquemos el cuerpo durante el ejercicio, solo así vamos a evitar lesiones y conseguir la tonicidad que estamos buscando.

Entre los ejercicios más populares se encuentra el empujar algo que sea inamovible durante 10 o 16 segundos, a esto le sumamos las flexiones de pecho sin movernos en dirección al piso y sostener hasta sentir la sensación de quemazón.

Alexandra Hidalgo
Disfruto del orden que habita en el caos de ahí mi amor por la moda, la fotografía, los libros y mis peleas con lo absurdo.
TendencyBook