El fenómeno fast fashion en la industria de tallas grandes

fast fashion

Bien es conocido por todos, especialmente por quienes somos parte de la industria de tallas grandes, la profunda carencia de opciones a la hora de vestir; en algunos países de Latinoamérica se repunta una gravedad en el tema pasmosa.

En un ritmo muy silencioso pero indetenible han surgido marcas –harto conocidas por todos– que por su rapidez en la confección, la velocidad en que sacan colecciones y la inmediatez casi imposible en que hacen trajes copiados de otros, aunque lo llamen “inspiración” es realmente preocupante.

¿Qué hay detrás  de esta moda rápida o fast fashion? Por lo poco que he aprendido en tan corto tiempo, es la segunda industria más contaminante en el mundo después de la industria del petróleo que eso ya nos tendría que decir bastante. Detrás del fast fashion se encuentra una industria aún más espeluznante que es la esclavitud y trata de blancas pero me atrevería a decir que en el caso de las tallas grandes es un poco más macabro porque es ropa que no está hecha realmente con el patronaje correcto, mal hecha, de pésima calidad y a un costo emocional alto.

El promedio de tiempo que debe durar una prenda de ropa según estudios es de 2 años y medio. Una prenda confeccionada en el mercado del fast fashion a veces a la primera lavada ya no tiene manera de ser usada una segunda vez.

En el mundo XL el tema de la ropa está estrechamente relacionado con la parte emocional y eso es algo que quien no está empapado de nuestras carencias y dificultades es probable que no sepa entender. Ilusionar a alguien con una prenda de ropa, que además es copia del trabajo de otro, tiene costo humano, está mal hecha para que dure 3 lavadas al menos a mí es algo que no me entusiasma para nada.

Hay infinidad de diseñadores que están haciendo un trabajo increíble con patronajes hechos para tallas grandes, materiales de una calidad estupenda, realmente cuidando cada detalle de su producción y que por pretender que su trabajo tenga el mismo valor que las prendas de moda rápida, el público en general termina comprando en lugar de una blusa de diseñador, 10 prendas de una de estas tiendas y creyendo que hicieron la compra del siglo cuando la realidad es otra.

Inclusive hay marcas de fast fashion que le han vendido a “influencers”, youtubers y modelos de tallas grandes la “oportunidad de su vida” al volverse –según les hacen creer– en voceros de la marca y no han comprendido que simplemente las están usando como promotoras de prendas mal hechas y que no honran para nada el espíritu y la ilusión con que han sido compradas.

De pequeña, como siempre cuento, mi madre fue quien me introdujo al mundo de la moda, y lo que escuchaba de ella era que siempre si tenía que escoger, era mejor una buena pieza antes que 14 mal hechas solo por tener varias. Que calidad no era tener mucho, sino el prestigio, el amor, cuidado y materiales con que fue confeccionada la prenda, entre otras cosas.

El costo es evidentemente más alto, pero la pretensión que se quiere aquí es profundamente injusta como inverosímil. Jamás un vestido bien confeccionado que puede durarte hasta 5 años puede costar lo mismo que un vestido hecho en serie por las manos de una mujer a la que le pagan 5 centavos de dólar al día, por nombrar algunos de los preceptos de esta ecuación…

Una compra de calidad, por último y no menos importante, además de hablar de tus valores y criterios, habla de tu amor propio. Si te amas, no comprarás algo desechable, de mala calidad, porque para ti siempre procurarás lo mejor, lo que mejor te luzca, lo que mejor te haga lucir y que te dure además por el mayor tiempo posible, valorando también tu dinero.

Curiosamente, esta cita se me atravesó justo cuando empezaba a escribir esta columna lo que tomé como una señal de que había escogido el tema correcto para hablarles:

“Compra menos, elige bien, haz que dure”

Vivian Westwood 

Piensa bien qué compras, porque estás diciendo mucho y todo de ti.

¡Hasta la próxima!

Jennifer Barreto-Leyva
1st. Latina + size model, Beauty Queen & Size advocate worldwide | TV/radio host | Editor in Chief of @BellezaXL |Celebrity blogger in Huffington Post
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!