Feminismo: cómo entenderlo

Feminismo

La palabra feminismo cada vez es más utilizada por hombre y mujeres. Este movimiento ha tomado mucha relevancia en los últimos años bajo innumerables contextos y no todos positivos. Por ello en esta nota te explicaremos más de este movimiento, su impacto, su importancia y todo esto sin caer en tópicos.

Lo principal es entender que el feminismo según la RAE significa: “el principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre así como el movimiento que lucha por la realización efectiva en todos los órdenes del feminismo”. Partiendo de aquí, el feminismo no significa odiar a los hombres ni establecer la supremacía de las mujeres; en pocas palabras, no es una herramienta para utilizar en la guerra de los sexos.

El feminismo lo podemos entender como una ideología que defiende la igualdad en aspectos sociales, culturales y económicos entre ambos sexos que tal vez por la similitud semántica con el machismo haya cobrado en determinadas ocasiones un uso erróneo de antónimo de aquél.

El hembrismo es popularmente conocido como la palabra equivalente a machismo y aunque no es un concepto que consigamos en la RAE, se refiere a la preponderancia de la mujer; por lo tanto es el equivalente al machismo que defiende la preponderancia del hombre y en ninguno de los dos casos apuesta por la igualdad de género.

¿De dónde viene el feminismo?

Para ir a sus inicios tenemos que recorrer muchos años en el pasado hasta llegar la polémica feminista donde una de las primeras filósofas con principios feministas Hiparquia, esposa de Crates de Tebas, fue miembro de la escuela cínica y se despojó de sus posesiones, familia y comportamiento determinado por la sociedad dejando el rol tradicional dado a la mujer en la sociedad griega.

Llegados a la sociedad media la filosofía de la ilustración plantea la polémica entre la igualdad y diferencia de los sexos con un discurso crítico. Tuvo dos detonantes clave, el primero se dio con la publicación de la obra Vindicación de los derechos de la mujer de Mary Wollstonecraft y el segundo detonante fue el feminismo liberal sufragista que defendía el derecho al sufragio y la educación.

Nos acercamos más a la actualidad llegando a la época de los setenta con “el malestar que no tenía nombre” donde las feministas analizan el patriarcado, los techos de cristal y la situación de las mujeres en el resto del mundo donde no se les reconocen sus derechos fundamentales declarados universales e inalienables.

Tipos de feminismo

Como en todos los movimientos sociales existen diferentes subtipos.

  • Feminismo Radical: Se sustenta en la desigualdad social manifestando que ésta ha sido causada por el patriarcado, en la sumisión de la mujer al hombre. También defiende la iniciativa de instaurar un matriarcado como forma de compensación.
  • Anarquismo feminista: Inicia a finales de la segunda ola feminista en los años 60. Defiende que el sistema patriarcal de nuestra sociedad es el verdadero problema ya que es autoritario.” Esta corriente defiende que si la función es luchar contra el patriarcado, éstas deben oponerse a todas las manifestaciones de éste, debido a que son estructuras opresivas por ellas mismas.”
  • Feminismo Abolicionista: Defiende la estructura del feminismo radical, remarcando la lucha contra la prostitución y la pornografía.
  • Feminismo de igualdad: Defiende la idea de deshacernos de los roles de género, los cuales interpreta como influencias de la cultura y la educación. Su objetivo principal es que la mujer tenga el mismo estatus social que el hombre.
  • Transfeminismo: Comparte las principales premisas del feminismo radical agregando la no concepción de la transexualidad, basándose en la creencia de que los aspectos de masculinidad y feminidad son construcciones formuladas por la sociedad.
  • Feminismo de la diferencia: Introduciendo la perspectiva de la diferencia entre el hombre y la mujer. Empezaron con la labor de la crítica al lenguaje y su trabajo sobre este. Reivindica la diferencia entre hombres y mujeres, con diferencias de valores, indicando que las mujeres no deben ser tratadas como hombres.
  • Ecofeminismo: El ecofeminismo trabaja junto al movimiento feminista y ecologista, estableciendo la opinión de que conjuntamente deberían trazar objetivos comunes de igualdad de derechos y abolición de jerarquías.
  • Feminismo separatista: es la vertiente más extrema del feminismo radical, la cual no radica en el principio de igualdad, pues sostiene la diferencia entre ambos géneros señalando que la mujer debe mantenerse al margen de cualquier relación con los hombres, defendiendo el sexo lésbico como única alternativa para el correcto desarrollo de la sexualidad de la mujer.
  • Feminismo Interseccional: Fundado por Kimberlé Crenshaw, lucha por los derechos de todas las mujeres. Esta lucha tiene en cuenta que existen factores que crean desigualdad también entre las mujeres y pretende luchar por los derechos de todas.
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!