Flora de Gucci, la historia de las flores para una reina

Flora de Gucci, la historia de las flores para una reina

A los amantes de la moda nos gusta un poco de historia, saber de dónde provienen esas prendas entrañables que superan el paso del tiempo y las tendencias que empujan fuerte por hacerse un lugar permanente en los corazones de quienes somos amantes incondicionales del buen gusto y el estilo. En esta ocasión queremos hacer dedicarnos a Flora el regalo de Gucci a una de las reinas más regias, Grace Kelly.

Uno de los grandes éxitos contemporáneos de la casa Gucci es su fragancia Flora, pero este gran aroma tiene una historia más antigua de lo que muchos piensan. El año 1966 fue el marco perfecto para el nacimiento de lo que hoy sigue siendo el icono indiscutible de la firma, el estampado Flora.

La historia ubica a la princesa Grace Kelly y a su marido el príncipe Rainiero de Mónaco en la maison de Gucci en Milán. Ambos miembros de la monarquía se encontraban haciendo compras, de hecho Grace había adquirido un bolso de bambú verde cuando Rodolfo Gucci le insistió para que eligiera un regalo, pero la princesa pidió lo único que no estaba disponible en la tienda, un pañuelo floreado.

Pero eso no fue impedimento para Rodolfo, quien rápidamente llamó al artista Vittorio Accornero para ver si podía crear el pañuelo floreado más hermoso que pudiera existir en palabras textuales, para poder regalárselo a la princesa de Mónaco.

Al día siguiente Accornero apareció por la tienda con la creación llamada “Flora”, su mayor característica era un patrón de flores coloridas, para el artista este estampado resumía la femineidad. El estampado que hoy es una pieza icónica y exclusiva que se inspiró en un jardín de 36 colores diferentes. El estampado pasó de generación en generación adquiriendo otras siluetas.

Flora vuelve a ser sensación muchos años después cuando la princesa Carolina de Mónaco siendo adolescente, lució una camisa realizada en el estampado creado para su madre. Posteriormente, la firma diseñó vestidos, bolsas de lona e incluso lentes de sol hasta que en el 2012 lanzan también una fragancia que refuerza la historia de quizás uno de los estampados más emblemáticos y significativos de la industria de la moda.

Alexandra Hidalgo
Disfruto del orden que habita en el caos de ahí mi amor por la moda, la fotografía, los libros y mis peleas con lo absurdo.
TendencyBook