Connect with us

Givenchy

Givenchy Live Irresistible Blossom Crush: Libre e irresistible

Live Irresistible Blossom Crush es un ramo floral sorprendente

Compartir:
Tendency Book

Published

on

Givenchy Live Irresistible

La alegría como estilo de vida. Esa es la apuesta de Live Irresistible, el perfume más joyful de Givenchy. Un concentrado de fantasía y alegría que se convierte en un distintivo personal. Su nueva variación Blossom Crush es un Eau de Toilette chispeante con un encanto irresistible que propone la espontaneidad como atractivo y la libertad como poder.

I’ve got a crush on you… El crush que cantaron Sarah Vaughan y Ella Fitzgerald es el de una mujer joven, segura de sí misma, decidida y plena. Movida por una energía vital, anclada en su tiempo, la nueva protagonista de la línea Irresistible no espera a nada, ni a nadie. Avanza con gracia e impertinencia … París es su territorio. Conduce al mundo a donde su instinto le guía. Conoce su ciudad como la palma de su mano y allí disfruta de cada instante, a condición de no desaprovechar ni un segundo.

Crush floral

Al igual que su espontánea protagonista, Live Irresistible Blossom Crush es un ramo floral sorprendente, que revela pétalos frescos y delicados con el toque de un ingrediente inesperado: un haba de cacao que aporta una tonalidad agridulce a la fragancia. La delicadeza se vuelve impertinente, y el crush, un flechazo.

Givenchy Live Irresistible

La rosa, sello olfativo de la línea Irresistible, es, en este caso, una rosa pura, profunda, muy femenina*. En combinación con la peonía, que le aporta sus notas aéreas y luminosas, expresa sus múltiples facetas. Más primaveral que nunca, este ramillete se expresa con total voluptuosidad gracias a su fondo almizclado.

En consonancia con su época, Live Irresistible Blossom Crush es una reformulación del tema olfativo floral, en versión fresca y ultramoderna.

*Rose Essentief™ LMR

Luckyparme

Adornado con las studs que identifican a la Maison Givenchy, esta vez realzados con un tono violeta de Parma luminoso, el frasco de Live Irresistible Blossom Crush evoca frescor y modernidad.

Su silueta esbelta, su vidrio facetado y sus relieves, juegan con la luz, levantando el ánimo instantáneamente, y confiriendo a Live Irresistible Blossom Crush aires de antídoto contra la melancolía. Incluso el jugo también adopta este tono pastel euforizante para embriagarnos con total fineza.

Lou de Laâge la nueva heroína irresistible

Lou es sorprendente. Por su gracia, su espontaneidad … Su naturalidad cautiva y su mirada seduce. Es una joven elegante e intensa, con un fuerte carácter que sublima su evidente delicadeza. Respira una juventud responsable, que se aprecia tanto en sus elecciones y deseos, como en su filmografía y compromiso artístico.

Lou de Laâge

Esta actriz, que apareció en las pantallas en 2011 en “Me gusta mirar a las chicas”, se ha distinguido en los últimas años por sus valientes elecciones tanto en cine como en teatro. En 2015, co-protagonizó con Juliette Binoche la película “La espera”, que se presentó en la selección oficial del Festival de Venecia y en el Festival de Toronto. Nominada al Cesar a la mejor actriz revelación por las películas “Jappefoup” y “Respira”, recibió el premio Romy Schneider en 2016 por su papel en “Las lnocentes”, que se preestrenó en el Festival de Sundance. Ese mismo año, en la Berlinale, recibió el European Shooting Stars Award, que premia la carrera de jóvenes talentos internacionales.

París siempre es una fiesta

En la película de Yvan Fabing, que también dirigió el film publicitario, descubrimos a Lou de Laâge como líder de un grupo de amigos, corriendo y riendo al anochecer, bajo los arcos de la calle de Rivoli. No es una noche cualquiera, es preciosa, como las noches que dejan espacio para el azar, a los imprevistos, a los encuentros fortuitos.

Jardín de las Tullerías

Jardín de las Tullerías. De repente, las luces de la noria gigante iluminan el cielo. Las rejas no son impedimento para que todos se acerquen aún más. Parece que están solos en el mundo; su vitalidad es contagiosa y desde que entran, el parque de atracciones desierto, se despierta. Los puestos se animan, los tiovivos giran…

Es una noche para desconectar, más allá del tiempo y de la rutina. Un momento en suspenso, que se vive pocas veces, pero se recuerda durante años. Nuestra heroína vive el presente y disfruta de este instante de gracia. Su entusiasmo incansable explora los lugares con pasión: galena de los espejos, tiovivos, noria gigante, columpios … De pronto, se adueña de una cámara de fotos. Flash. Le gusta jugar, invierte el orden, toma el control y se convierte en el ojo que observa.

Amanece suavemente, pero la magia de esa noche, lejos de desaparecer, se prolonga. Lou atraviesa el jardín de las Tullerías. Está sola. Sin embargo, la cámara que la sigue, seducida por su mirada y su encanto, se convierte en una verdadera presencia amorosa. El alba es serena, París todavía duerme. Es un momento íntimo y precioso. Lou es irresistible, aunque quieran seguirla, lleva el control y es libre de ir a donde quiera … ¿A dónde? Ése es su secreto.

Compartir:

Colaboradores

La Clásica Modernidad de Hubert de Givenchy

De la aguja del maestro Givenchy nacieron muchas piezas que son icono en la historia de la moda

Compartir:
Alejandro Sotelo

Published

on

El reconocido diseñador francés Hubert de Givenchy falleció a los 91 años luego de una amplia y reconocida carrera en el mundo de la moda. Recordado por encarnar una amistad de cuento de hadas con la actriz Audrey Hepburn, quien además fue su musa y la inspiración para la primera fragancia de la maison, que llevó por nombre “L’Interdit”.

Hubert nació en el año de 1927 en Beauvais al norte de Francia, en el seno de una familia noble, su padre fue el Marqués Lucien Taffin de Givenchy y su madre Béatrice Badin. Su familia poseía una fábrica de tapetes y textiles, de ahí su sensibilidad a la belleza del trabajo con textiles que luego le llevó a ser diseñador de modas. De hecho, a la corta edad de 10 años visitó la Exposición Internacional de París y allí quedó fascinado por el pabellón de la moda.

En 1944, a la edad de 17 años, se marchó a París pues su familia deseaba que estudiase derecho, pero sus planes eran otros así que no dudo al enlistarse en la Ecole des Beaux Arts. Fue durante sus estudios que se dio cuenta de lo bueno que era dibujando y comenzó a realizar algunos figurines, que posteriormente llevaría junto algunos de sus diseños a los talleres de su ídolo Cristobal Balenciaga, aunque este intento no rindió frutos.

Luego de abrir una galería de arte, Hubert, comenzó a trabajar con Jacques Fath y Lucien Lelong, pero el gran paso llegó al unirse a las filas de la reconocida y muy excéntrica diseñadora Elsa Schiaparelli, enemiga número 1 de Coco Chanel.

Givenchy abrió la maison de Couture que lleva su nombre en el año 1952, aunque no fue sino hasta 1954 cuando creó su primera colección “prêt-à-porter”, llamada “Givenchy Université” y confeccionada con máquinas de coser industriales traídas de Estados Unidos. El éxito de esta colección lo convirtió en una referencia de la moda. Para 1969 Hubert introdujo su línea masculina bajo el nombre de “Gentleman Givenchy”.

Givenchy y su musa Audrey Hepburn

En 1953 la joven actriz Audrey Hepburn estaba por comenzar la grabación de su película “Sabrina”, cuando decidió tocar la puerta del atelier de Givenchy, pero a su primera petición Hubert contestó con un rotundo “No” pues se encontraba finalizando la colección que debía presentar, así que llegaron a un acuerdo en el que ella usaría parte de la colección que ya se había creado.

Este encuentro dio lugar a una de las relaciones de amistad más bonitas y fuertes de la historia, además sello un pacto entre la casa Givenchy y el mundo de Holliwood. Audrey llevó diseños de Givenchy en sus siguientes películas: Funny Face, Charade y en la reconocida Breakfast at Tiffanys, en la que inmortalizó al vestido negro como una de las piezas icono de Givenchy.

Además, Audrey inspiró la primera fragancia de la maison francesa pues Hubert decidió crear un aroma que solo ella pudiese poseer, tan maravilloso fue el aroma que Hubert le pidió a Audrey que le permitiese comercializarlo, a lo que ella respondió “Mais je te l’Interdit”. Posteriormente ella accedió y fue así como en 1957 nació “L’Interdit” y ella se convirtió en la primera estrella de cine en ser imagen de una fragancia.

Givenchy fue la piel que vistió a Audrey durante los momentos más importantes de su vida, como en 1954 cuando ganó el Oscar a mejor actriz, también durante sus dos bodas. En palabras de Audrey “Solo en sus prendas me siento yo misma. Es mucho más que un coutourier , es un creador de personalidad”.

Clásica Modernidad

De la aguja del maestro Givenchy nacieron muchas piezas que son icono en la historia de la moda, pero una de las más importantes es la blusa “Bettina”, una camisa totalmente blanca confeccionada con tela de camisas masculinas, mangas de volantes con apliques de estilo inglés. El vestido negro o “LBD”, que aunque se le atribuye a Chanel fue reinterpretado en múltiples ocasiones por Hubert y formó parte de importante de los pilares estéticos de la marca.

El saco “globo” y el estilo “trapecio” formaron parte del aporte de Givenchy al universo de la moda y muestran la influencia que el trabajo de Balenciaga tuvo en su forma de confección.

La era post Hubert a la cabeza de Givenchy

En 1988 la firma fue vendida al conglomerado de moda LVMH, aunque Givenchy se mantuvo como director creativo hasta 1995 cuando el joven John Galliano tomó las riendas de la marca. El sucesor de Galliano fue Alexander McQueen, le siguió Julien Macdonald, Ricardo Tisci y actualmente es Clair Waight Keller quien lleva la dirección creativa.

Con el fallecimiento de Hubert de Givenchy la moda francesa pierde uno de  sus más importantes exponentes, un hombre que logró crear imágenes visuales poderosas creadas a través de un estilo aparentemente sencillo.

Por: Alejandro Sotelo

Compartir:
Continuar Leyendo

Givenchy

Viaja a un mundo autentico con los lentes Givenchy x VR

Este accesorio nos muestra el mundo conocido, pero con elementos artificiales

Compartir:

Published

on

La tecnología y la alta costura se unen para recordarnos que el mundo en el que vivimos está cada vez más cerca de la realidad virtual. Una fusión interesante para la casa de moda Givenchy, quien presenta por primera vez en la historia unos lentes de marca que permiten al portador traspasar la barrera de la realidad en la que vivimos.

Los lentes de la maison Givenchy son asombrosos y novedosos por su tecnología VR y AR, abreviaciones para Realidad Virtual y Realidad Aumentad,; que la casa PDF Haus perfeccionó para Givenchy en un perfecto ejemplo de fusión tecnología-alta costura.

La agencia detrás de esta creación, en cuanto a la parte tecnología, proviene del Instituto de Tecnología Surcoreano PDF Haus, quienes a partir de instrucciones de la casa matriz, dieron vida a smart sunglasses, o como nos gusta llamarlos Givenchy x VR. Unos lentes con la capacidad de sumergir al clientes Givenchy en una realidad alternativa; en la que puede tomar decisiones dentro de un mundo bastante estético al mejor estilo de la casa francesa.

Los lentes muestran una realidad aumentada, es decir, una vez colocados frente a nuestros ojos, veremos un mundo conocido pero con elementos artificiales; una aparente realidad complementada con detalles Givenchy. A su vez, el efecto VR, construye para nosotros un entorno autentico, un escenario ficticio, completamente alejado del mundo en que nuestro cuerpo se encuentra.

A pesar de que aún solo se manejan pocos dispositivos, la casa Givenchy es ahora dueña de una promesa para el mundo de la tecnología y la moda futurista. Por primera vez, se combina la esencia sofisticada propia de la firma fundada por Hubert de Givenchy, con un producto capaz de traspasar la realidad conocida; dejando en dudas si algún día la tecnología logrará superar a la realidad.

Compartir:
Continuar Leyendo

Givenchy

La tentadora colección de labiales Le Rouge de Givenchy

La nueva colección Le Rouge de Givenchy es para ti. Estas curiosas barras fueron creadas para trasladar el concepto del contouring a los labios

Compartir:
Desiree Filardi

Published

on

tendencybook

Los labios de una mujer definen en gran parte su sensualidad, por eso siempre soñamos lucir unos lipstick que nos brinden una apariencia fabulosa, un confort placentero y una duración única.

Si eres una de esas mujeres que busca tener labios irresistibles, la nueva colección Le Rouge de Givenchy es para ti. Estas curiosas barras fueron creadas para trasladar el concepto del contouring a los labios, dejando un tono vivo en el área central mientras que enriquece los bordes con Noir Révélateur para que logres un contorno más oscuro.

Esta nueva colección de Givenchy es una versión irresistible que posee una fórmula extra aterciopelada y con un acabado intensamente mate que va del Nude al Violine, seis tonos de alta intensidad para cubrir tus labios.

tendencybook

Este producto de Givenchy te dara un maquillaje de labios con un concentrado de pigmentos desde la primera pasada, sin duda un color luminoso durante horas. La barra de Le Rouge Givenchy cuenta con el icónico estuche de la firma que es una funda de cuero auténtico.

¿Cómo utilizar el lipstick de Givenchy?

  • Dibuja el contorno de labios con el Lip Liner.
  • Difumina el trazo con el dedo hacia el interior del labio.
  • Aplica la barra de labios desde el centro hacia el exterior.

Los fabulosos labiales Le Rouge de Givenchy los puedes encontrar a un precio de 36,50 euros. ¿Te animas a adquirir una de estas tentadoras barras labiales?

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: