Gluteos de impacto, mascarillas embellecedoras

gluteos

Es la era donde los glúteos tienen protagonismo, del twerking, del femme style. Con mensajes reivindicativos, cámaras lentas y close ups detallados, los glúteos parecen haberse convertido en declaraciones en sí mismos. Mientras se debate si eso es feminismo, exhibicionismo o cualquier otro tipo de ‘ismo’, la industria cosmética parece estar dispuesta a aprovechar la «gluteomanía«.

Luego del furor por las mascarillas para la cara, las principales firmas de belleza descubrieron que muchas estamos dispuestas también a untarnos preparados y a pegarnos stickers en nuestro traseros. para sentarnos, literalmente, a esperar que la magia ocurra.

Glúteos Millenial

La empresa norteamericana Bawdy Beauty es, como buena marca millennial, vegana. Fue una de las primeras en descubrir un mercado compuesto principalmente por un público activo en las redes sociales que quiere mejorar su retaguardia.

Para ellos (no están destinadas solo a mujeres), lanzó su primer cuarteto de máscaras «para glúteos» y no, no usan ningún eufemismo para promocionarlas.

Su lema es «la cola es la nueva cara» y sus productos estrellas son unos enormes stickers que se pegan en los glúteos y liberan sustancias embellecedoras. Por este invento, Bawdy Beauty es considerada «el hada madrina de las nalgas». Sus productos tienen nombres elocuentes que además, vienen escritos en las máscaras: Bite it!, Shake it!, Slap it! y Squeeze it! Como las mascarillas son de colores intensos y calzan a la perfección, muchas consumidoras aprovechan el momento para, sí, adivinaste, ¡subirlo a Instagram!

Cuidado deluxe

Pero no todo son memes, colores y audacia. La marca de lujo francesa Nennette de Gaspé exige un compromiso mayor con tu «derriere» a nivel dinero y tiempo. Ofrece un pack con un formato que promete incrementar el volumen, mejorar la elasticidad y apuntalar la firmeza.

Eso sí, para cumplir los objetivos, son necesarias cinco semanas de uso, es decir, cinco packs, y permanecer con la máscara pegada durante una hora.

Son mucho más discretas porque no, no están diseñadas para redes sino para usuarias discretas respecto a sus trucos de bellezas. Otras firmas como Lab Co lanzaron líquidos astringentes para deshacerse de aquellos defectos que nadie compartiría en redes ni por error: ¡el acné de trasero!.

También puedes hacerlo tú mismo

En un mundo cada vez más obsesionado con lo natural, junto a las mascarillas surgieron también centenares de tutoriales para lograr los mismos resultados con las frutas y verduras que tienes en tu casa.

En la mayoría de ellos, no hay fórmulas complejas sino más bien mezclas clásicas como banana y miel para nutrir, manzana y uvas trituradas para iluminar, pepino y palta para hidratar y yogur y con sal gruesa para exfoliar. Antes de ponerte a hacer papilla, o a rastrear las mascarillas, es recomendable saber qué esperar realmente.

¡Cuéntanos si te pondrías una de estas mascarillas y te unirías a la tendencia!

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!