Creemos hábitos de belleza: ¡tu piel te lo agradecerá!

hábitos de belleza

Los hábitos de belleza son la clave para una piel sana, pero, ¿cuándo empezamos a cuidar nuestra piel? La mayoría de las veces lo hacemos cuando ya está afectada, o peor aún aplicamos eso que nos recomendó una amiga sin saber si es apto para nuestro cutis.

Siempre hemos escuchado lo de utilizar protector solar, pero seamos sinceras, esto lo aplicamos una que otra vez que vamos a la playa y es allí donde está el error, solo nos cuidamos cuando nos recordamos o tenemos ganas.

Para tener una piel bella, tersa y saludable debemos iniciar una rutina de cuidados desde muy temprana edad, por lo menos algunos hábitos básicos para que a los 50 años nuestra piel luzca radiante, sana y agradecida con nosotros mismos.

Es mejor evitar que tratar, es decir, sabemos que no podemos controlar el envejecimiento, ni tampoco nuestras hormonas, pero muchas manchas, granitos y arrugas se pueden evitar o reducir sus apariciones.

Iniciemos con estos hábitos de belleza básicos para todo tipo de cutis

Limpieza: Mañana y noche

piel

Este paso es una regla para todas, no solo debemos limpiar nuestra cara para retirar el maquillaje, debemos eliminar todos los contaminantes que se adquieren en nuestra piel durante el día.

Aparte, en la noche también se acumula sebo y sudor, con esta rutina vamos a ayudar a despejar los poros para así lograr que respiren y evitar acumulación de grasa y brillo.

Ahora bien, no deberíamos utilizar el mismo jabón que aplicamos en el resto de la piel, ya que el rostro necesita un cuidado más delicado.

Protege tu piel

El protector solar es en uno de los hábitos de belleza tácitos que todos deberíamos cumplir, para utilizarlo no importa la edad, el sexo, si te maquillas o no. Debemos aplicarlo para la protección de los rayos UV y hasta de la luz artificial.

Se debe tener cuidado el exponer nuestra piel a altas temperaturas durante la ducha, ya que ésta genera resequedad, líneas de expresión prematuras, flacidez y manchas.

Hidratación

hábitos de belleza

Vamos a hidratarnos tanto por fuera como por dentro, el consumo de agua es esencial para una piel y cuerpo saludable. Muchos alimentos son ricos en agua, también podemos consumir jugos y té, pero estos nunca deben sustituir la ingesta del agua pura.

No olvides aplicar cremas, sueros, aceites y mascarillas que contribuyan a la hidratación de tu piel.

Estos son solo algunos pasos básicos que podemos iniciar desde una temprana edad. La invitación está en buscar, investigar, explorar y detectar qué productos y hábitos de belleza le van bien a tu piel, no te quedes solo con la recomendación de la crema milagrosa de tu amiga, cada persona tiene una necesidad diferente.

Apóyate siempre en la alimentación, la belleza se consigue de adentro hacia fuera. Cuéntanos, ¿cómo cuidas tu piel?

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!