Connect with us

Colaboradores

La industria de tallas grandes y sus extremos

¿Has vivido alguno de estos escenarios?

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

Tallas grandes

Si hay una industria en el mundo de la moda donde uno no puede aburrirse, es en la parte o sector de las tallas grandes. No solo porque abundan las polémicas, sino porque surgen cosas absurdas, extremistas, risibles y hasta divertidas de vez en cuando…

Conversaba con un querido amigo sobre moda en tallas grandes recientemente y entendí muchas cosas de por qué los varones no están interesados en el tema, una de ellas es porque no se lo inculcan como a nosotras desde niños, porque se supone que estas son cosas de mujeres nada más, cuando es totalmente falso; la moda es y debe ser siempre para todos(as), pero además de eso me hablaba de la falta de opciones, de que le aburría salir a comprar porque encontraba lo mismo. Él, un hombre de casi 50 años, de talla grande, con pena al hablar del tema, habló sin desparpajos esta vez. Inclusive entre risas me decía: “Jen, hace años compré mi bañador y no tengo interés en comprar otro, ¿sabes por qué? Porque estoy seguro que voy a encontrar las mismas tediosas opciones. No me emociona para nada el asunto”; ahí en ese justo momento empecé a comprender muchas cosas, pero lo más interesante vino después, y es que me mostraba orgulloso su última compra, una camisa casual, de manga larga, en un precio infumable absolutamente. Entré en horror y pánico a la vez. Grité: “¡Pero con lo que pagaste por esa camisa puedes comprar un país entero!”; mi horror venía de que además de ser una pieza común, no era de diseñador, ni hecha a medida ni nada. Entonces el sobreprecio era solo porque sí. Fatal…Y eso es la moda en tallas grandes: extremos.

Cuando finalmente se consiguen opciones son bastante costosas y con mucho que desear en la calidad y el fitting, cuando miramos hacia las pocas ofertas de calidad, entonces los costos salen de lo desproporcionado por lejos. No hay un punto medio al cual echar mano. El consumidor a todas estas queda totalmente huérfano. Este es un debate perpetuo que tímidamente comienza a plantearse y a conversarse ya directamente con diseñadores y proveedores. Está lejos, muy lejos de llegarse a un punto medio, de sanearse las bases del marketing, la calidad de las prendas, queda un camino largo y tedioso por recorrer, que al menos en Argentina va avanzando con la aprobación de la discusión de la “Ley de talles”, ley que regula todo este tema en la nación del tango y los vinos tintos. Este es un tema que está realmente crudo y que mientras sigamos con miedo de reclamar un mercado de altura, que se parezca más a nosotros –como debe ser- y menos a las mentes cerradas que dominan esta industria, más difícil será que esos cambios que tanto queremos se materialicen. No basta con reclamar tímidamente desde redes sociales, hay que llevarlo más allá…

¿Has vivido alguno de los escenarios aquí descritos? Coméntame, iniciemos el sano debate, visibilicemos el tema.

¡Hasta la próxima!

Compartir:

Colaboradores

Natasha Valencia y sus medidas

Natasha Valencia se destaca por hacer cosas primero que otros

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

Natasha Valencia

Hablar de Natasha Valencia, es sentir un aire de esa Caracas donde Guy Meliet hizo vida por tantos años, buen vivir, elegancia, moda de verdad. Esa Caracas donde Dior tuvo su primera sede en Latinoamérica, en la Avenida Francisco de Miranda en Caracas, año 1954 para ser más exactos.

Tuve la oportunidad de conocerla en medio de la grabación de mi película “Venus the story” y fue un exquisito placer.

Natasha Valencia es de ese tipo de personas que me gustan, que se la juegan todo decentemente con tal de cumplir sus sueños, que ponen el alma, el pecho y su corazón, que no copian nada de nadie y que por el contrario se destacan por hacer cosas primero, mucho antes que el resto.

Conversamos de muchas cosas, todas fabulosas, y entre las cosas conversadas queda esta entrevista que comparto en esta ocasión con ustedes.

Natasha ¿Dónde te formaste como diseñadora y qué te animó a profesionalizarte en el campo?

Mi formación dentro del mundo del diseño comienza desde muy pequeña cuando con mi abuela me ponía a realizar figurines, primero a rellenarlos y luego a dibujarlos sola. Cortaba telas, las cosía a mano, luego vestía mis muñecas les diseñaba trajes iguales a los que me hacía mi abuela a mí y así fui creciendo con esas ganas de crear constantemente.

Estudié Arte y me gradué en la Cristóbal Rojas, pero a los años decidí montar un pequeño taller donde haría camisas a la medida, pero me di cuenta que no solo la práctica y el deseo de crear y diseñar eran suficientes, para poder crecer y abarcar más dentro del mundo de la moda tenía que prepararme mucho más y decidí entrar a la escuela de Diseño Brivil y aprender toda la parte técnica y de historia del mundo del Diseño de Moda.

Eres una diseñadora que ha tenido logros súper importantes, por favor cuéntanos al respecto.

Sí, he logrado llevar la marca fuera de Venezuela lo cual ha sido de gran orgullo para mí y mi equipo, aunque no he tenido sponsor pude entrar junto de la mano de otra Venezolana en el New York Fashion Week, experiencia inolvidable donde Diseñadoras de gran trayectoria como Donna Karan, Roberto Cavalli y nuestro diseñador Venezolano Ángel Sánchez estuvieron conmigo a lo largo del evento, aconsejándome ¡y hasta admiraron mi trabajo!

A partir de allí se me abrieron muchas puertas y he participado en eventos de moda, como el Fashion Week de Miami, desfiles con mi colección al aire libre en Savannah Georgia, entre otros…

He vestido a personalidades como a Gustavo Dudamel, Juan Arango, María Teresa Chacín, María Conchita Alonso, Salma Hayek (le enviaron una camisa mía en Shantung de Seda), pero lo que más me enorgullece y amo es poder vestir a ese cliente que llama o llega con un sueño y sale con su prenda ¡hecha realidad! Es un proceso maravilloso.

Me cuentas qué te encargas en el mundo de la moda de esa persona que nadie quiere como diseñador para vestirla ¿Qué te animó a ello? ¿Cómo lidias con una clienta con baja autoestima?

Son muchas y muchos los que han pasado por mi atelier desanimados y sin opción a poder lucir una bella prenda de vestir para una ocasión especial o simplemente para ir a trabajar, llegan con muchas puertas cerradas y de visitar muchas tiendas sin resultado alguno y hasta ya sin esperanzas, eso va desde la mamá de un novio que se casa, pasando por algún abogado que tiene una reunión muy importante, la dama de honor que no es igual a las demás, hasta viajeros que van a un evento y no consiguen qué ponerse. Es aquí cuando comienza la realización de un sueño, primero hablamos del evento, pasamos por revistas, Pinterest, colores, defectos y virtudes, y así vamos formando un diseño 100% personalizado solo para esa persona y para ese evento en especial.

No siempre es fácil sobre todo cuando vienen acompañados por alguien que no ayuda, o simplemente no aporta optimismo, usualmente les pido que la próxima cita vengan solos y así fluye más. Pero ver cómo se va transformando en cada prueba su actitud de verse diferente de ser tomada en cuenta, de ver que es realizado solo para él o ella, no tiene precio alguno, hasta ver con alegría llevarse su diseño y finalmente la foto en el evento enviada con unas gracias que te invade de alegría el corazón..

Estás trabajando en tu próxima colección, cuéntanos, ¿cómo se llama, de qué se trata y cuándo la veremos en tu atelier?

Sí, mi nueva colección que está por lanzarse se llama MEASURE, es esa prenda que no tiene tamaño ni sexo, ¿cómo es eso? bueno, son diseños realizados para que sean usados por tallas S como por tallas XL hablamos de inclusión de tallas y medidas. Piezas ligeras frescas elegantes y muy cómodas con texturas variadas para las damas y para los caballeros. Measure les permite utilizar un diseño en distintas ocasiones y cumplir la misma función en todas ellas.

¿Cuándo podremos ver una modelo de tallas grandes en tus colecciones y desfiles?

Eso espero que sea lo más pronto posible porque he tenido muchas clientes de tallas grandes y ¡me encantaría que formaran parte de una colección especial! En Venezuela los desfiles están en extinción pero espero poder hacer uno solo de tallas grandes.

Para ti, ¿cuál es el mayor reto que puede enfrentar un diseñador?

El mayor reto es permanecer en tu estilo, con constancia, perseverancia, sin perder la calidad de tus diseños a pesar de las adversidades mantener siempre tu “yo” creativo alerta, siempre atento, para poder entender, crear y diseñar para cada cliente o cada colección que se te presente…

Para ti, ¿qué es lo que nunca se debe hacer al comprar ropa?

Lo primero es no caer en el engaño que hay que comprar y renovar el closet porque “pasará de moda” caerás en el juego del marketing y la intención de las tiendas en hacer que gastes y dictar en cada temporada lo que se ve bien sin tomar en cuenta la creatividad y estilo de cada persona, esto lo que hace es que todos se vean igual.

Hay que enfocarse en crear tu propia visión de la moda y desarrollar tu estilo a partir de allí, no comprar por impulso, es importante probarte la ropa y pedir opiniones, así que es más divertido ir con alguien que te aprecia y te dé su opinión.

¿Qué te inspira al momento de crear tus colecciones?

Cada colección ha sido creada por diferentes inspiraciones, pero definitivamente la más fuerte siempre ha sido mi país, Venezuela tiene unos colores que además de verlos desde mi mesa de dibujo, el Ávila, las guacamayas he tenido la dicha de vivirla al máximo, sus playas, montañas, selvas han influenciado en cada una de mis piezas, es por esto que siempre mantienen ese toque tropical y sin complicaciones que percibo cuando me inspiro. Otro punto de inspiración sigue siendo mi abuela, que aunque no esté físicamente sus palabras son parte de mi pensar cotidiano, la paciencia, el corte, el trazo, el volver a empezar las veces que sean hasta dar con lo que realmente quieres transmitir en cada colección es vital.

¿Cuál es tu meta más grande como diseñadora?

He trabajado muchísimo para llevar mis colecciones fuera de mi país a varias pasarelas, quisiera cruzar más fronteras y estar presente en muchas más y definitivamente poder tener mi propia tienda Natasha Valencia, también me encantaría dar clases a chicas con el mismo sueño y ayudarlas a convertirse en diseñadoras en todas partes del mundo.

Estos son como mis deseos más fuertes pero metas hay muchas, seguir con mi página web, crear un canal YouTube para dar tips de moda, quiere internacionalizar la marca y crear un concepto que dure en el tiempo, una forma de vida.

¿Qué ha representado para ti participar en “Venus the story”?

Venus ha llegado a mi vida para enriquecer mi lucha, mi pasión, mi trabajo que no ha sido más que la inclusión de cada uno de los que llegan a mí preguntando qué me pongo, nadie me viste, no consigo qué ponerme, me veo fea o feo… ¡ayúdame!

Ser parte de Venus es poder gritarle al mundo con una pequeña semilla que Venus somos todos, que para lograr un mejor mundo debemos incluirnos, y para ser felices solo tenemos que amarnos, aceptarnos, y seguir soñando, siempre el camino va a tener obstáculos de todo tipo, pero el camino lo haces tú, con tenacidad y responsable de cada acto que hagas.

“Venus the story” debería ser como una franquicia donde siempre haya una historia que contar, debería ser nuestro libro de cabecera que nos haga recordar siempre que sí se puede, los sueños se cumplen. Es un inmenso honor haber podido participar en esta hermosa historia donde te toca cada fibra y entendemos que somos seres humanos con una capacidad infinita de amar y de avanzar ¡hasta donde no los propongamos!


Encuentra a Natasha Valencia:

En Instagram: @natashamoda

En Facebook: @NatashaValenciaModa

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

Moda en el aire

Los outfits a la hora de viajar son más exigentes

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

Moda

La moda llega a todas partes por suerte, y el aire no es la excepción. Soy una firme creyente de que la primera impresión es la más importante y los estudios así lo certifican. Al menos en un 80% de las personas se queda con la imagen que tuvo la primera vez que vio una persona y cambiar eso es complicado…

Para mí en especial los outfits a la hora de viajar son más exigentes, puesto que la mayoría de mis viajes son de trabajo, así que bien sea al llegar o al irme de mi destino me topo con gente de prensa o directamente con mis asociados en negocios, es por ello que cuido lo que uso tanto como si se tratara de una ocasión especial.

Hace poco tuve el honor de hacer un Instagram take over para una revista árabe y me pidieron que compartiera mis tips para empacar, y, sin duda alguna, una cosa va de la mano con la otra, el cómo manejamos nuestra ropa habla mucho de nosotros y de cuánto nos queremos. Es por ello que les quiero compartir en esta oportunidad mis reglas o tips de cómo vestir y empacar cuando salimos de viaje.

Al viajar, recomiendo siempre viajar en jeans. Por corto que sea un viaje, nunca tenemos realmente controlado el factor tiempo, no sabemos cuánto tardaremos en llegar a nuestro destino final, así que es mejor tener las piernas cubiertas con material resistente y qué mejor que el denim; eso sí, uno que quede cómodo y que te permita estar sentado por períodos largos de tiempo.

Siempre viaja con zapato cerrado y bajo. En la actualidad hay zapatos estilo tennis muy divertidos y trendy, si estar a la moda es lo que te preocupa. Si no te importa mucho, viaja con tus zapatos deportivos de siempre. Eso sí, recuerda darles una limpiadita para viajar de punta en blanco. En los aeropuertos se caminan largas distancias, los tiempos de estar de pie pueden prolongarse, entonces hay que procurarse por la comodidad. Para usar tacones, sandalias y zapatos que dejen vulnerables nuestros pies ya tendremos oportunidad. Recuerda que vas a estar manejando equipaje y que pueden ocurrir accidentes que si te suceden estando vestido acorde a la situación los podrías evitar.

Tops de manga larga al viajar. Suelo usar camisetas de algodón que me cubran pero que no me acaloren, puesto como expliqué al principio, no tenemos control real del tiempo que nos tomará llegar a nuestro destino. Si son vuelos largos, suelo llevarme una chaqueta liviana, el aire del avión puede ser realmente gélido a mitad del vuelo y ahí estamos literalmente desprovistos de recursos para salvar el momento.

Evita llevar muchas cosas en las manos. Con la cartera y el equipaje de mano ya tienes bastante. Eso incluye los accesorios que decidas usar. Recuerda que de ida y vuelta tienes dos paradas obligatorias mínimas en los puntos de TSA y deberás remover todo lo que tengas encima (incluidos los zapatos). Como reza el dicho inglés “The less the better” (Mientras menos mejor).

Cuando se trata de empacar la historia es un poco por la misma vía:

Recomiendo todo lo que vayas a usar de jeans o denim lo lleves puesto en el viaje de ida y vuelta, de manera que no vaya en tu maleta. Este es un material muy pesado que no solo te estaría ocupando mucho espacio sino un peso considerable y son dos historias que a toda costa hay que evitar.

La ropa en nuestra talla puede ser dos y hasta tres veces más grande que la ropa de una persona talla promedio, por tanto nos puede jugar una mala pasada el no prestar atención al empacar porque al final el peso de cada maleta nos puede dar una sorpresa nada grata y eso las aerolíneas no lo perdonan.

Al empacar usa siempre el sentido común, incluye preferiblemente piezas que puedas usar de distintas formas de manera de hacer tu maleta más versátil. Con tu brassier o tu bañador protege los empaques donde lleves perfumes o cremas, los golpes que llevan las maletas hasta que llegan a tus manos son considerables. Hablando de golpes, los objetos delicados procura ubicarlos en el centro de la maleta, en las esquinas jamás. Las cosas de valor siempre en la maleta de mano o carry on y ambas maletas con su respectivo candado autorizado por el TSA.

Con los zapatos siempre selectivos, empaca zapatos cómodos, que no te causen incomodidades que no puedas manejar mientras estés fuera de casa y que te sirvan para distintas ocasiones. Incluye accesorios prácticos, que te permitan ir bien arreglada y no te ocupen mucho peso o puedan dañar tu ropa accidentalmente.

Todo lo que sea líquido o en crema debe ir en bolsas; personalmente empaco todo en ziploc individuales y siempre envuelto en ropa para proteger los envases de los golpes que reciba la maleta.

Antes de cerrar tus maletas, revisa una última vez y pregúntate: ¿De verdad voy a usar esto? Créeme que siempre terminarás sacando dos o tres cosas y dejando solo lo que debes llevarte. Y recuerda doblar todo con cuidado y amor. El cómo empaques influirá en qué tanto puedes llevar y en qué estado llegarán tus cosas.

Viaja con comodidad y precaución, sin olvidar que para causar una buena impresión tienes una sola vez y no sabes a quien te puedes encontrar.

¡Hasta la próxima!

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

Sorpresas caraqueñas

4 regalos para unir corazones

Compartir:

Published

on

sorpresas

La mayoría de los venezolanos hemos tenido que aprender a vivir con el corazón regado por el mundo, la palabra “adiós” es parte de nuestra cotidianidad. Muchos hemos tenido que despedir a un familiar, a un amigo o incluso a nuestro gran amor… Con el tiempo hemos tenido que aprender que las distancias no pueden separar corazones, por eso hoy quiero compartir con ustedes cuatro regalos o sorpresas increíbles para acortar estas distancias.

Si estás fuera de Venezuela y quieres que tus seres queridos te sientan muy cerca, puedes consentirlos con una riquísima Torta Tronchatoro (Sí, Tronchatoro como la de la película “Matilda”, ¿recuerdan esa torta súper chocolatosa?) y es que a quién no le gustaría estar en la comodidad de su casa y que de pronto llegue hasta su puerta un regalo tan suculento. En @tortastronchatoro son especialistas en dar sorpresas y reencontrar corazones, definitivamente el amor y el chocolate van de la mano.

Tronchatoro

Otra excelente opción para recordarle a esas personas especiales cuánto las queremos, la tienen mis amigos de Comida Clandestina, una propuesta gastronómica creativa y fuera de lo tradicional en locaciones secretas. Ellos se encargan de brindar más que una cena, una experiencia. Su comida es divina, las locaciones son hermosas y su equipo de trabajo te hace sentir la persona más especial del mundo. Ya sabes que si estás fuera de Venezuela y quieres darle una sorpresa a tus seres queridos, esta es una gran opción. (@comidaclandestina)

Comida Clandestina

Así mismo, @BogaGifts es un emprendimiento increíble que descubrí a través de Instagram hace algunos días. Se encargan de dar sorpresas en Venezuela, desde cualquier parte del mundo. Si estás fuera de Venezuela, solamente debes contactarlos y ellos le van a hacer llegar a tus seres queridos un regalo con el mismo amor que se lo darías tú.

Boga Gifts

Y para aquellos que están en Venezuela y quieren enviarle un pedacito de Caracas a esos seres queridos que están alrededor del mundo, la mejor opción es una foto de Yorge Magallanes (@yorgemagallanes), con sus lienzos que adornan paredes y nos llenan de alegría. Regalar una de estas fotografías es regalar un pedacito de nuestra ciudad, es un recordatorio del lugar de dónde venimos y que espera con los brazos abiertos, porque Caracas es #MásAmorYMenosCaos.

Yorge Magallanes

No importa qué tan lejos o cerca te encuentres, estas cuatro sorpresas tienen la particularidad de acercar corazones, de decir cuánto quieres a alguien más allá de las palabras, son la oportunidad perfecta para vencer cualquier distancia.

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: