Kimonos: Una pieza que brilla con luz propia

kimonos

Los kimonos son una pieza que se ha robado nuestra atención, es una prenda de vestir que está llena de historia, cultura, arte y autenticidad.

Una tendencia oriental que se ha extendido a nivel mundial con adaptaciones al llevarlo. Puede que no sea utilizado como se originó, pero este accesorio ha cautivado y ya es un must have para todos.

El kimono, o quimono, es una prenda proveniente específicamente de Japón, su origen se remonta a los años 794 a 1185 en el periodo Heian. Fue utilizada como una vestimenta tradicional para diferentes ceremonias u ocasiones. Debido a su globalización, se ha adaptado a nuestro día a día más allá del peso cultural que esta vestimenta representa.

kimonos

Los materiales con que es confeccionado pueden variar, por eso se ha hecho tan popular. Se encaja en cualquier temporada, puedes llevarlo en verano con un tipo de tela más fresca o vaporosa, y también en invierno con un textil más resistente a las bajas temperaturas.

Es una pieza creada para resaltar, él realmente será el protagonista de tu outfit. Existen kimonos unicolores, pero la característica principal de esta pieza son sus estampados, hay muchísimos modelos y estilos que escoger.

Se valora tanto esta pieza porque antes eran realizados totalmente a mano, era una obra de arte que llevabas puesta; por lo tanto, sus cuidados eran muy detallados, tanto que eran llevados a lugares específicos para ser lavados.

Esta pieza desde que se creó fue utilizada por mujeres y caballeros, algo que aún se mantiene en la actualidad.

Los Kimonos son una pieza versátil

moda

El kimono puede ser llevado, combinado y contrastado con cualquier prenda de vestir. Desde vestidos, pantalones, faldas shores, medias pantys y demás.

El calzado que elijas va a depender de la ocasión, él se adapta a todos.

Una de las mejores maneras de utilizar el kimono es creando una base totalmente unicolor, de un bloque o color sólido, así el kimono será la estrella de tu look.

Existen kimonos largos y cortos, con flecos, brillos y diferentes confecciones extras.

El kimono puede convertirse en una sola pieza, es decir, las más creativas y atrevidas lo pueden convertir en un vestido. Basta con agregarle un cinturón y ya tienes otro outfit totalmente diferente.

Esta prenda está llena de personalidad. ¿Ya estás lista para agregarla a tus básicos?

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!