La flora eternizada en joyas

joyas

Por Mayte Navarro

Su nombre es Ana Catalina Giraldo, su pasión la botánica, su actividad la joyería. Esto da como resultado que sus piezas estén impregnadas por la estética de la flora de su país, Colombia.

En su trabajo sobresale una flor, la orquídea, la reina de los bosques tropicales, que en su taller se trabaja para inmortalizarla en un claro homenaje a la naturaleza.

Ana Catalina y Juan Camilo Peláez, dos colombianos que comparten su vida, la pasión por la joyería y cobijan su trabajo bajo la etiqueta Alma Joyería desde 2015, donde prevalece lo artesanal, que exige paciencia y mucha observación. Varios procesos marcan el nacimiento de cada joya. Buscan conservar los atributos naturales de la flor o la hoja para eternizar ese molde que la naturaleza les ofrece.

View this post on Instagram

La naturaleza alimenta nuestras vidas, nos llena de colores, olores y sabores Por eso nuestro principio es devolverle un pedacito de lo que la humanidad a diario le quita. Por cada pieza que vende Alma se dona un árbol a la fundación Madremonte, quién con cabezas madres de familia se encarga de cultivar árboles en via de extinción, una labor llena de sentimiento por nuestra tierra y su futuro #jewelrydesigner #pieceofart #picoftheday #beunique #goldplated #handmade #jewel #jewelry #handmadejewelry #jewelrytreasures #statementpieces #statementjewelry #statementearrings #makeastatement #nature #natural #naturalbeauty #colombianbrand #colombiannature #compracolombiano #alma_joyeria #immortalized #foreternity #colombianjewelry #unique #oneofakind #oneofakindjewelry #wearableart

A post shared by Alma (@alma_joyeria) on

Las flores pasan por una técnica de secado y el genio de Catalina, hace que plantas y flores se transformen en joyas únicas que reflejan el poder de la naturaleza y la poesía de las emociones detenidas en el tiempo.

El certificado de autenticidad va más allá de ser el carnet de identidad de la joya pues agrega otros datos sobre la especie botánica: el lugar y la fecha cuando fue recogida, como símbolo de un instante que se detiene en el tiempo.

En 2017, en un acto de respeto y gratitud con la naturaleza que inspira la marca, Alma Joyería se unió a la Asociación Ecológica Madre Monte, entidad sin fines de lucro, cuyos miembros trabajan en pro de la sostenibilidad de las comunidades rurales y urbanas, generan, apoyan y ejecutan proyectos ambientales, educativos, culturales y técnico- científicos que favorezcan la convivencia armónica y sostenible entre los seres humanos, las comunidades y el ecosistema.

Su trabajo dedicado conserva todos los atributos naturales de la flor u hoja original recogidos a mano y sus piezas reflejan las infinitas perfecciones de la naturaleza, la personalidad y la emoción.

Las piezas son bañadas en oro 24 quilates o plata, algunas llevan incrustaciones de piedras preciosas en estado bruto, siendo una de esas gemas la esmeralda colombiana, que goza de fama internacional. Su trabajo es una continua búsqueda de nuevas maneras de entender la interacción de las joyas con el cuerpo para crear sinergias entre el usuario, la naturaleza y el arte.

Alma Joyería después de 3 años de creación se ha convertido en embajadora de la naturaleza colombiana en el mundo ya que personalidades del arte, la moda y la política llevan sus piezas. Entre sus seguidoras figuran la ex primera dama María Clemencia “Tutina” Rodríguez de Santos, la diseñadora Pepa Pombo; Goyo, la cantante y fundadora de la banda de hip hop Chocquibtown; la Miss Universo Paulina Vega, Kelly Talamas, quien fuera editora de Vogue Latinoamérica; Andrea Serna, presentadora de la televisión colombiana; y la actriz Carolina Acevedo, entre otras.

Sus tiendas se encuentran en Medellín, Bogotá y Cali.

Mayte Navarro
Periodista, amante de la moda, los animales, el cine, los libro y de todo aquello que produzca placer. Lo efímero es un ejercicio
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!