Connect with us

Gastronomía

Licoteca presentó “Venezuela on the rocks!”

Un libro que destila gustos y afectos

Compartir:
Tendency Book

Published

on

Venezuela on the rocks

¿Por qué bebemos lo que bebemos? ¿Desde cuándo lo hacemos? ¿Por qué nos aferramos a determinadas bebidas o marcas? Esto y más es lo que investiga el escritor y periodista Miro Popić en su nuevo libro “Venezuela on the rocks!“, donde cuenta la historia de lo que hemos bebido y cómo el consumo de cervezas, vinos y destilados, ha sido marcador social de nuestra cotidianidad.

Venezuela on the rocks!

Muchas son las preguntas que podemos hacernos sobre el consumo de bebidas alcohólicas en el país. Por primera vez las respuestas, debidamente sustentadas, documentadas y razonadas, están disponibles en este nuevo libro que continúa la saga que comenzó con Comer en Venezuela, siguió con El Pastel que somos y luego El señor de los aliños.

“Esta aventura en busca de lo que hemos bebido a lo largo de nuestra historia -dice Miro Popić– ha resultado una experiencia embriagadora, plena de anécdotas, datos insospechados, relatos maravillosos, documentos y hasta chismes, que reflejan lo que somos y en lo que nos transformamos, cuando nos enfrentamos al vaso amable de la amistad ofrecido humildemente en cualquier rincón de nuestra geografía al que lleguemos”.

Licoteca fue la vitrina para presentar “Venezuela on the rocks!“, una obra que no es más que la prolongación líquida de nuestra historia culinaria. El origen hay que ubicarlo en el interés mismo de los propios lectores y en la necesidad de buscar respuestas al hecho alimentario que nos identifica como nación en esta geografía amplia y generosa que compartimos y sufrimos.

TendencyBook

Venezuela on the rocks! es un libro que destila gustos y afectos, una publicación que estaba pendiente en nuestra literatura gastronómica. Una lectura obligada para todo aquel que quiera celebrar lo suyo, aplacar tristezas y festejar lo bueno que nos da la vida.

Venezuela on the rocks!

La obra de Popić estará a la venta en su edición especial, versión tapa dura con sobre cubierta, exclusivamente en la tienda de Licoteca ubicada en La Castellana, Caracas.


Redes sociales de Licoteca:

Twitter: @LicotecaVE

Facebook: LicotecaVE

Instagram: @Licoteca

Compartir:

Gastronomía

CHIVATA, nuevo espacio único de encuentro

Sabores de ayer, gastronomía de hoy

Compartir:
Tendency Book

Published

on

Chivata

Dos firmas venezolanas dedicadas 100% a las cabras y los derivados de su maravillosa leche, hacen alianza: Agropecuaria Austin y Catao Gourmet. Juntos, dan un paso adelante y abren “CHIVATA”, nuevo punto de encuentro para saborear platillos con recetas de ayer y gastronomía de hoy. La Bodeguita “Chivata” ofrece productos para llevar.

Miguelángel Tálamo Beaujon y José Ramón Lacruz, directores respectivamente de Agropecuaria Austin y Catao Gourmet, hace más de un año se encontraron en un mismo camino: las cabras venezolanas: Tálamo, abogado, siempre vivió muy de cerca el campo y decidió estar al frente de su finca y cría de cabras en Nirgua, Yaracuy. Su objetivo primordial es dar a conocer, aún más, las bondades y recetas de antaño que se elaboran con la leche de nuestras cabras. Su mayor característica: Pasión por sus cabras, su leche y los productos finales que elabora.

José Ramón Lacruz, por su parte, arquitecto, observador, con visión más allá de lo que tiene al frente y con una gran pasión por la producción venezolana, captó que nuestros comensales cada día se animan más por los sabores locales. La materia prima de leche de cabra fue su punto de partida para complacer paladares; y, el mejor punto de encuentro entre los dos empresarios fue, saborear una buena mesa llena de productos elaborados con leche de cabra. Probó los quesos de Tálamo, cató, y expresó, “está catao”. De allí nace la alianza entre ambos en la cual, Catao Gourmet interviene quesos de cabra elevándolos a un sabor más gourmet según sus propias recetas.

Sobre Agropecuaria Austin

Agropecuaria Austin

Miguelangel Tálamo es hijo de madre francesa quien, al llegar a Venezuela, se instaló en Falcón zona caprina, por lo que, desde niño, tiene desarrollado el paladar ya que creció saboreando los derivados de leche de cabra. Hace aproximadamente 4 años se dedicó a la crianza de cabras y elaboración de quesos artesanales, con un sorprendente éxito temprano. Entre los productos destacan: el queso fresco, ricotta, cremosos con el distintivo toque ácido de cabra. Los ahumados merecen resaltador aparte pues, tienen un sabor muy particular ya que se procesan con leñas de árboles de naranja de Nirgua. Por su parte, el queso madurado es la Joya de la Corona, toda vez que Tálamo se encarga de su afinación directa y personalmente, en su propio hogar y la diversidad del clima influye, por lo que cada queso es un producto exclusivo. Hoy por hoy ,Agropecuaria Austin genera otros derivados como: mantequilla, chicha y dulces variados de leche de cabra que sorprende en las mesas venezolanas. En Navidades, el consabido Ponche Crema elaborado con leche de cabra.

Sobre Catao Gourmet

Catao Gourmet

Cuando se tiene una materia prima de calidad, la imaginación gastronómica vuela. Eso ocurre con José Ramón Lacruz. Agropecuaria Austin le provee los insumos de cabra y él, junto a su equipo, interviene con sabores de recetas tradicionales y los propios. Catao prepara los bocconcini de diversos sabores en sus tres diferentes líneas que actualmente están en el mercado: Dulces, aromáticos y sabores fuertes. Bellas esferas que nadan en aceite de oliva, cremosas, suaves, punto de equilibrio de acidez, especies aromáticas, frescas yerbas, picor que apenas se dejan notar, confituras en contrastes de sabores Tienen tres grupos de sabores: los aromáticos, especias y con yerbas como la albahaca. Los dulces con las confituras para combinar o intervenidas como los quesos de cabra rellenos con dulce de guayaba,. Y su protagonista: los bocconcini de sabores más fuertes como picante trujillano con ajonjolí tostado y queso relleno de anchoas entre otros variados sabores.

Ahora, “CHIVATA”. Un paso hacia adelante para degustar y adquirir

Chivata

El éxito de Agropecuaria Austin y Catao Gourmet llega rápido. El paladar venezolano lo demanda. Miguelangel y José Ramón, deciden dar un paso hacia adelante juntos y ahora abren “CHIVATA”, el primer lugar en la ciudad para degustar las delicias de variados quesos y otros productos derivados de la leche de cabra. Así mismo, se esmeran en elaborar un menú variado de recetas y, junto a los productos intervenidos por Catao, gastronomía de hoy, hacen la combinación perfecta y equilibrada. Es la excusa ideal para reunirse, degustar, compartir, con seguridad, atención personalizada y sorpresas culinarias elaboradas con leche de cabra. En CHIVATA se encuentran en un mismo punto todos sus productos en La Bodeguita Chivata; combinando la gastronomía de ayer con los sabores de hoy. Es un paso más hacia adelante ahora juntos, por su amor y respeto a las cabras venezolanas. Por su amor y respeto a sus familias y el paladar del público. CHIVATA abre sus puertas, por el amor, respeto y pasión por lo mejor que tienen, Venezuela.

@Chivata_Caracas

chivatagourmet@gmail.com

@agropecuaria _austin

@cataogourmet

Compartir:
Continuar Leyendo

Gastronomía

El Dulce trae fantasía a la Navidad venezolana

Las casitas de jengibre endulzan las mesas navideñas

Compartir:
Sergio Sosa

Published

on

El Dulce

Además de las tradicionales especias, las casitas de El Dulce llevan sirope de papelón y un toque de cacao. Se adornan con glaseado, chocolate, caramelos de colores y grageas doradas y plateadas.


Las casitas de jengibre endulzan las mesas navideñas de todas partes del mundo. Inspiradas en el cuento de Hansel y Gretel, son elaboradas con galletas de jengibre y otras especias, y decoradas con glaseado y caramelos. El Dulce, casa de pastelería, las ofrece en Venezuela hechas con la receta y técnica germanas, pero con toques criollos.

Las 13 galletas que componen la casita de El Dulce están hechas de canela, clavo de olor molido, nuez moscada y, por supuesto, jengibre, pero en vez de miel o sirope de maple llevan jarabe de papelón, melaza y cacao. Están decoradas con glaseado blanco, chocolate, grageas doradas y plateadas y pastillas de colores.

Según explicaron Randall y Antonio Sevilla, chef y gerente de El Dulce respectivamente, las casitas miden entre 25 y 30 centímetros de alto, incluida la chimenea. Un muñequito de jengibre da la bienvenida en la fachada de la casita. Tiene piso, techo a dos aguas, ventanas y una puerta que puede estar abierta o cerrada, según lo prefiera el cliente.

“Los diseños que utilizamos para nuestras casitas están inspirados en la Colonia Tovar, ese rincón alemán en Venezuela que cuenta con una arquitectura pintoresca y típica de la Selva Negra”, expresan los hermanos Sevilla.

La oferta navideña de El Dulce se complementa con muñequitos de jengibre decorados que se venden en forma individual y unas minicasitas especiales que encajan perfectamente en los mugs y tazas donde se sirve el chocolate caliente, de manera de formar un dúo perfecto en armonía y fantasía.

Historia de la casita de jengibre

Sobre los orígenes de la casita y los muñequitos, se cuenta que fueron los cruzados quienes llevaron el pan de jengibre y otras especias a Europa. Contaron la leyenda que un cuarto Rey Mago, que no pudo llegar al pesebre de Belén, llevaba panes de jengibre como obsequio para el Niño Jesús. Es por ello que la tradición cristiana incorpora esta especia a la celebración de la Navidad.

En el siglo XIX, e inspirados en el famoso cuento Hansel y Gretel de los hermanos Grimm, pasteleros alemanes hornearon las primeras Lebkuchenhaus, las populares casitas de jengibre cuya tradición se extendió luego por toda Europa y América.

Para adquirir o solicitar información sobre la casita de jengibre y otros postres para regalar de El Dulce Casa de Pastelería se puede escribir a infoeldulce@gmail.com o visitar su cuenta de Instagram @eldulceve

También atienden vía telefónica al +58 424-2108430

Compartir:
Continuar Leyendo

Gastronomía

Gastronomía navideña

Si en Venezuela comemos hallacas, ¿qué comen en otros países?

Compartir:

Published

on

Navidad

Es bastante impresionante cómo el menú de una cultura completa cambia con la llegada de la navidad; algunos son capaces de rechazar una deliciosa arepa para degustar su paladar con una hallaca.

Para mi la Navidad sabe a pan de jamón y ensalada de gallina; pero veo al resto de mi familia alucinar con nuestro plato navideño, por lo que me hace preguntar: Si los venezolanos comemos pollitos y sandwiches de pernil, ¿qué comen en otros países cuando llega la Navidad?

Los franceses se encargan de llenar sus calles con puestos de Raclette, un platillo que tiene la gracia de nuestro sandwich relleno de delgados pedazos de cochino, porque puedes comerlo en la calle, es un delicioso queso derretido sobre una baguette o papas suaves, y no puede faltar sobre la mesa el “tronco de Noel”, y un poco de salmón asado.

Un poco más cerca de nosotros culturalmente están los españoles quienes usan la excusa de ser Navidad para comer más embutidos que nunca y beber mucha sidra.

Los italianos por su lado llenan la despensa de panettone, no importa lo que digan, el clásico sin frutas y rociado con azúcar glass es el mejor del mundo. Las castañas calientes y el melón envuelto en rebanadas de jamón serrano inundarán la mesa de los italianos que cerrarán con turrón como postre.

Los estadounidenses se dedican a sorprender a sus vecinos con imponentes asomados de pavo o pollo, que combinan con su pie de calabaza y como postre siempre es bien recibido lo que sea que tenga manzanas.

Los africanos cocinan su arroz amarillo durante la época decembrina y con seguridad su Navidad tiene sabor a plum puddin.

Y nuestros hermanos latinos de México lo celebran con un ponche dulce a base de canela y uvas.

Cada país tiene su sabor a Navidad y si tienes un día en que quieres descansar de la sazón navideña criolla puedes atreverte a celebrar esta temporada al estilo de otro país.

 

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: