Connect with us

Colaboradores

Lleva tus curvas en armonía en el verano

La moda veraniega en tallas grandes ha dado un vuelvo interesante

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

El verano es una época muy temida por toda mujer de talla grande, los complejos que nos acompañan y siembran desde la infancia son infinitos y lacerantes en su máxima expresión.

A lo largo de estos 25 años en el mundo de la moda he visto una evolución interesante del lado de los diseñadores, así como de nosotras las consumidoras.

Al principio se vendía un diseño único en un máximo de 3 tipos de estampado, la noción que se tenía en ese entonces era sumamente excluyente y aburrida, los enterizos coqueteando prácticamente con un traje de buzo eran la norma. Enormes, sin forma, sin telas apropiadas y atendiendo a la anatomía de los años 40´s. Olvídense de variedad. Recuerdo perfectamente que veía esos bañadores siendo una adolescente y me envejecía 40 años de un parpadeo. Emocionalmente era la sensación que me transmitía la moda de tallas grandes, en este caso la moda de verano.

En aquel entonces era perfectamente normal ver jovencitas y mujeres uniformadas por la culpa que transmite una autoestima baja, culpa de tener un cuerpo que no cumple con las expectativas socialmente exigidas. Entre la escasez del mercado y la vergüenza se convirtieron en una mezcla explosiva y absolutamente tóxica para cada verano, esa época donde todas, sí, todas, la hemos pasado mal…

Podían verse algunas uniformadas con ese bañador demodé otras acudían a la opción más dolorosa: bañarse en el mar o la piscina vestidas. Cosa que en la actualidad aún se ve.

La moda veraniega en tallas grandes ha dado un vuelvo interesante, ya en el 2018 podemos hablar de casas de moda y diseñadores dedicados y especializados a las tallas grandes en el mundo, y afortunadamente Latinoamérica está dando una batalla importante en este campo.

Ir al mar o a la piscina, que debería ser una actividad recreativa, para una mujer de talla grande puede ser sumamente complicado. Las miradas, las risas, las burlas, la vida 2.0  está jugando un papel muy importante sumado a los antivalores. Una foto tomada de nosotras sin consentimiento para mofa puede hacerse viral y ridiculizarnos globalmente sin nosotras poder hacer mucho.

En este camino de sanación y empoderamiento se han estado dando muchos proyectos que celebro y aplaudo porque ciertamente inspiran a que muchas mujeres se animen a probar las nuevas opciones que trae el mercado, a intentarlo como diseñadoras, a simplemente tomarse una foto en bañador, algo para que no todo el mundo está listo, por increíble que suene, y que debemos respetar.

La bloguera Paola Alonso nos comparte en exclusiva una de estas propuestas de las que hablo, la suya se llama “Proyecto Verano Plus” y de forma sencilla, eso sí, con mucho color, presenta un grupo de mujeres de talla grande siendo felices como lo merecen, en la libertad de las aguas y de un bañador.

Hace poco escuché en la radio que la familia se esta perdiendo por el tema de las redes sociales y pienso que es cierto, ya no hay mesas sin célulares, hay menos conversaciones en persona, menos abrazos y detalles, ahora todo es tecnologico, supuestamente estamos avanzando en ese aspecto pero atrasando los momentos con familiares y amigos, esos momentos que recordamos y reímos… Cuando estudíe el diplomado en etiqueta y protocolo me dijeron que aún no había una posición exacta para el célular en la mesa, pero que pronto la habría, quizás alado del cuchillo o del vaso de agua, pero pronto existirá. Pero aunque tengamos muchos likes o comments eso nos hace quienes somos, porque somos mucho más que eso, es hora de dejar el célular a un lado y recordar lo lindo que es tomar un café y conversar amenamente con tus amigos, despertar por las mañanas y no tener que agarrar el célular de una vez para ver quien a escrito o dado likes a las fotos. Les soy sicera, yo cuando estoy con mi familia el célular permanece en mi cartera en silencio 😂😂😂 y muchas veces se me pasa el día sin poder escribirles alguna historia, pero como es mi pasión motivar a otros siempre trato de sacar un espacio para hacerles llegar un mensaje positivo, ya que a muchos de mis seguidores no los conosco esta es la vía más fácil para hacerles llegar mi mensaje de amor propio. Felíz Ombligo de Semana 😘 #createyourownhistory #stayincurvyharmony #GordaYFeliz #MeAmoYNoMeImporta #BodyPositive #CurvyGirl #FatyBoomBoom #Amate #Aceptate #AmorPropio #PorMasMomentos #CreandoRecuerdos #LosLikesNoMeDefinen

A post shared by Las Historias de Pao (@lashistoriasdepao) on

Bajo la fotografía de Anthony Lawes se dio a cabo este proyecto que me permito compartir con ustedes, porque hay que inspirar más y en este camino se sanación que tomará un buen tiempo, comprender que no somos una talla, que merecemos ropa de verano trendy y que todo esto siempre que se quiera es posible.

Desde ya ¡Feliz verano!

Por: Jennifer Barreto-Leyva

Compartir:

Colaboradores

Melenas en tu talla

Encontrar el corte perfecto puede ser complicado

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

Melenas

Tener el corte ideal siempre es complicado, a veces nos pasamos la vida buscándolo, vamos de estilista en estilista y rara vez damos con el corte y color perfectos, el cómo tengamos la autoestima y nuestro momentum emocional tiene muchísimo que ver. De ahí que vemos de temporada en temporada fotos que nos recuerdan nuestras decisiones estéticas, algunas veces desatinadas, otras veces arriesgadas, y otras muchas que nos retrotraen a épocas increíbles que quisiéramos volver a vivir.

Encontrar el corte perfecto siendo de talla grande, a veces es complicado. En la región somos considerablemente conservadores con el tema, y hacernos cortes, colores y estilos arriesgados aún no está en nuestra cultura capilar.

Las Latinas tenemos en el ADN ser comedidas con nuestras melenas, ¡vaya que sí! Nosotras solemos ser bastante conservadoras en nuestro estilismo y para cortarnos las puntas, algo en apariencia tan simple,  lo pensamos una y otra vez.

El nexo emocional con nuestras melenas es fuerte y comienza desde niñas cuando nos enseñan a que no dejemos que nadie nos esté manipulando el cabello. A medida que crecemos va agudizándose el tema cuando comenzamos a tener preferencias por este o aquel estilista porque creemos que tiene mejor mano al cortarnos, por nombrar uno de tantos ejemplos…

Esto en conjunto hace más complicado que podamos manejar opciones adecuadas a nosotras, para sacar el mejor partido de quienes somos, que es al final el objetivo único de todo esto.

Si tienes papada, tu rostro es muy redondo u ovalado son puntos vitales que debes tomar en cuenta a la hora de elegir tu corte de cabello.

La pollina, cerquillo y/o flequillo son elementos que debes evaluar acuciosamente porque dependiendo de las dimensiones de tu cuello y rostro pueden perjudicarte de forma considerable.

Consulté a la estilista Oriana Portillo sobre opciones y estigmas del tema. Su opinión valiosísima e interesante por demás:

Creo que la tendencia de los cortes ha variado demasiado porque hoy en día las mujeres de tallas grandes utilizan hasta un corte bob y se les ve espectacular, al igual que un desgrafilado, todo eso va cambiando de acuerdo a la forma del rostro”.

Cuando le pregunté si como estilista aconsejaría a las chicas a atreverse con otros estilos o cortes que normalmente no sugieren para uno, su respuesta me sorprendió gratamente:

Yo en lo personal si, un poco de cambio ¡nos hace bien a todos! He visto que las chicas al sur de Latinoamérica son atrevidas y lucen cortes y colores diversos. Uno puede atreverse pero siempre y cuando conociendo nuestras facciones y pidiendo ayuda a un profesional” en esto último me hizo énfasis, puesto que vía online es complicadísimo sugerir cortes y colores de cabello sin tener a la persona de frente, el tener a la persona en cuestión para ser asesorada fue algo en lo que Oriana fue bastante firme.

Las reglas en cortes de cabello al parecer también se están rompiendo, re-estructurando y con ello gente más libre y abierta a los cambios. Además de estar dispuestas a lucir estupendas, debemos ir con gente que sea experimentada en el tema, y nos asesore de forma particular y con la mayor de las paciencias, qué nos queda bien y por qué.

Equivocarnos en el estilismo es un riesgo que todas cometemos, pero que lejos de verlo como algo malo, mejor veámoslo como algo que nos recuerda que estamos vivas y que podemos seguir jugando con nuestras melenas e imagen.

El cabello crece, así que ¡vivan!

Oriana Portillo

Para tips de estilismo y maquillaje, pueden seguir a la especialista Oriana Portillo en su Instagram @orianaypm

Hasta la próxima…

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

Moda no es vestir de marcas, es vestir de ti

Una buena autoestima no se viste de diseñador

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

moda

Ser incluidos, como arte y parte en todos los ámbitos del mercado de la moda, es una de las aspiraciones del segmento de tallas grandes, quien lucha a brazo partido por ello.

Sin embargo está tomando fuerza una corriente a mi modo de ver poco realista, y es que la moda de lujo está comenzando a tomar espacios en las tallas grandes. Nada tiene de malo apostar por el mercado del luxury, de hecho trabajo en este, sin embargo como conocedora del tema lo veo como querer aprender a correr sin antes haber aprendido a caminar.

Mucha gente que no sabe de moda permanentemente tiene las marcas a pedir de boca y el tema no es tan sencillo y “funny” como se está vendiendo.

Como bien dice la gente de “The fashion lawal comprar moda de lujo, nunca buscamos calidad, nunca miramos siquiera de dónde salen los materiales, la ética con la que fue creada la pieza y la sustentabilidad de lo que estamos comprando en el tiempo. Estamos comprando el logo, el caché que da hablando la marca, el estatus económico que manifiesta el diseño socialmente hablando, pero jamás es una prenda desde la educación de un consumidor consciente.

¿Qué estoy comprando y de dónde sale? Son dos preguntas que tenemos que hacernos al comprar moda de lujo, y esto no está pasando.

Otro de los puntos importantes y que en lo personal como crítico de moda con 26 años de experiencia en mi haber, es la falsa realidad que se le está vendiendo al público de tallas grandes con esto de vestir de marcas o luxury fashion. Si bien es cierto que con las marcas viene un standing de calidad que obligatoriamente tienen que cumplir por ley, también es cierto que hay marcas pequeñas, o quizá no tan pequeñas y con algo de tiempo en el mercado que no tienen nada que envidiarle a la calidad que ofrecen grandes diseñadores. Muchos en grande y pequeño lo hemos demostrado.

Cuando vistes, dejas fotografías de lo que eres tú por donde vayas, es una máxima de la psicología de la moda. Son statements  o pronunciamientos de lo que somos, de lo que sentimos, pensamos y de cómo nos sentimos con nuestros cuerpos los que dejamos con la moda. Por tanto vestir marcas quizá deje huellas de tu posición socio-económica, puede que de tu necesidad de demostrar poder ante otros, sin embargo, no necesariamente demostrará tu esencia.

Cuando compres moda, si eres de tallas grandes, revisa que esa tienda o diseñador realmente ofrezcan todo el abanico de tallas, que lo que compres sea de calidad; después de todo es bastante lo que nos toca pagar por cada pieza, no compres con los ojos, compra como un consumidor consciente, pero sobre todo compra moda que sea para ti porque al final del día, una buena autoestima no se viste de diseñador, sino de ti.

¡Hasta la próxima!

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

5 tips para comprar el bañador perfecto

Una compra consciente siempre valdrá la pena

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

bañador

El verano está aquí y ¡vaya que se ha hecho sentir! Muchas no han comprado aún sus bañadores o siguen intentando buscar el ideal para sus necesidades.

En esta oportunidad les traigo las cosas que deben tener presentes al comprarlo, especialmente si son de tallas grandes como yo.

1.- Buen material. La lycra con la que está diseñado el bañador, vestido de baño o traje de baño, es importante que sea gruesa y resistente, para que no se desplace ningún área del cuerpo que no deba. Si eres de busto generoso es importante que hagas especial hincapié en el área de las copas del bañador. Una pieza mal diseñada o mal estructurada puede hacerte pasar un rato desagradable. Los cierres y demás materiales deben seguir la misma línea: buena calidad y resistencia.

2.- Expectativas realistas. Si eres de caderas generosas y compras un hilo dental o si por el contrario tu busto lleva la voz cantante y usas un bañador strapless debes estar absolutamente clara, asumida y consciente de que los malos ratos e incomodidades mientras los uses están garantizados. Comprar un traje de baño o bañador que se ajuste a tu cuerpo y sus necesidades es lo más sano que pudiera aconsejar alguna vez.

3.- Colorimetría y algo más. Nos han mal acostumbrado a que por escasez de opciones compremos lo primero que encontramos. Por suerte hay un poco más de donde escoger, cada día son más y mejores las nuevas apuestas por el diseño de swimwear en tallas grandes. El mercado empieza a escucharnos, lentamente pero lo hace…

No escojas lo primero que veas, no te conformes. Conoce tu cuerpo, los tonos ideales para tu piel, qué estampados favorecen y están en tendencia. Es muy frecuente ver mezclas y composiciones en moda playera que asustan.

El buen vestir no debe abandonarse ni siquiera en la playa.

4.- Modernidad vs. Comodidad. Los chicos de tallas grandes la tienen un poco complicada a la hora de comprar bañadores, puesto que el mercado es extremista con ellos, o se ajustan a la modernidad o a la comodidad. No hay un término medio donde puedan encontrarse ambas cosas. A muchos chicos de tallas grandes no les favorecen bañadores tipo Speedo y es por ello que acuden a otras opciones. Ante escasez de alternativas, mi sugerencia es siempre ir a lo seguro. Los shorts con estampados divertidos sin caer en lo caricaturesco son siempre una estupenda alternativa para echar mano.

 5.- Buena actitud. Sí, leíste bien, buena actitud. Por tener una autoestima lacerada con justa razón, estamos muchas veces a la defensiva, predispuestos y ya mentalizados a que vamos a lucir mal, no vamos a conseguir ninguna opción que nos favorezca y a que debemos conformarnos a lucir como un absoluto desastre porque es lo que ha ocurrido toda la vida. Es momento de que pares y dejes de repetir ese patrón tan tóxico que ejercemos una y otra vez quienes pertenecemos al mundo XL. Mereces estar bien vestido, mereces lucir hermosa, y aunque un poco cuesta arriba, sí existen opciones para él y para ella, solo que por la profunda carencia del mercado nos toca explorar y tener un poco más de paciencia.

Recuerda, por antipático que suene, que cómo nos vestimos refleja cómo nos vemos y sentimos por dentro, refleja el respeto que le tenemos a los demás y lo mucho o poco que nos preocupa la imagen que estamos dando. Todo está conectado con la autoestima.

Por esto y más, una compra consciente siempre valdrá la pena.

Disfruta el verano, tu cuerpo y tu closet también.

¡Hasta la próxima!

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: