Lo que no sabías sobre la cicatrización

Cicatrización

La cicatrización de la piel es un proceso complejo y diferente para cada persona, condicionado por el tipo de piel, la edad, la zona del cuerpo y por la genética. Por ello, no se puede estandarizar el tiempo de cicatrización, ni el resultado de la misma para todas las personas; hay personas a las que les lleva más tiempo que les desaparezca una cicatriz que a otras.

¿Que factores juegan un papel importante en la cicatrización?

En primer lugar, es esencial tomar en cuenta la topografía de la cicatriz. Algunas áreas del cuerpo cicatrizan menos eficientemente que otras. Por lo tanto, una herida situada en la espalda o el pecho, presenta riesgo de separación de bordes con un mayor riesgo de cicatrices hipertróficas o queloides.
Las heridas que se encuentran en la rodilla y el tobillo requieren tiempo para sanar. Es esencial seguirlas con atención y atenderlas con regularidad para tener una correcta cicatrización.
Los antecedentes genéticos también juegan un papel muy importante. Es necesario verificar cómo han evolucionado las cicatrices anteriores para evaluar el riesgo de una mala cicatrización. De hecho, no hay que olvidar que no todo termina una vez que la cicatriz se cierra, el proceso de cicatrización acaba en meses y varía de un individuo a otro.
Skin

¿Qué sucede cuando exponemos una cicatriz al Sol?

Las cicatrices recientes (que todavía tienen un tono rosado y se están curando) son muy vulnerables a los rayos UV y pueden quemarse fácilmente.

La combinación de la inflamación en el tejido que se está curando y la exposición solar puede provocar hiperpigmentación postinflamatoria, lo que hace que la cicatriz y el resto de la piel que la rodea se oscurezcan. Las manchas pueden durar meses o incluso años, así que la protección es importante desde el principio. No hace falta mencionar que la exposición al sol sin la protección adecuada conlleva el riesgo de cáncer de piel.

¿Tengo que proteger su cicatriz del sol?

Durante el primer año de la cicatriz se requiere un cuidado especial. Antes de salir de casa, asegúrate de proteger tu cicatriz con una protección solar muy alta (lo ideal, que tenga SPF50+).

Intentar broncearte para ocultar tu cicatriz no es una buena idea y hará que se marque más. Recuerda, todas las formas de herida cutánea (incluyendo los tatuajes) pueden desarrollar una pigmentación excesiva cuando se exponen al sol. No importa cómo sea tu herida, la clave está en la protección.

¿Qué pasa si mi cicatriz es marrón o negra?

Si tu cicatriz se ha vuelto marrón o negra, a veces con un «halo» alrededor, probablemente tengas una cicatriz hiperpigmentada. Esto es habitualmente porque se ha expuesto al sol la cicatriz cuando aún estaba fresca y en proceso de curación.

Ya que su apariencia oscura puede durar años, algunas personas acuden al dermatólogo para realizar tratamientos (láser, agentes despigmentantes, revisión quirúrgica). Todos los tratamientos necesitan tiempo para ser efectivos y no son baratos, por lo que el viejo dicho «mejor prevenir que curar» es muy relevante.

¿Posees cicatrices profundas? Cuéntanos si conocías esta información.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!