Todo lo que tienes que saber sobre el Síndrome de Irritabilidad Masculina

Una vez al mes, las mujeres tenemos que pasar por el temible Síndrome Premenstrual (SPM), ese que nos hace cambiar de humor rápidamente, nos produce sensibilidad en los senos, antojos de comida, fatiga, irritabilidad y en algunos casos depresión.

Por años nos quejamos de lo injusto que había sido Dios -o la naturaleza- al enviarnos esos días “especiales” solo a nosotras. Pues bien, resulta que los cambios de humor no sólo les ocurren a las mujeres, los hombres también sufren de algo llamado Síndrome de Irritabilidad Masculina (SIM).

Sí, es verdad, ellos también tienen esos días en los que están particularmente sensibles. Así lo demostró el Dr. Gerald Lincoln de la Unidad Reproductiva Humana del Consejo de Investigación Médica en Escocia, quien observó que, tras una caída en los niveles de testosterona, las ovejas se volvían irritables ocasionando problemas en la manada. Lo mismo ocurría con ciervos, renos y elefantes.

Ciertamente, humanos y animales son diferentes, sin embargo, los bajos niveles de testosteronas también ocurren en los hombres, especialmente en aquellos que superan los 50 años. El envejecimiento disminuye la secreción de esta hormona masculina ocasionando que se generen cambios físicos y psicológicos.

Según expertos, los cuatro síntomas más comunes del Síndrome de Irritabilidad Masculina son: ansiedad, frustración, enojo e hipersensibilidad. Es importante destacar que, a diferencia de las mujeres, este fenómeno no es cíclico, por lo que a simple vista no se puede saber con certeza cuándo un hombre podría estar padeciendo el SIM.

Expertos a nivel mundial no descartan que pronto puedan existir tratamientos de reemplazo hormonal masculinos tan populares como los que actualmente usan las mujeres. Por lo pronto, recomiendan actividad física y buena alimentación.

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!