Connect with us

Cultura

María Fernanda Lairet nominada para el “Best Global Artist Award” en Dubái

La artista visual y fotógrafa venezolana María Fernanda Lairet representa a nuestro país entre la lista de nominados con su serie “Dubai-Lairet”.

Compartir:
Tendency Book

Published

on

La artista visual y fotógrafa venezolana María Fernanda Lairet representa a nuestro país entre la lista de nominados con su serie “Dubai-Lairet”.

Estos reconocimientos fueron creados para honrar los logros y contribuciones de artistas, galerías y profesionales del arte en todo el mundo quienes compiten en categorías como pintura, arte de calle, fotografía, ilustración, instalaciones, arte digital, smart phone, video, escultura, textil, entre otras.

Los primeros 100 exponentes que obtengan más votaciones a través de la plataforma web del concurso  serán anunciados en septiembre y octubre.

El jurado incluye algunos de los más respetados profesionales del arte, coleccionistas, galeristas, críticos y emprendedores de arte, así como miembros del Middle East Art Collector Association entre los cuales figuran: Mahmood Bin Karam Al Farsi (UAE), Sophie Neuendorf (USA), José Ignació Ruiz Caparrós (China), Cristoph Noe (Hong Kong), Satoshi Maruhashi (Japan), Daryl Goh (Singapore), Jean Minguet (France), Ghada Kunash (UAE) y Joobin Bekhrad (Toronto).

Silicon Valley, Miami y PhotoLima también han acogido las obras de María Fernanda Lairet durante el 2017. A principios de este año, la artista venezolana realizó una individual en el Miami Dade College – USA, donde ella misma se encargó de la museografía de las obras que estuvieron expuestas durante cuatro meses.

De igual forma, a partir del mes de noviembre dos de sus obras podrán ser apreciadas por casi 11 millones de pasajeros al año en el Aeropuerto de Silicon Valley en la ciudad de San José – California, uno de los centros más importantes de innovación tecnológica.

En Caracas, Lairet expone junto a 100 artistas venezolanos en la muestra “A Shining Constant in the Artistic Sky/Un Resplandor Constante en el Cielo del Arte” de la Galería de Arte La Florida, en el marco del proyecto Imago Mundi de Luciano Benetton.

Ha expuesto en varias oportunidades en PINTA Londres y New York, y a finales de este año estará en Pinta Miami en el marco del Art Basel Show.

Por tercer año consecutivo ha sido invitada como jurado en la categoría de Artes Plásticas en el Festival Intercolegial de Humanidades 2017 – FIH para apoyar talentos juveniles venezolanos entre los 12 y 20 años.

La artista actualmente se encuentra residenciada en Savannah, Georgia – USA, y recorre los pasillos del Savannah College of Art and Design – SCAD, para obtener una maestría en Business Design & Art Leadership.

Sus propuestas se enriquecen. Evolucionan hacia un nivel geométrico y minimalista que exaltan aún más los rasgos conceptuales de sus reconocidas intervenciones del papel moneda, que continúan induciendo al espectador a apreciar códigos y elementos desapercibidos por el uso rutinario.

El extenso portafolio de Lairet integra obras pictóricas, series fotográficas y collages virtuales de delicada estética donde integra lenguajes que buscan romper barreras entre lo artesanal e industrial y que la han hecho una referencia en el arte digital.

Para seguir de cerca a esta artista

Pág web: www.mariafernandalairet.com

Instagram: @mflairet

Facebook: María Fernanda Lairet.

 

Compartir:

Cultura

50 Años del “Mayo Francés”

Una época que fecundó con éxito una serie de movimientos -feministas, ecológicos, antirracistas- de liberación cultural en Europa y el mundo

Compartir:
Marianella Salazar

Published

on

A los lectores más jóvenes les convendría obtener información sobre el “Mayo Francés”. Los más desprevenidos podrían confundirse con el mal característico del mes, que pone de “chorro a coliseo” a gente con estómagos melindrosos; o la infección de transmisión sexual conocida como la “enfermedad francesa”. ¡Nada que ver!

En el mayo francés de 1968 hubo una huelga general obrera y una revuelta estudiantil en París que predicaba la utópica ilusión de felicidad colectiva, pero lo que sí fecundo con éxito fue una serie de movimientos -feministas, ecológicos, antirracistas- de liberación cultural en Europa y el mundo. Las crónicas de ese año reportan hechos violentos, como la invasión de los tanques soviéticos, que puso fin a la florecida Primavera de Praga en libertad; hubo grandes manifestaciones contra la guerra de Vietnam; los asesinatos del líder del movimiento negro, Martin Luther King y del senador Robert Kennedy,  que fue un pilar para el movimiento Afro-estadounidense por los derechos civiles.

Recuerdo muy bien esos días porque recién ingresaba a la escuela de Periodismo de la Universidad Central de Venezuela, que era un jolgorio de greñudos con tumusas tipo afro y camisas de bacterias. Muchos de mis compañeros pertenecían al movimiento hippie o bajaban de las montañas despojados sin sus fusiles de guerrilleros para acogerse a la política de pacificación. En aquellos años, el que no tuvo una debilidad “ñangarosa” era “comeflor” o “hare krishna”. De eso yo no cojeaba, nunca le rendí culto al Che Guevara, no solo por su  fobia a la democracia, sino al jabón y  al desodorante. Tampoco soportaba el olor de las varitas de incienso, ni el de la marihuana, no aceptaba la liturgia del ácido lisérgico que se había adueñado del rock, no me terminaban de entusiasmar los Beatles y mucho menos soportaba las canciones de la Nueva Trova Cubana, !las detestaba!

Prefería oír  Yellow Submarine  o  Let It Be antes de escuchar a Silvio Rodríguez o Pablo Milanés con sus coplas revolucionarias mezcladas de marxismo-leninismo. Mis ídolos musicales eran la Billo´s Caracas Boys y Frank Sinatra. El único ritmo juvenil que baile fue el “twist” y  mi himno personal era la Tómbola, que cantaba la española Marisol: “la vida es una tómbola, tom… tom… tómbola”. En la clase me veían como una extraterrestre en minifalda. Tenían razón. !No estaba en nada!

La década de los sesenta siempre regresa con sus expresiones artísticas: la obra del  rey  del Pop-art, Andy Warhol, ha sido una de las más influyentes de la modernidad, sus serigrafías de latas de sopa Campbell, o de Marylin Monroe, Mickey Mouse, o Mao Zedong se cotizan hoy en millones de dólares. El gobierno chino llegó a  vetar  una muestra de Warhol con retratos  del líder comunista por considerarla irrespetuosa. Mao fue uno de los gurús de la revuelta estudiantil de mayo del 68, su sombra influyó incluso en la moda unisex, con el traje de cuello Mao  que causó furor.

Cincuenta años son más que suficientes para que las modas regresen y se conviertan en “revival”, un término a medio camino entre las cosas que son recordadas y trasplantadas al presente, que se recrean y  vuelven actuales. No se cómo pude deshacerme de los accesorios de esa época que han vuelto de moda. En 1965 la diseñadora británica Mary Quant sacó la minifalda al mercado y promovió a una mujer  de aspecto andrógino, como la modelo Twiggy, flaca como un espárrago frío pero con unos  grandes y expresivos ojos, resaltados por varios pares de pestañas postizas. Pero aquel año también fue excepcional porque se promovió la liberación sexual, que pregonaba hacer el amor y no la guerra. La revolución sexual de los 60 fue posible gracias a la píldora anticonceptiva, que evitó millones de embarazos no deseados, aunque significó un pecado mortal para el catolicismo. El Papa Paulo VI, en una polémica encíclica, Humanae Vitae, de ingrata recordación, condenó el uso de los anticonceptivos. Aquel documento provocó una santa indignación en medio mundo que siguió disfrutando de la sexualidad  sin remordimiento alguno.

El mayo francés  es una efemérides  gloriosa que vale la pena recordar, tal vez vuelvan también las ilusiones de felicidad colectiva y el afán por un mundo mejor por el que combatieron aquellos jóvenes parisinos  que nos inspiran a mantener vivo el maravilloso fuego de la imaginación.

Por: Marianella Salazar 

Compartir:
Continuar Leyendo

Cultura

José Vivenes expone pinturas y dibujos recientes en la Galería D’Museo de Los Galpones

Con más de una década de trayectoria artística, Vivenes ha exhibido su obra en exposiciones individuales y colectivas en Venezuela y en otros países

Compartir:
Tendency Book

Published

on

Con el título “Historia de una infamia” será inaugurada una exposición del artista venezolano José Vivenes, el sábado 12 de mayo a las 11 am en la Galería D’Museo del Centro de Arte Los Galpones, con una selección de pinturas y dibujos recientes, que constituyen el cierre de la investigación del autor sobre la adulación y culto a la imagen.

En su actual propuesta, Vivenes busca ampliar elementos propios y ajenos del dibujo expandiendo soporte y pigmento al espacio expositivo, en un recorrido plástico que muestra la lectura satírica de la realidad, e irónicas metáforas en torno a la historia del país.

 “Seguramente la iconografía patriótica no había recibido una fulminación proveniente de las artes plásticas como la que ahora nos ofrece José Vivenes”, afirma Elías Pino Iturrieta. “No se conforma con la muestra de una obra aislada, ni con una sugestión incoherente. Se toma en serio la contestación de las efigies tradicionales, relacionadas con los creadores de la nacionalidad, para referir los perjuicios que acarrea su uso desconsiderado y desmedido”.

Por su parte, el promotor e investigador de arte Nicomedes Febres, considera que los hechos suceden y deben ser contados para que no se olviden, a veces con narraciones, otras veces explicados con imágenes. Y esta siempre ha sido la estrategia del Arte desde antaño.

 “El Arte debe con un trazo contar brevemente una historia, siempre con una imagen, pero debe ir más allá de la realidad y de allí, cada obra de arte es además de una historia una interpretación de los hechos, esa parte subjetiva que hay en cada Historia, para hacerla más humana, dolorosamente humana, porque el Arte también debe ayudar a pensar al espectador”, señala Febres.

Con más de una década de trayectoria artística, José Vivenes (Maturín, 1977) ha exhibido su obra en exposiciones individuales y colectivas en Venezuela y en otros países como Estados Unidos, China y Alemania; además ha recibido numerosos reconocimientos, entre los cuales se incluyen, el Premio Mejor Obra, V Salón Bienal de Jóvenes Valores de Oriente. Porlamar (1998), Premio de Pintura I Salón para Jóvenes “Héctor Poleo”. FONDE-CONAC Caracas (1999), Bolsa de Trabajo “Francisco de Miranda”. I Salón de Arte 2003. Exxon Mibil de Venezuela. Museo Sacro. Caracas (2001), Premio “Joven AVAP”. Caracas (2005), Premio “Eladio Alemán Sucre”, Bienal 63 Salón “Arturo Michelena”. Ateneo de Valencia. Edo. Carabobo (2006), Premio “Mario Abreu” XXVI y XXXIII Salón Nacional de Arte Aragua. Museo de Arte Contemporáneo de Maracay “Mario Abreu”, Edo. Aragua. (2008), y Premio “Braulio Salazar”. 66 Salón “Arturo Michelena”. Ateneo de Valencia. Edo.  Carabobo. (2012), entre otros.

 El público tendrá la oportunidad de apreciar la obra de este artista a través de la exposición “Historia de una infamia”, que se estará presentando del 12 de mayo al   en la Galería D’Museo, ubicada en el Centro de Arte Los Galpones, Avenida Ávila con 8va transversal de Los Chorros, Caracas. El horario es de martes a sábado, de 10 am a 6 pm, y los domingos de 11 am a 4 pm. La entrada es libre.

Compartir:
Continuar Leyendo

Cultura

Caracas: más amor y menos caos por Lety Tovar

5 lugares que definen nuestra ciudad, nos hablan de ella y nos mantienen enamorados

Compartir:
Lety Tovar

Published

on

Si estás leyendo esto, muy probablemente sea por alguna de estas razones: la primera es que ya me conozcas y hayas visto lo que escribo sobre Caracas en mis redes sociales. Dos, porque al igual que yo, estás perdidamente enamorada o enamorado de esta ciudad, o por último, y más divertido, quieres darle otra oportunidad a nuestra ciudad, y eso es exactamente lo que vas a encontrar en este espacio: muchas opciones para reconciliarte con Caracas o para seguirte enamorando.

Me llamo Lety Tovar y una de las cosas que más disfruto hacer es explorar mi ciudad. Hace algún tiempo, empecé a usar mi Instagram para mostrarle Caracas a mis amigos, compartiendo con ellos mis planes, planes que ahora también quiero compartir contigo. No esperes lo típico, lo habitual, lo que siempre ves; prepárate para acompañarme en esta experiencia #RecorriendoCaracas, quiero mostrarla a través de mis ojos y que la redescubras desde mis experiencias.

Para empezar, te voy a compartir uno de mis tesoros, mi lista de lugares secretos en Caracas, en donde no todo está descubierto, hay muchísimos lugares que tal vez nunca has visitado, que están llenos de encanto y esperan por ti. Si al igual que yo siempre estás cazando nuevos planes,  esta lista es para ti.

  • Si eres amante de la fotografía y estás buscando renovar tu galería de Instagram, no puedes dejar de tomarte unas buenas fotos en el Parque Ezequiel Zamora, mejor conocido como “El Calvario”. Al subir todos esos escalones, encontrarás el paraíso en la ciudad, unos paisajes que no tienen pérdida, acompañados de un pedacito de nuestra historia nacional. ¡Anímate y deja los prejuicios! Este es un lugar tranquilo y seguro, actualmente cuenta con seguridad y espacio para estacionar.
  • Ahora, si te interesa más un plan que incluya un buen café o un rico helado acompañado de una buena conversación: hacer un paseo por la ruta de los museos o “el eje del buen vivir” en Bellas Artes, es para ti. Entre los museos de ciencias naturales y arte contemporáneo, encontramos un paseo lleno de arte, naturaleza, color y buena energía. Un lugar perfecto para ir con nuestros amigos y pasar un rato distinto.
  • Otro lugar increíble, que tal vez aún no conoces es el Parque secreto del Café Arábica en Los Palos Grandes. Un lugar mágico para sentarse en su fuente marroquí a comerse una rica torta o incluso relajarte haciendo yoga todos los días a las 6pm.
  • Si quieres sentir que estás en otro mundo sin salir de la ciudad, puedes ir al Parque por la paz en El Hatillo, allí podrás pescar, disfrutar de un picnic, apreciar la naturaleza, incluso puedes alquilar una bicicleta y disfrutar de sus caminos con obstáculos para los más valientes. Sin duda un plan diferente, para salir de la rutina.
  • Por último, si eres de los que disfruta un buen libro, no puedes dejar de ir a los jardines de la Casa del estudio de la historia “Lorenzo Mendoza”, en el corazón de la ciudad. Una casa típica del siglo XVII perfectamente cuidada, en la que se encuentra una extraordinaria biblioteca, toma un libro o lleva el que más te guste y siéntate a leerlo. Es un lugar para viajar en el tiempo y no querer regresar.

Estos 5 planes son completamente distintos a lo que estamos acostumbrados, sin necesidad de ir lejos, ni planear una gran logística.  5 lugares que definen nuestra ciudad, nos hablan de ella y nos mantienen enamorados. ¿Te atreves a perder el miedo? Recuerda que Caracas es #MásAmorYMenosCaos. 

Por: Lety Tovar

Compartir:
Continuar Leyendo