‘Mayúsculamente Aterrorizante’

Recién estrenada en Venezuela, la más reciente Obra del director griego Yorgos Lanthimos, ‘The Killing of a Sacred Deer’ (cuyo tráiler anexé a mi Columna anterior dedicada a algunos ‘excluídos’ en los Oscar 2018), es la película menos complaciente y fácil que habrá ingresado a nuestra Cartelera durante el último lustro. No ha sido concebida con la finalidad de ‘atrapar’ público masivo u obtener el favor de toda la Crítica. No esperen encontrar en ella explicaciones, pues su director no las brinda: Sólo expone ante nosotros las piezas de su y particular rompecabezas, las cuales pueden encajar correctamente en él aún colocándolas de diferentes maneras… y corresponde a nosotros formar con ella la imagen mental que mejor se adapte a nuestra percepción.

Recomiendo verla, porque es excelente… aunque difícil, aunque advierto a quien me lea que su efecto no será para muchos precisamente el más amable, esperado o deseado. Resultará incómoda para infinidad de personas; es fuerte, dura, transgresora, cruel, insólita, pero infaltable en nuestra ‘Galería de Cine de Autor’. Para algunos podría significar una especie de pecado verla o hacerlo con naturalidad. Para otros (nosotros, los amantes del ‘Cine de Arte’, ‘De Autor’, Experimental e Independiente) sería un pecado absoluto no verla. Aunque insisto en mi advertencia: ‘Blíndese’ psicológicamente, proteja su emocionalidad, haciéndole saber que se enfrentará a un desafío… y luego, entre a la Sala y dispóngase a digerir y asumir -aún ante el efecto devastador de algunas escenas- el contenido de una Obra inusual, una ‘abofeteante’ genialidad de uno de los directores que nos obliga a cabalgar junto a él sus fantasmagóricas y desenfrenadas odiseas psico-mitológicas, infundiéndonos terror real, lapidario, que nos ‘petrifica’, haciéndonos levantarnos de nuestra butaca -al final- prácticamente ‘en shock’.

Hay quienes cuestionas algunas escenas clave, por considerarlas poco creíbles. Es entonces cuando debemos entender y respetar el derecho que asiste a los directores -como creadores-  de jugar a su antojo con la fantasía y la realidad, fusionándolas de la manera que le apetezca. Lanthimos no explica sus ‘por qué’; nos deja abiertas muchas posibilidades, para que elijamos. En esta cruel historia, un cirujano famoso y su esposa, oftalmóloga, viven, junto a sus dos hijos, una fría y convencional relación de pareja y de familia. Ella mima a su hijo y agrede con sus actitudes a su hija. Él es fuerte con su hijo y tierno con su hija, además de proteger, a su manera, al abominable personaje (mayor que sus dos hijos) que invade su vida para desgraciarla a través de un inimaginable martirio, tanto para él como para el espectador.

En esta Obra de Terror Psicológico, inspirada por las tragedias griegas, con viso de Comedia Negra y que coquetea con el surrealismo, Lanthimos y su Co-guionista (Efthymis Filippou) nos cuentan la historia mediante símbolos, metáforas y elementos mágicos demoledores, que cuestionan los conceptos ‘familia’, ‘sociedad’ y ‘amor’ y golpean la sensibilidad… Todo ello apoyado en una gran Estética, creadora de una atmósfera emocionante y vertiginosa, pese a la sutileza de la dura narración, mediante una nada convencional fotografía, rica en planos inusuales que imprimen energía a la acción psicológica y el suspenso, tan bien manejados por el director y con el aporte invalorable de una banda sonora cuya música -que ‘horada’ los sentidos- es la mejor que pudo ser creada para el caso concreto: Sobresaltadora, contundente, casi enloquecedora y contribuye decisivamente a generar el permanente estado de ansiedad en el cual nos vemos sumidos mientras el revulsivo personaje central acaba con todo mediante su concepto ancestral de ‘justicia’ disfrazado de venganza (límite sutil) y desnuda emocional y moralmente al resto de los personajes, dotándolos a través de lo inhumano de esa ‘humanidad’ de la cual parecen carecer, elevando a esos seres fríos y carentes de sentimientos convencionales a una exacerbación de los sentimientos reales.

‘The Killing of a Sacred Deer’, película de Yorgos Lanthimos que obtuvo el Premio a ‘Mejor Guión’ en la más reciente Edición del Festival de Cannes (2017), nos habla con cierta sutileza y -a través de un caso nada sutil- de la lamentable manipulación de los sentimientos por parte de quienes juegan a convertir al hombre en Dios y, echando mano de lo abstracto, inspecciona el fondo de los peores rasgos humanos de perversión y crueldad, como si de una tragedia del propio Eurípides se tratara, vapuleando magistralmente el comportamiento humano familiar y social, basado en una moral de varios rostros… y nos regala una magistral actuación de Barry  Keoghan en el personaje central, junto a una Nicole Kidman que es perfecta para esas tramas psico-sociales de ese tipo de director y un Colin Farrell ‘políticamente correcto’,

No se trata, simplemente de una película de ‘Terror Psicológico’. Es auténtico ‘Cine de Autor’. Pertenece a la Obra Mayúscula de un director que ejercita nuevamente su destreza para aterrorizarnos… Es ‘Mayúsculamente Aterrorizante’…

Trailer de ‘The Killing of the Sacred Deer’:

https://www.youtube.com/watch?v=9Faxj4nlNBY

Trailer de ‘Canino’ (Kynódontas)

Por: Moraima Blanco

Moraima Blanco
Analista (MÚSICA y CINE), Productora-Conductora (ANTES, de 'Top Jazz'; AHORA, de 'CINE-SQUEMAS' en Mágica 99.1 FM y 'TOP MOVIES)
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!