Connect with us

Colaboradores

Méteme Goles

Al ritmo de  “Méteme goles” aguardamos por los equipos saliendo del túnel de los grandiosos estadios del mundial Rusia 2018

Compartir:
Marianella Salazar

Published

on

Confieso que  durante este mes de la Copa del Mundo no soy capaz de mantener la objetividad, disfruto viendo las transmisiones de ese gran espectáculo de masas, gozo del juego por el juego independientemente del color de la camisa.

Se trata de un acontecimiento omnipresente y a pesar de que el fútbol no es prioritario en nuestra vida, es difícil luchar contra una promoción tan desmedida. Aunque uno se escape a algún lugar recóndito del planeta, allí estará persiguiéndonos siempre para doblegarnos ante él.

La Copa del Mundo sustituye a los grandes fetiches de otros tiempos, es la nueva religión de la humanidad que llena el vacío de las fiestas sagradas. Los finales del mundial son grandes acontecimientos, el mundo se paraliza, la emoción se extiende como algo extraordinario, es un fuerte tópico de conversación que hace olvidar -al menos postergar- la política doméstica, logrando que toda nuestra atención se dirija hacia la geopolítica del balompié con el mismo ardor que nos incita la geopolítica del punto G. Y es que a pesar de que la cancha está saturada de reglas, hay una innegable carga erótica, yo al menos, soy incapaz de mirar desapasionadamente esos cuerpos extraordinarios.

Desde la lógica femenina, me parece que en vez de taparlos tanto podrían perfectamente descubrirlos, en vez de vestir esos uniformes -con pantalones hasta la rodilla y camisas que cubren demasiado los hermosos torsos de estupendos abdominales-, que solo dejan ver  unas rodillas, que vistas de cerca en televisores 3D, son tan espantosas como las ruedas de un tractor a campo traviesa.

Sin miedo de ser amonestada con tarjeta roja o amarilla, propongo que se edite un álbum de barajitas con los desnudos de los futbolistas para deleitarnos con sus anatomías y mordernos los labios de expectación, buscando goles, goles, goles como dice la canción “Méteme Goles”, compuesta por la cantante española Martirio, donde expone  una visión femenina, muy divertida y erótica, sobre el futbol; así que al ritmo de  “Méteme goles” aguardamos por los equipos saliendo del túnel de los grandiosos  estadios devenidos en pasarelas masculinas, esperando que suene el pito y ¡por fin! ruede el balón entre las extremidades varoniles de los participantes en el Rusia 2018.

Por: Marianella Salazar

Compartir:

Colaboradores

Buscando a Cruz-Diez por las calles caraqueñas

Hoy, 17 de agosto, está de cumpleaños Carlos Cruz-Diez

Compartir:
Lety Tovar

Published

on

Cruz-Diez

Por Lety Tovar

Hoy, 17 de agosto, está de cumpleaños uno de mis caraqueños favoritos, un artista que hace brincar mi corazón de alegría con cada línea de color, un hombre que me ha hecho sentir orgullosa de ser venezolana incluso más allá de mis fronteras y que con su ingenio y creatividad ha hecho de nuestra ciudad un lugar más hermoso. Sus obras son íconos para nosotros los caraqueños.

Esta semana, para celebrar la vida de este hombre a quien tanto admiro, me lancé a la calle para buscar las huellas de Cruz-Diez por toda mi ciudad, recorrí Caracas de punta a punta para apreciar el arte de este hombre que siempre ha roto paradigmas, olvidándose de todo tipo de esquemas, saliendo de las paredes de los museos y adueñándose de las calles, los teatros, incluso de nuestro aeropuerto, sitio emblemático para cualquier venezolano sobre todo en estos días.

Son muchas las obras que podemos apreciar de él en toda nuestra ciudad, probablemente vemos alguna a diario incluso sin tomar conciencia de ello, ya que tenemos la suerte de que gracias a artistas como él, nuestra ciudad es un museo sin paredes. Sin embargo, hoy en el cumpleaños de este gran hombre, no puedo dejar de mencionar el estado de deterioro en el que se encuentran sus obras, muestras de ello son, por ejemplo, el museo que lleva su nombre, las intervenciones a los pasos peatonales en la avenida Bolívar. En el recorrido que hice de la ciudad, si bien no logré visitar todas las que existen, ninguna de las que vi estaba en perfectas condiciones.

Espero que el próximo cumpleaños de este artista que nos ha llenado de tanto orgullo a los venezolanos, podamos celebrarlo haciendo un recorrido por Caracas para apreciar todas sus obras restauradas, con un museo lleno de su arte, con las calles llenas del color que él les ha dado, también espero que su trabajo siga siendo uno de nuestros principales productos de exportación y su talento nuestro mejor embajador.

Aquí les comparto algunas de esas obras que vemos a diario y que a veces no nos damos cuenta:

  1. Doble Fisicromía Cóncavo-convexa (1982), ubicada en Plaza Venezuela siendo esta un homenaje a Andrés Bello. Una de las zonas más transitadas a diario por nosotros los caraqueños y en donde se encuentra una de sus obras más grandes.
  2. Mural a las afueras del Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez. Estoy segura de que muchas veces has pasado por fuera de este museo, y no has notado que toda su parte superior está rodeada de una gran obra de arte realizada por este caraqueño.
  3. Intervención al cruce peatonal en la avenida Bolívar. Sin duda la hemos pisado un sin número de veces y no lo apreciamos, lo interesante de este tipo de obras es que Cruz-Diez se ha encargado de reproducirlas alrededor el mundo. Hace algunos meses se realizó una en las calles de Los Angeles, California y otra en Lima, Perú, con ayuda de los mismos venezolanos en este país.

El arte es parte de nuestra idiosincrasia como caraqueños, es tan común en nuestro día a día que muchas veces ni lo notamos. No dejemos de sorprendernos con estos detalles de nuestra ciudad y seamos parte de la preservación de nuestra cultura.

Feliz vida Cruz-Diez y gracias por tanto.

Compartir:
Continuar Leyendo

Clarins

Tips para adaptar tu rutina de belleza al cambio de clima

Consejos para adaptar tu rutina de belleza durante un viaje

Compartir:
Michelle Santos Uzcátegui

Published

on

Tips de belleza

Las necesidades de nuestra piel varían según una cantidad de factores que a veces pasamos desapercibidos. Las estaciones del año, los alimentos que consumimos, el ambiente que nos rodea y hasta nuestro estado de ánimo son sólo algunos de los elementos que pueden influir en el comportamiento regular de la capa con la que nos enfrentamos al mundo.

No hace falta ser un experto para notar que nuestro cuerpo se adapta o reacciona ante ciertas características de determinadas formas. Hay que aprender de ello. Quizás cuando nos encontramos dentro de nuestra rutina, los cambios son más lentos y no se hacen presentes hasta que ya son evidentes, pero cuando se trata de un suceso que modifica de manera brusca las condiciones del ambiente y la situación de nuestra piel, hay que saber estar preparadas.

Una de las maneras más regulares en las que esto ocurre es cuando nos encontramos de viaje y el factor más común al que debemos enfrentarnos es el cambio de clima.

 

Cuidado de la piel

Consejos para adaptar tu rutina de belleza durante un viaje:

  1. Lo primero que tienes que hacer es conocer tu piel y eso no se logra de un día para otro. El autoconocimiento de nuestro cuerpo en general es cuestión de tiempo y más que nada de prestar atención a cómo reaccionamos a todos los factores externos. Es recomendable saber qué tipo de piel tienes, si es grasa, seca o mixta. Si sufres de rojeces, acné o alguna otra característica. En resumen, qué tipo de reacciones tiene tu piel.
  2. Averigua el clima que hay en el destino al que viajarás. Si hay estaciones, en cuál de ellas estarás viajando y si no hay, cuál es la temperatura y humedad promedio en ese determinado periodo del año. Mientras más información sepas, mejor. No solo te va a servir para tu rutina de belleza, sino también para tu ropa y otras necesidades viajeras.
  3. Una vez conozcas tu piel y sepas a qué clima te estarás enfrentando, elige los productos que vas a llevar según los factores externos a los que te vayas a enfrentar y planea tu rutina. Recuerda que no sólo la exposición al sol directo quema tu piel, sino también el frío en extremo, así que no dejes de llevar un protector e hidratante.
  4. Lleva uno o dos productos extras de cuidado solo por si caso. Es decir, alguna opción por si el que llevas para ese determinado paso no funciona. Por ejemplo, un limpiador.
  5. Disfruta de una piel bien cuidada. Una vez estés en tu destino, comienza a utilizar los productos que has planeado y observa el comportamiento de tu piel. Si la conoces y has estudiado bien el clima del lugar, todo tiene que ir de maravilla. Si no, asegúrate de cuál es el producto que está fallando y usa el extra.

cambio de clima

Caso personal:

Actualmente estoy en Lima, Perú, en pleno invierno. La humedad ha tenido un promedio de 88% los últimos días y la temperatura de 15°. En el lugar donde estoy viviendo hay muchísima tierra en el ambiente y la brisa es helada y cortante. Según esto, en lo que más he puesto atención es en el paso de la limpieza y el mantener la piel humectada para enfrentar el frío. Si antes me exfoliaba una vez a la semana, ahora lo hago por lo menos dos, para eliminar todos esos restos de contaminación que no sean suprimidos en la rutina regular de limpieza.

Mi ventaja es que nunca he tenido demasiados problemas con mi piel, a excepción de las temporadas en las que está muy sensible, pero con una buena hidratación ese inconveniente se ha resuelto.

tipos de piel

Por ahora, mi mejor amiga en este viaje ha sido Clarins. Para hidratar estoy usando la Bright Plus, Fluide Eclaircissant Hydratant en presentación de 50 ml y para exfoliar la Doux Polissant, Crème à micrograinsde 15 ml. Ambas versiones son perfectas para viajes por su tamaño pequeño que no excede los 100 ml. Con una retiro todas las impurezas al menos dos veces por semana y la otra me hidrata y protege diariamente.

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

Joël se fue y nos dejó su Puré

Robuchon: la grandeza de lo más simple

Compartir:
Osmelia Díaz Granados

Published

on

Joel Robuchon

“Cuanto más mayor me hago, más me doy cuenta de que la verdad es que cuanto más simple es la comida, más excepcional puede ser”. Joel Robuchon . Entrevista para Business Insider. 2014

Joel Robuchon, fue reconocido como el mejor cocinero francés del mundo, con más de 30 Estrellas Michelín. Nada fácil ostentar ese nivel. Se requiere de gran sapiencia, serenidad, enfoque, mucho enfoque y sobretodo una ilimitada sensibilidad para crear sabores y emplatar. Este mes de agosto de 2018, se apagó la estufa de vida de este grande de los fogones… “Un ´líder visionario´ que continuará ´inspirando´ a varias generaciones de chefs jóvenes”…expresó en Twitter el vocero del gobierno francés Benjamin Griveaux.

Joel Robuchon fue el chef que enriqueció la simpleza del acompañante perfecto que va con todo: su receta del Puré de Papas que la ha dado la vuelta al mundo gracias a su maestría y su perfeccionismo.

Joel Robuchon

A lo largo de su carrera, Joel Robuchon, obtuvo múltiples reconocimientos. Escribió 27 libros sobre los placeres de los sabores, sobre el enfoque de cada mesa o comensal y sobre sus múltiples recetas. Fue nombrado “Chef del siglo” en 1989. Liderizaba una decena de restaurantes en tres continentes… Tenía restaurantes en ciudades como Tokio, Bangkok, Shanghai, Mónaco y Las Vegas. En los inicios de los años 80, el chef ganó su mayor reconocimiento y reputación con su restaurante Jamin, en París, y también decidió ser el mentor del cocinero británico Gordon Ramsay y el francés Éric Ripert.

Pero su mayor éxito, fue el clan de amigos que cocinó a fuego lento pero, de cocción segura. Veía y sentía más allá del emplatado. Supo llegar a los sentidos de paladares con el ingrediente más potente de su vida: el poder de la simplicidad. Así se hizo famoso por sus platos simples cuyo primer lugar lo sostiene el consabido Puré de Papas que todos hemos saboreado desde las papillas de niños y como contornos ya de platos adultos. El puré de Robuchon tiene lo suyo: mantequilla, sal, leche y patatas. Sabroso y fácil. Él logró el título de mejor Chef del mundo por sus técnicas sencillas pero de sustancioso gusto y generosas porciones. Decidió alejarse de los excesos de la ´Nouvelle Cuisine´ francesa, muy de los años setenta. En los pasillos y mundillo de las cocinas siempre tuvo la fama de ser un empecinado perfeccionista pues, cocinaba con muy pocos ingredientes, Su comida era sencilla, no más de 4 ingredientes y tenía un estilo de preparación muy fácil y amigable. Allí estuvo siempre el secreto: en la grandeza de lo más simple. Pero Joel Robuchon era muy sociable, toda una figura también tomada en cuenta fuera de las cocinas; lo que hoy llamamos un “Influencer”. Robuchon fue anfitrión de varios programas de cocina en la TV francesa y fue el chef oficial de la Eurocopa 2016 en Francia.

El galo más español.-

“¿Cuál es su lugar preferido del mundo? «La barra del Nou Manolín», respondió de inmediato el chef y fue bien claro…” Entrevista a Joël Robuchon. Diario parisino “Le Fígaro”

Joel Robuchon fue un gran embajador de la cocina alicantina. Era tal el gusto por Alicante que prácticamente se radicó con casa y todo en Calp. Allí se inspiró en la famosa barra del ´Nou Manolín´ de la familia Castelló, para crear sus “gastrobares”. La misma es famosa por ser una reconocida barra de tapas de productos levantinos. Está decorada con azulejos y orgánicos salones vanguardistas. Robuchon tenía su puesto fijo; lugar de siempre reservado desde el primer día que lo visitó…«Para nosotros ha sido importantísimo y su presencia significó un antes y un después. Que una persona de esta dimensión hable así de bien de ti te lleva a lugares a los que tú no puedes llegar. Era un hombre de gustos sencillos y de ideas fijas. Era muy entrañable y sentimos mucho su pérdida” …Recuerda José Juan Castelló propietario del ´Nou Manolín´.

Robuchón gustaba tanto de la gastronomía española, que en su menú de la barra del Nou Manolín, nunca faltaban las mollejas salteadas, el jamón ibérico, las cigalas a la plancha o las croquetas de jamón. Cuentan que era muy detallista, casi compulsivo con el tema del buen servicio de los detalles simples. Tanto que en la barra tenía su ´puesto fijo´ pues, se sentaba siempre en el mismo lugar…«También le gustaba que le atendiera siempre el mismo barman, tanto mi tío, José Such, como Elisardo Antolín, siempre les pedíamos que estuvieran ellos cuando venía, y si no veía al cocinero de siempre se ponía nervioso», recuerda Castelló.

Robuchón, donde ponía el ojo, ponía su inspiración gastronómica. De tanto disfrutar, saborear y observar en la barra del Nou Manolín, entre jamones y espléndidos productos a la vista, al mejor estilo español, Robuchón concibe su otro éxito: “L’Atelier”, sus gastrobares que esparce por todo el mundo. El hombre del Puré de Papas era un fenómeno para lograr negocios exitosos y mantenerse en la cima del éxito, con estima y respeto. Digno de estudio.

Las estrellas de la estrella.-

“Las estrellas Michelin son el reconocimiento más deseado por los cocineros del mundo. Ostentar una de ellas significa un gran honor y si se alcanzan las 3 serás sin duda el centro de toda la atención en la famosa guía roja.” IGA Blog, 31 enero, 2017 Diana Dueñas Equipo de Redacción IGA

Robuchon era definitivamente, un ser excepcional. De esas raras personalidades que dejan huella profunda. Reunía los más altos valores y no es de extrañar sus manías y obsesiones, como el servicio de atención al cliente y por ello, hace diez años se llevó con él desde Moraira a Juan Moll como responsable del servicio de sus 33 restaurantes para que todo funcionara «como un reloj» como era su obsesión. Ya conocía el servicio de Juan Moll desde que éste tenía 18 años.

Chef Joel Robuchon

La propietaria y chef del restaurante Monastrell , en alicante, María José San Román, con una estrella Michelin, también coincide en que el chef francés era una persona «entrañable a la que le gustaba que te sentaras con él y le explicaras lo que hacías …era «un perfeccionista» que «valoraba cualquier cosa que se le ponía en la mesa»…Con el cuidado de tantos detalles, no nos extraña tanto éxito. El resultado es tangible: ¡32 Estrellas Michelín!

Robuchon era muy exigente y se enfocaba mucho en los pequeños detalles en la elaboración de cada plato. Exudaba el dominio de la técnica en la cocina y llegaba a la perfección. Por eso siempre entendió la gastronomía como una experiencia única. Los detalles, eso era lo suyo, los detalles que hacen brillar la diferencia. Los detalles le dieron el brillo de sus 32 Estrellas Michelín.

Maestros que reconocen a maestros.-

De Robuchon:
¿Por qué tembló Francia?: Cuando en 1995 el gran Robuchon anunció que pensaba retirarse…A la pregunta quién sería entonces el mejor cocinero del mundo?, Robuchón expresó que, el mejor cocinero del mundo era ´un tal Faerrán Adriá…” Francia en ese momento consideró a Robuchon como traidor.

De Ferrán Adriá:
“Aquella declaración de Robuchon se convirtió en un asunto de Estado. Juli Soler y yo nos subimos a un avión para ir a visitarlo a París y lo llamamos desde una cabina telefónica para decirle que queríamos verlo para darle las gracias por sus palabras. Él nos preguntó cuándo teníamos pensado visitarle y le respondimos que… estábamos en la calle y si quería podíamos subir inmediatamente!”.

Ejerció una gran influencia en la vida y carrera de Adriá quién recibió de él tres consejos: “Me dijo que tenía que buscar un modelo de restaurante en el que pudiera disponer de tiempo para la creatividad, que necesitaría un espacio en el que dedicarme a esa tarea y que un día tenía que jubilarme. Fueron consejos que seguí con el cierre durante parte del año para poder dedicarnos a la creatividad, con la creación del taller, y retirándome como cocinero a la misma edad en que lo hizo él, con 50 años”.

Recetas Robuchon

De lo sencillo a lo sublime: Puré de papas

Un plato tan sencillo, de todos conocidos, en manos de Robuchon se convirtió en una exquisitez sublime. Robuchon recomendaba usar papas de la variedad ratte, por ser cremosa y con un leve sabor a nuez, sin pelarlas y del mismo tamaño para que se cocinen de forma pareja.

Ingredientes (para 4-6 raciones):

  • 1 Kg de patatas ratte
  • 250 g de mantequilla muy fría
  • 25 cl de leche entera
  • Sal (fina y gruesa)
  • Pimienta

Elaboración:

  1. Lava las patatas y, sin pelarlas, ponlas en una olla y cúbrelas con agua fría y una cucharada de sal gruesa. Pon la olla a hervir entre 25 y 30 minutos.
  2. Mientras las patatas hierven, corta a dados la mantequilla y manténla en la nevera.
  3. Las patatas estarán cocidas cuando, al pincharlas con un cuchillo, resbalen. Entonces, escúrrelas y pélalas (con cuidado, porque estarán muy calientes).
  4. Pásalas por un pasapuré de forma que queden lo más finas posible.
  5. Calienta la leche en tu olla sin que llegue a hervir.
  6. En otra olla, incorpora las patatas y cuécelas a fuego bajo para que pierdan humedad, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera. Añádele la mantequilla a dados y remueve enérgicamente para que no queden grumos (la mantequilla se tiene que incorporar a la patata, creando una masa homogénea).
  7. Sala la pasta (con sal fina) y vierte la leche caliente, sin dejar de remover. De nuevo, debes conseguir un puré muy liso.
  8. Si quieres una pasta extremadamente delicada, tamízala con un colador muy fino. Si no, añádele pimienta recién molida y ya puedes servir el puré.

Chef Robuchon Michelin

Su mayor éxito, ser cada vez mejor persona.-

Joël Robuchon se reinventaba cada día; su talento no tuvo límites. Pero, su verdadero brillo de estrellas estuvo en su comunicación y relaciones humanas, Podemos presentar aquí todas las grandes figuras y conocidos que se expresan por su partida. Pero hemos escogido lo que más se parece a Joël Robuchon lo más sencillo. Hemos decidido cerrar este trabajo con el detalle de Robuchón con su mano derecha, su “conseguidor” para usar sus propias palabras…Desde hace más de 30 años Juan Moll era quién le resolvía el día a día a Robuchon, cuando veraneaba en Calp y necesitaba cualquier cosa, desde un carro, carpintero, insumos, un electricista, hasta dónde encontrar gamba roja…«Le conocí en el restaurante de mis padres, La Sort de Moraira, con 18 años, de camarero, y ahora tengo 50. Él venía como cliente habitual y desde el primer día tuvimos un feeling enorme. Hace diez años me propuso ser consultor en su empresa, siempre me decía que tenía unas cualidades personales y profesionales que le gustaban, que yo era un vendedor de felicidad con los clientes»……Con esta expresión es de esperar que la felicidad la otorgaba Robuchón al paladar de los comensales. Para Juan Moll, Joël Robuchon «era bondadoso, humilde, muy cercano. En el equipo ha sido siempre papá para nosotros y nos sentimos un poco huérfanos, aunque nos esforzaremos para que su legado se mantenga»– como profesional: «Ha sido el embajador número 1 del Nou Manolín y fue el defensor más importante de nuestra tierra y de nuestra cocina, él, que era el mejor chef del mundo. Sus mejores momentos los ha pasado en esta tierra
española y ahora se ha ido al cielo en busca de más estrellas»…

Gracias por compartir hoy su historia En La Mesa de Osmelia

Gracias por su Puré y por tanto brillo Maestro!

Osmelia Díaz-Granados

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: