Minimalismo: Básicos para una decoración con este estilo

Minimalismo

El minimalismo se está aplicando en casi todo, desde una decoración hasta llevar un estilo de vida según su filosofía de menos es más. Esta tendencia surgió en la década de 1960 tras la Segunda Guerra Mundial y poco a poco fue ganando auge.

La palabra minimalismo se deriva del vocablo inglés, una adaptación de minimal cuya traducción es mínimo, la esencia en sí de este movimiento, ya que esta tendencia aplica estrictamente la filosofía de lo mínimo necesario.

Parece todo un reto poder aplicar este estilo a cualquier espacio, pero diseñadores, arquitectos y decoradores han conseguido adaptar esta tendencia a cualquier habitación, dormitorio, oficina, sala, comedor, baños, vestier y hasta las aparatosas y acumuladoras cocinas que necesitan almacenar tantos elementos.

Hay principios básicos del minimalismo que cualquier persona puede aplicar y de allí poder guiarse para conseguir un espacio en equilibrio y armonía. Aquí te dejo algunos de ellos.

Colores

Al minimalismo lo rige el color blanco y todos sus matices. Colores neutros y una paleta monocromática en tonos, colores beige, gris, negro que se puede romper la regla con solo algún color llamativo que sea tomado como foco, son la base a la hora de elegir una paleta minimalista.

Iluminación

Este estilo trata de aprovechar toda la iluminación natural que se pueda, pero en algunos espacios es complicado por lo tanto busca evocar, emular y conseguir una tonalidad cercana a la luz natural. Este elemento es utilizado para resaltar los objetos y espacios.

Materiales

Este punto es muy importante para este movimiento, los materiales utilizados se tratan de dejar con sus siluetas, texturas y cortes crudos o naturales. Los elementos deben formar una unidad y conservar lo simple del material junto a la esencia de la decoración. Los más utilizados son la madera, el cristal, el acero, la piedra, el hormigón pulido y el vidrio.

decoración

Formas

Esto es respecto a los muebles, adornos y cualquier elemento decorativo en el espacio. Las siluetas limpias, líneas rectas, simples y de formas geométricas son el básico del estilo minimalista. No pueden haber elementos demás ya que el mismo se basa en la funcionabilidad y practicidad de las cosas.

Elemento de foco

Este elemento es la excepción de la regla o el bonus que tienes para romper la sobriedad y delicadeza del lugar. Se puede elegir un elemento que resalte y llene de personalidad el espacio, lo puedes hacer con algún cuadro, fotografía, pintura, alfombra, cojín o algún elemento decorativo que rompa los esquemas. Las texturas también pueden ser tus aliadas para lograr esto.

Para conseguir un espacio con este estilo, se debe armar el lugar con el mínimo número de piezas posible. Atrévete a recrear algún espacio con estos principios y cuéntanos como te va ¿Te gusta el estilo minimalista? Y ¿Te gustaría que habláramos en qué otro aspecto se puede aplicar esta tendencia?

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!