Los Mitos del Sexo

Los mitos del sexo

En los tiempos que corren hemos sido testigos de cómo la sexualidad ha sufrido su propia liberación, ya no se oculta en los temas de conversación, cada vez hay más libros que tratan abiertamente el tema; en conclusión, la sociedad en la que vivimos se sonroja cada vez menos al oír la palabra sexo. Pero, si bien se ha recorrido un buen trecho, a día de hoy todavía existen mitos sobre esta placentera práctica milenaria. ¿Estás listo para descubrir los mitos del sexo?

¿La ausencia de himen implica virginidad?

La respuesta es no. Existe un montón de motivos para sustentar esta respuesta y entre ellas nos encontramos que el himen de algunas mujeres desaparece totalmente antes del nacimiento, luego en la niñez puede pasar que por alguna actividad cotidiana pueda desaparecer y, por ultimo, nos tropezamos con «el himen complaciente», el cual deja pasar al pene sin romperse. Solo el 50% de las mujeres sangra después de su primera relación sexual con penetración.

¿Si uno no tiene sexo con penetración, no es sexo?

Pues, la sexualidad abarca muchas formas de practicarla, desde besos y miradas hasta el auto placer así que con o sin penetración es sexo.

¿Una sexualidad plena depende de la frecuencia?

La sexualidad plena va a depender de la coherencia que hay entre lo que uno quiere y lo que tenemos. Así que es completamente falso.

¿Existe la eyaculacion femenina?

En 1982, A.K.Ladas, B.Whipple y J.D. Perry popularizaron el punto G femenino como una zona erótica situada en la pared anterior de la vagina. En esta parte, se encuentran las glándulas uretrales y periuretrales, las cuales son las responsables de la eyaculación femenina en el momento del orgasmo.

Es más, diversos estudios bioquímicos encontraron en esta eyaculación, el mismo tipo de marcadores específicos (antígeno prostático específico, fosfatasa ácida y glucosa) que los de la próstata masculina.

Así mismo, también contiene substancias antimicrobianas como es el caso del zinc, cuya función es la de proteger de posibles infecciones urinarias, lo que supone una ventaja evolutiva respecto al pasado.

«No critiques la masturbación, es sexo con alguien a quien quiero»

Woody Allen

¿El tamaño del pene importa?

Según un estudio de la Asociación Española de Andrología llevado a cabo en el año 2001, la longitud media del pene en erección en España (es este estado óptimo para medirlo) son 13,58 cm. Por lo tanto, se considera “micropene” aquel órgano genital masculino que se encuentre por debajo de 7,1 cm. Además, las vaginas tienen entre 9 y 12 cm de profundidad, por lo que ¿qué utilidad tendría tener un pene con una longitud mayor a la de la profundidad de la vagina?

¿Ellos simpre quieren sexo?

Ellos, aunque no lo parezca, tienen fluctuaciones de la líbido, igual que las mujeres. Y las causas de estas fluctuaciones se parecen también mucho a las nuestras, desde la dieta hasta la falta de sueño o el estrés. Como a nosotras, la falta de autoestima o que la relación no vaya bien en un determinado momento, también les afecta.

Sin embargo, sí que tienen algunas diferencias con nosotras. A las mujeres también nos afectan factores adicionales como el ciclo menstrual, el uso de anticonceptivos hormonales así como factores ambientales y estigmas culturales.

“El software es como el sexo. Es mejor cuando es libre .

Linus Torvalds

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!