Moda en el aire

Moda

La moda llega a todas partes por suerte, y el aire no es la excepción. Soy una firme creyente de que la primera impresión es la más importante y los estudios así lo certifican. Al menos en un 80% de las personas se queda con la imagen que tuvo la primera vez que vio una persona y cambiar eso es complicado…

Para mí en especial los outfits a la hora de viajar son más exigentes, puesto que la mayoría de mis viajes son de trabajo, así que bien sea al llegar o al irme de mi destino me topo con gente de prensa o directamente con mis asociados en negocios, es por ello que cuido lo que uso tanto como si se tratara de una ocasión especial.

Hace poco tuve el honor de hacer un Instagram take over para una revista árabe y me pidieron que compartiera mis tips para empacar, y, sin duda alguna, una cosa va de la mano con la otra, el cómo manejamos nuestra ropa habla mucho de nosotros y de cuánto nos queremos. Es por ello que les quiero compartir en esta oportunidad mis reglas o tips de cómo vestir y empacar cuando salimos de viaje.

Al viajar, recomiendo siempre viajar en jeans. Por corto que sea un viaje, nunca tenemos realmente controlado el factor tiempo, no sabemos cuánto tardaremos en llegar a nuestro destino final, así que es mejor tener las piernas cubiertas con material resistente y qué mejor que el denim; eso sí, uno que quede cómodo y que te permita estar sentado por períodos largos de tiempo.

Siempre viaja con zapato cerrado y bajo. En la actualidad hay zapatos estilo tennis muy divertidos y trendy, si estar a la moda es lo que te preocupa. Si no te importa mucho, viaja con tus zapatos deportivos de siempre. Eso sí, recuerda darles una limpiadita para viajar de punta en blanco. En los aeropuertos se caminan largas distancias, los tiempos de estar de pie pueden prolongarse, entonces hay que procurarse por la comodidad. Para usar tacones, sandalias y zapatos que dejen vulnerables nuestros pies ya tendremos oportunidad. Recuerda que vas a estar manejando equipaje y que pueden ocurrir accidentes que si te suceden estando vestido acorde a la situación los podrías evitar.

Tops de manga larga al viajar. Suelo usar camisetas de algodón que me cubran pero que no me acaloren, puesto como expliqué al principio, no tenemos control real del tiempo que nos tomará llegar a nuestro destino. Si son vuelos largos, suelo llevarme una chaqueta liviana, el aire del avión puede ser realmente gélido a mitad del vuelo y ahí estamos literalmente desprovistos de recursos para salvar el momento.

Evita llevar muchas cosas en las manos. Con la cartera y el equipaje de mano ya tienes bastante. Eso incluye los accesorios que decidas usar. Recuerda que de ida y vuelta tienes dos paradas obligatorias mínimas en los puntos de TSA y deberás remover todo lo que tengas encima (incluidos los zapatos). Como reza el dicho inglés “The less the better” (Mientras menos mejor).

Cuando se trata de empacar la historia es un poco por la misma vía:

Recomiendo todo lo que vayas a usar de jeans o denim lo lleves puesto en el viaje de ida y vuelta, de manera que no vaya en tu maleta. Este es un material muy pesado que no solo te estaría ocupando mucho espacio sino un peso considerable y son dos historias que a toda costa hay que evitar.

La ropa en nuestra talla puede ser dos y hasta tres veces más grande que la ropa de una persona talla promedio, por tanto nos puede jugar una mala pasada el no prestar atención al empacar porque al final el peso de cada maleta nos puede dar una sorpresa nada grata y eso las aerolíneas no lo perdonan.

Al empacar usa siempre el sentido común, incluye preferiblemente piezas que puedas usar de distintas formas de manera de hacer tu maleta más versátil. Con tu brassier o tu bañador protege los empaques donde lleves perfumes o cremas, los golpes que llevan las maletas hasta que llegan a tus manos son considerables. Hablando de golpes, los objetos delicados procura ubicarlos en el centro de la maleta, en las esquinas jamás. Las cosas de valor siempre en la maleta de mano o carry on y ambas maletas con su respectivo candado autorizado por el TSA.

Con los zapatos siempre selectivos, empaca zapatos cómodos, que no te causen incomodidades que no puedas manejar mientras estés fuera de casa y que te sirvan para distintas ocasiones. Incluye accesorios prácticos, que te permitan ir bien arreglada y no te ocupen mucho peso o puedan dañar tu ropa accidentalmente.

Todo lo que sea líquido o en crema debe ir en bolsas; personalmente empaco todo en ziploc individuales y siempre envuelto en ropa para proteger los envases de los golpes que reciba la maleta.

Antes de cerrar tus maletas, revisa una última vez y pregúntate: ¿De verdad voy a usar esto? Créeme que siempre terminarás sacando dos o tres cosas y dejando solo lo que debes llevarte. Y recuerda doblar todo con cuidado y amor. El cómo empaques influirá en qué tanto puedes llevar y en qué estado llegarán tus cosas.

Viaja con comodidad y precaución, sin olvidar que para causar una buena impresión tienes una sola vez y no sabes a quien te puedes encontrar.

¡Hasta la próxima!

Jennifer Barreto-Leyva
1st. Latina + size model, Beauty Queen & Size advocate worldwide | TV/radio host | Editor in Chief of @BellezaXL |Celebrity blogger in Huffington Post
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!