Moda no es vestir de marcas, es vestir de ti

moda

Ser incluidos, como arte y parte en todos los ámbitos del mercado de la moda, es una de las aspiraciones del segmento de tallas grandes, quien lucha a brazo partido por ello.

Sin embargo está tomando fuerza una corriente a mi modo de ver poco realista, y es que la moda de lujo está comenzando a tomar espacios en las tallas grandes. Nada tiene de malo apostar por el mercado del luxury, de hecho trabajo en este, sin embargo como conocedora del tema lo veo como querer aprender a correr sin antes haber aprendido a caminar.

Mucha gente que no sabe de moda permanentemente tiene las marcas a pedir de boca y el tema no es tan sencillo y “funny” como se está vendiendo.

Como bien dice la gente de “The fashion lawal comprar moda de lujo, nunca buscamos calidad, nunca miramos siquiera de dónde salen los materiales, la ética con la que fue creada la pieza y la sustentabilidad de lo que estamos comprando en el tiempo. Estamos comprando el logo, el caché que da hablando la marca, el estatus económico que manifiesta el diseño socialmente hablando, pero jamás es una prenda desde la educación de un consumidor consciente.

¿Qué estoy comprando y de dónde sale? Son dos preguntas que tenemos que hacernos al comprar moda de lujo, y esto no está pasando.

Otro de los puntos importantes y que en lo personal como crítico de moda con 26 años de experiencia en mi haber, es la falsa realidad que se le está vendiendo al público de tallas grandes con esto de vestir de marcas o luxury fashion. Si bien es cierto que con las marcas viene un standing de calidad que obligatoriamente tienen que cumplir por ley, también es cierto que hay marcas pequeñas, o quizá no tan pequeñas y con algo de tiempo en el mercado que no tienen nada que envidiarle a la calidad que ofrecen grandes diseñadores. Muchos en grande y pequeño lo hemos demostrado.

Cuando vistes, dejas fotografías de lo que eres tú por donde vayas, es una máxima de la psicología de la moda. Son statements  o pronunciamientos de lo que somos, de lo que sentimos, pensamos y de cómo nos sentimos con nuestros cuerpos los que dejamos con la moda. Por tanto vestir marcas quizá deje huellas de tu posición socio-económica, puede que de tu necesidad de demostrar poder ante otros, sin embargo, no necesariamente demostrará tu esencia.

Cuando compres moda, si eres de tallas grandes, revisa que esa tienda o diseñador realmente ofrezcan todo el abanico de tallas, que lo que compres sea de calidad; después de todo es bastante lo que nos toca pagar por cada pieza, no compres con los ojos, compra como un consumidor consciente, pero sobre todo compra moda que sea para ti porque al final del día, una buena autoestima no se viste de diseñador, sino de ti.

¡Hasta la próxima!

Jennifer Barreto-Leyva
1st. Latina + size model, Beauty Queen & Size advocate worldwide | TV/radio host | Editor in Chief of @BellezaXL |Celebrity blogger in Huffington Post
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!