Connect with us

Cultura

Desde qué edad es recomendable que los niños utilicen la tecnología

Es importante velar por el bienestar de los niños

Compartir:

Published

on

niños y la tecnología

Expertos de todo el mundo del área de la tecnología y la salud, aseguran distintas cosas sobre los niños y la tecnología. Para muchos, potenciar a los niños a utilizar celulares y computadoras puede ayudar con el desarrollo cognitivo, y en otros casos con el habla. Para otro grupo tiene muchas contra indicaciones médicas y colocan como un riesgo el mundo del Internet, porque aseguran que convierte a los niños en personas sosas y con poca personalidad. Lo cierto es que coinciden en algo, nunca es recomendable que niños menores a tres años manipulen estos aparatos.

¡Lo sabemos! Ser mamá o papá y trabajar no es fácil, pero la solución no es volver a los niños zombies dependientes de una pantalla para que estén gran parte del día distraídos. Esto es peligroso, se corren muchos riesgos y el niño se mantiene aislado del mundo real.

Controlar la manera en que perciben el mundo genera en ellos carácter y personalidad propia, no está mal que quieras su bienestar con medidas que lo mantengan al margen de las prácticas dudosas.

Acá dejamos un cuadro para que puedas usarlo de guía y así tener una idea de cómo ir vinculando a los niños con la tecnología de la manera más prudente.

 Edad   Vinculación con tecnología 
 De 0 a 4 años No es recomendable
De 4 a 7 años  Una hora al día con supervisión
De 7 a 10 años Dos horas con supervisión
De 10 a 13 años Máximo cinco horas al día con supervisión
De 13 a 16 años Máximo seis horas al día
 De 16 a 18 años Uso responsable
 18 años en adelante Libertad

Para cualquiera de estas edades es importante discutir con ellos el por qué se toman estas precauciones, hacerles entender que es por su bien. También contribuye a su sana formación, el integrarlo en otras actividades y volver un hábito las actividades familiares que no incluyan tecnología, esto para incentivarlos a no tener que cumplir horarios porque es el momento más esperado del día, sino que puedan buscar comodidad en otras áreas.

 

Compartir:

Cultura

Un Supermercado Sin Packaging: Original Unverpack

Sin envases desechables, paquetes de plásticos o cartón

Compartir:

Published

on

supermercado

El Supermercado Original Unverpackt es la ecológica idea materializada de dos brillantes jóvenes amigas, Milena Glimbovski y Sara Wolf. Reinventaron el sistema de compra-venta de la industria alimenticia, con este supermercado sin packaging en el año 2014 en Kreuzberg, Berlín, Alemania. El primer supermercado en donde todo se vende a granel, a la cantidad necesaria del cliente, sin envases desechables, paquetes de plástico o cartón.

Verán, puede sonar alarmista, pero en realidad la producción de empaques y embalajes es de las principales causas de la tala de árboles. Un hecho, una locura, a la que ambas mujeres buscaban ponerle fin. Con esta idea bien estructurada en mente, buscaron cómo volverlo realidad, así que, decidieron lanzar una campaña en la web de Crowdfunding Startnext en busca de apoyo económico. ¡Y sí que supieron vender su iniciativa porque recibieron el triple del apoyo económico primordial!

La receptividad fue positiva, debido a que la conciencia ecológica es un medio eficaz para prevenir futuras lamentaciones en la calidad de vida del medio ambiente, que rodeará a las siguientes generaciones. El propósito es proceder a técnicas y costumbres menos contaminantes, y darle un respiro al planeta en el que habitamos. Entonces, sin duda, un supermercado con esta conciencia verde en pro a un futuro sostenible y flexible, es una genialidad.

El Supermercado Original Unverpack es una iniciativa que directamente busca reducir desperdicios alimenticios y eliminar el innecesario embalaje desechable. ¿Cómo lo logra? Vendiendo al por menor, con cero desechos, productos orgánicos y locales. Es una buena estrategia para evitar el exceso de residuos que genera el ser humano, y también para evitar el embalaje para transportar y para vender los productos económicamente. Incluso los productos son probados y seleccionados personalmente por sus fundadoras, para ofrecer calidad y frescura.

El Supermercado Original Unverpack promueve un estilo de vida saludable y sostenible, incentivando un consumo consciente y a una costumbre de compra guiada a lo principal y necesario. Los productos se exhiben en tarros, que tienen una etiqueta donde colocan la información de la composición nutricional del producto, y la estación eléctrica es para el llenado de bebidas. En el Original Unverpack se pueden conseguir legumbres, hortalizas, verduras, especias, frutos secos, frutas, cereales, pastas, huevos, pan y litros de bebidas. Desde jabón natural o cualquier producto de higiene hasta productos de limpieza. No dejan de ampliar la línea de productos para que el cliente no sienta la necesidad de ir a otro lugar a completar su lista de compras con lo faltante.

¿Cómo funciona este sistema sin packaging? El punto es que los clientes lleven sus propios contenedores, pero, de no ser así, el supermercado vende bolsas de papel reciclado para cargar las compras, y tiene un servicio de alquiler de botellas para llevar los líquidos; estas últimas siendo retornables. El propio supermercado lava las botellas y hasta tiene un certificado asegurado por la Unión Europea para este sistema.

Este es el primero de muchos establecimientos que desean extender Glimbovski y Wolf en Alemania. Una idea sencilla y llena de compromiso, por la que han surgido aún más supermercados bio en pro a esta iniciativa.

Por más supermercados sin packaging.

Compartir:
Continuar Leyendo

Arte

El Movimiento Vogue: Raíces e Influencias.

Un estilo de expresión que ha flotado desde lo mas underground

Compartir:

Published

on

Vogue

Las raíces del Vogue están en la Cultura Ballroom, en la resistencia de los entonces marginados grupos minoristas integrados por latinos, negros, homosexuales y transgéneros. Es un estilo de expresión que ha flotado desde lo más undergrounddesde los espacios clandestinos, a las altas expresivas plataformas actuales que han vuelto más visible la libertad de expresión y auto-identificación que es el Vogue.

En los años 60’s, personas rechazadas por sus propias familias, debido a sus preferencias sexuales o por su identidad de género, que en aquella época resultaban una blasfemia a lo tradicional y no eran tolerados en la sociedad, empezaron a unirse como familias alternativas que emergían como “Casas“. Las Casas suelen nombrarse en honor al glamour y fama de grandes casas de moda, las cuales sus miembros utilizan como apellidos.

Estas familias alternativas estaban integradas por una “Madre“, comúnmente mujeres transgéneros orgullosas y cómodas consigo mismas; y, los “Hijos“, personas menospreciadas por su raza, preferencias o identidad sexual, que hallaban un lugar donde podían sentirse en la completa libertad de ser ellos mismos sin sentirse asfixiados por la segregación y la homofobia de la sociedad. Las Casas solían competir, guíados por sus Madres, por los trofeos en las fiestas danceballs. Se hacían presentaciones en donde debían cumplirse las realidades de las categorías específicas en las que competían, hoy día denominadas como Performances.

Dentro de estos balls, se formó lo que es el Vogue.

El nacimiento del Vogue surge de la influencia de los jeroglíficos del Antiguo Egipto y de la “Revista Vogue”, porque evocan elegancia, belleza y femineidad a través de sus modelos, temas y diseños.

Estéticamente, el voguing se caracteriza por sus poses, movimientos rectilíneos y su gracia. De por si es bautizada así en honor a la famosa revista. Sin embargo, su expresión artística más profunda se basa en una confrontación donde los contrincantes se lanzan sombra, —podemos decir que, era una expresión en contra del rechazo y subestimación de la sociedad hacia su comunidad, para demostrar que sí podían ser y hacer lo que deseaban—. Esto surgió en protesta cuando se prohibió disfrazarse con ropas del sexo opuesto. Para estas personas los bailes eran lo más cercano que estarían de los focos y el estrellato. En la actualidad, sigue siendo una respuesta social y cultural de protesta artística.

Hay diversos estilos de voguing: el Old Way, el New Way, el Runway y el Femme. El Old Way, es un duelo entre dos personas e implica simetría, precisión y gracia. El New Way se caracteriza por su flexibilidad y el control de transiciones. El Runway, como lo delata su nombre, es una competición de pasarela. Y el Femme, está influenciado por la fluidez del ballet y la danza moderna.

El reconocimiento del Vogue empieza fielmente a través del Documental “Paris is Burning”, dirigida por Jennie Livingston, donde se exploró la Cultura Ballroom, su gente, sus situaciones y el voguing como su movimiento expresivo. El verdadero impulso internacional fue causado por el sencillo de Madonna en 1990, que se convirtió en el número uno en 30 países. A partir de allí, se visualizo muchísimo su consumo e influencia en la música, la danza, el arte, la moda y la belleza. Atención, esto no quiere decir necesariamente que la gente esté culturizada al respecto.

Se ve el voguing en vídeos de Jennifer Lopez, Rihanna, Beyonce, Sam Smith e incluso en las coreografías de las bandas coreanas que últimamente son extremadamente populares, y esto no significa que se comprenda la raíz del movimiento. Incluso con los nuevos estilos, el Vogue continúa siendo una herramienta pacífica en pro al movimiento de la transformación social, a la libertad sexual y a la aceptación. Claros ejemplos, son el homenaje que se realizó en Londres a las víctimas del ataque al club nocturno “Pulse” de Orlando, y la manifestación contra el acoso sexual en una universidad de México, por parte de una chica que “bailo por todas las que ya no estaban, y las que sufrieron”. De este tipo de realidades se basa el movimiento más puro del Vogue.

Compartir:
Continuar Leyendo

Cultura

Arquitectura Verde: Contenedores como Materia Prima Protagonista

Contenedores marítimos, una beneficiosa opción ecológica

Compartir:

Published

on

verde

En la vida diaria los contenedores son primeramente utilizados para almacenar y transportar mercancía marítima, y, anualmente, más de 800.000 son desechados. La arquitectura verde llegó para demostrar que no es el único uso que pueden recibir, porque no dejan de surgir proyectos y estructuras que tienen a los contenedores como materia prima protagonista de edificios, casas, hoteles, oficinas, restaurantes y más.

En la actualidad se han vuelto bastante factibles técnicas que caracterizan la arquitectura verde. Esta se basa en construir usando materiales reciclados o del entorno natural teniendo en cuenta la protección del medio ambiente. Últimamente, una de las iniciativas más ingeniosas y populares son las creaciones de proyectos arquitectónicos con módulos de contenedores marítimos en diferentes partes del mundo. Esta particularmente inició en Europa, y se ha extendido a Sudáfrica, Estados Unidos, Israel, Corea del Sur, Uruguay, Brasil, Argentina, México, entre otros.

La arquitectura verde con contenedores marítimos además de ser una beneficiosa opción ecológica, también ofrece como ventaja una reducción triple o cuádruple de gastos y plazos de construcción. Además, el tiempo de vida de un contenedor gira alrededor de 10 años y son óptimos para resistir terremotos, tornados y huracanes. Pero la pregunta es, ¿cómo es posible habitar dentro de un rectángulo de acero corrugado? Los arquitectos que trabajan con este material responden que lo más importante es humanizar el espacio. Esto lo hacen reforzando el acero, aplicando capas de materiales aislantes y placas de yeso, aplicando pintura espacial que resguarda el metal de los efectos del clima, y, por supuesto, construyendo un sistema de fontanería y red eléctrica interna. Es una opción que entrelaza el lujo y la accesibilidad, porque son muchísimo más baratas que las viviendas de ladrillo y cemento, y además son capaces de adaptarse para cualquier tipo de estructura que se quiera construir.

Existe un proyecto de viviendas que se llama Drivelines, diseñado por el estudio neoyorquino LOT-EK en Johannesburgo, Sudáfrica.  Este fue un proyecto que buscaba renovar la perspectiva de la vida urbana en el centro de la ciudad de Maboneng. Es un logro arquitectónico con 140 contenedores marítimos reciclados que se apilaron, dividieron y combinaron para lograr ser un edificio residencial con un diseño verde lleno de un estilo cómodo y moderno para sus habitantes; contrario a las primeras impresiones que se podrían tener de vivir en un apartamento contenedor.

Drivelines. Johannesburgo, Sudáfrica.

Los contenedores pueden ser transformados en estructuras válidas para vivir, trabajar y recrearse. Cada vez más nacen planes de instalaciones y estructuras con el diseño sostenible que ofrecen los contenedores. Hay casos como los del encargo de la Autoridad de Puertos de Israel, realizado por el Estudio Potash Architects, unas instalaciones en el Puerto Ashdod que se han convertido en las nuevas oficinas del lugar, que, asimismo, cuentan con espacios revestidos de madera para eventos y cuartos técnicos.

Puerto Ashdod.

La arquitectura verde con contenedores pueden ser atractivas construcciones que resaltan como iniciativas de reciclaje que pueden terminar siendo imanes para los turistas. En Corea del Sur, existe un mirador llamado OceanScope, diseñado por AnL Studio, donde los visitantes pueden deleitarse con los amaneceres y atardeceres panorámicos. Está ubicado en el Puerto Incheon, uno de lo más importantes puertos de ese país.

OceanScope. Incheon, Corea del Sur.

No dejan de aparecer estudios y constructoras que se especializan en la arquitectura con esta materia prima como protagonista, lo cual hace cada vez más interesantes los diversos proyectos arquitectónicos que aparecen alrededor del mundo.

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: