Connect with us

Colaboradores

Los pantalones como símbolo del empoderamiento femenino

Maoli Parra

Published

on

Actualmente, el empoderamiento femenino dentro del mundo de la moda se ha convertido en una inspiración para las lujosas casas de diseño y el mejor ejemplo de ello lo da Maria Grazia Chiuri, directora creativa de Dior, quien en cada nueva colección plasma un sello de feminismo con su ahora célebre frase We Should All Be Feminist o la más reciente “Why Have There Been No Great Women Artists?”, presentada recientemente en la temporada primavera-verano 2018 en París.

Pero mucho antes que Maria Grazia, ya los pantalones habían revolucionado la manera de vestir de las mujeres, con lo cual se rompieron moldes culturales que sirvieron para impulsar la presencia femenina en la sociedad; recordemos que dicha prenda en sus inicios solo fue diseñada para hombres.

Con el tiempo, una rebelión de mujeres se adueñó de la pieza y hoy en día son quienes más la lucen con diferentes estilos: de corte alto o bajo, ajustados, sueltos, estilo pitillo, botas anchas, desgarrados, decolorados, con adornos y parches, teñidos y hasta bicolores, todo a partir de un trozo de tela gruesa que tiene más de un siglo de historia.

Usado por diferentes generaciones sociales en todo el mundo, los jeans son una prenda icónica de la moda y de la historia humana, a los que aún les queda mucha vida, porque son reflejo de personalidad y versatilidad debido a su capacidad de adaptarse a cualquier look.

La lucha por la igualdad de géneros en la que las mujeres tomaron el pantalón como símbolo de rebelión fue denominada por el psicoanalista inglés John Carl Flügel como “el gran renunciamiento masculino”:

“Si bien las mujeres obtuvieron una gran victoria con la adopción del principio erótico, los hombres renunciaron a su derecho de utilizar diversas formas de adornos brillantes, alegres y refinados, dejándolo todo al uso exclusivo de las mujeres. El hombre cedió sus pretensiones a la belleza y tomó lo utilitario como fin único y exclusivo”.

Por lo tanto, el empoderamiento de la mujer ha modelado una pieza que principalmente tiene la función de cubrir, para enaltecer y destacar su potencialidad de belleza y vanidad, elevando así su importancia dentro de la moda y la cultura, tanto así que el mismo Yves Saint Laurent llegó a decir: “Lo único que lamento es no haber inventado el pantalón vaquero”.

Por Maoli Parra

Compartir:

Colaboradores

Haciendo de lo ordinario, algo extraordinario

Tres opciones para deleitarse con una tarde de cine, sin recurrir a lo habitual

Compartir:
Lety Tovar

Published

on

Hoy, tratando de hacer de lo ordinario algo extraordinario, quiero  compartir con ustedes una versión distinta del típico plan “vamos al cine”. Porque si de algo no nos queda duda, es que a todos los habitantes de esta ciudad, nos encanta ir al cine y es un punto de encuentro indiscutible para todas las edades y gustos, y es que ¿a quién no le gusta disfrutar de una buena película? Por eso hoy les traigo tres opciones para deleitarse con una tarde de cine, sin recurrir a lo habitual.

El primer lugar para disfrutar de una buena película, saliéndonos de lo común, es el Centro de Arte Los Galpones, en donde todos los sábados al caer el sol, sus jardines se llenan de sillas, mantas y cojines, sirviendo de escenario para amigos y enamorados, que teniendo las estrellas como techo, se disponen a disfrutar un momento distinto. Ver una película, tener  el cielo sobre ti, un ambiente inigualable, además de la magia que se siente desde que atraviesas sus portones, es la combinación perfecta para que quieras regresar sábado tras sábado (lo digo por experiencia propia).

Otra idea excelente, es dentro de una sala de cine, pero les prometo que el plan, (al igual que todos los planes que nos gustan) se sale de lo común. Olvídense del típico corre corre para ver el estreno del momento. En este caso, algo que me encanta es ir los miércoles en la tarde a los espacios del Trasnocho Cultural, en el centro comercial Paseo las Mercedes, en donde podrán disfrutar de la proyección de algún clásico cinematográfico. Películas que tal vez no hemos tenido la oportunidad de ver y que esta sala de cine nos ofrece. Es un plan increíble, en una de las salas de cine con más mística que he visitado hasta ahora. Y algo que no puedo dejar de mencionar,  es la experiencia única que estos espacios nos brindan, sobre todo por la atención de las personas que allí trabajan.

Otro de mis planes predilectos, es ir religiosamente a los #MiércolesDePelícula en la sala V.I.P  de D.O.C. Restaurant en Los Palos Grandes, en donde se proyectan películas gastronómicas, siempre rodeados de personas de lujo llevando adelante conversatorios, cine foros, tertulias…  Además con unos pasapalos sinigual en la ciudad. Lo que más me gusta de este plan, es que es justo a mitad de semana, y es ideal para desconectarnos de la rutina por un par de horas y disfrutar de lo bueno que nos ofrece Caracas, también les confieso que a mí me ha servido para aprender cosas nuevas, conocer gente maravillosa y conectarme con muchos proyectos loables. Eso es sólo una minúscula parte de todo lo que brinda este restaurant, que más que una comida o una película, termina convirtiéndose en una experiencia.

Aún sigo descubriendo formas no tradicionales de ir al cine, así que si les gustó podemos hacer una segunda parte de este tema. ¿Qué dicen? Lo importante es que mientras estamos #RecorriendoCaracas busquemos alternativas y vivamos nuestra ciudad de la forma más creativa posible, porque sin duda alguna es #MásAmorYMenosCaos

Por: Lety Tovar

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

Méteme Goles

Al ritmo de  “Méteme goles” aguardamos por los equipos saliendo del túnel de los grandiosos estadios del mundial Rusia 2018

Compartir:
Marianella Salazar

Published

on

Confieso que  durante este mes de la Copa del Mundo no soy capaz de mantener la objetividad, disfruto viendo las transmisiones de ese gran espectáculo de masas, gozo del juego por el juego independientemente del color de la camisa.

Se trata de un acontecimiento omnipresente y a pesar de que el fútbol no es prioritario en nuestra vida, es difícil luchar contra una promoción tan desmedida. Aunque uno se escape a algún lugar recóndito del planeta, allí estará persiguiéndonos siempre para doblegarnos ante él.

La Copa del Mundo sustituye a los grandes fetiches de otros tiempos, es la nueva religión de la humanidad que llena el vacío de las fiestas sagradas. Los finales del mundial son grandes acontecimientos, el mundo se paraliza, la emoción se extiende como algo extraordinario, es un fuerte tópico de conversación que hace olvidar -al menos postergar- la política doméstica, logrando que toda nuestra atención se dirija hacia la geopolítica del balompié con el mismo ardor que nos incita la geopolítica del punto G. Y es que a pesar de que la cancha está saturada de reglas, hay una innegable carga erótica, yo al menos, soy incapaz de mirar desapasionadamente esos cuerpos extraordinarios.

Desde la lógica femenina, me parece que en vez de taparlos tanto podrían perfectamente descubrirlos, en vez de vestir esos uniformes -con pantalones hasta la rodilla y camisas que cubren demasiado los hermosos torsos de estupendos abdominales-, que solo dejan ver  unas rodillas, que vistas de cerca en televisores 3D, son tan espantosas como las ruedas de un tractor a campo traviesa.

Sin miedo de ser amonestada con tarjeta roja o amarilla, propongo que se edite un álbum de barajitas con los desnudos de los futbolistas para deleitarnos con sus anatomías y mordernos los labios de expectación, buscando goles, goles, goles como dice la canción “Méteme Goles”, compuesta por la cantante española Martirio, donde expone  una visión femenina, muy divertida y erótica, sobre el futbol; así que al ritmo de  “Méteme goles” aguardamos por los equipos saliendo del túnel de los grandiosos  estadios devenidos en pasarelas masculinas, esperando que suene el pito y ¡por fin! ruede el balón entre las extremidades varoniles de los participantes en el Rusia 2018.

Por: Marianella Salazar

Compartir:
Continuar Leyendo

Cine & Tv

¡Un Vampiro Venezolano!

Un buen trabajo cinematográfico, nada fácil de ‘armar’ y presentar en nuestro país

Compartir:
Moraima Blanco

Published

on

La historia cinematográfica de Venezuela resentía la ausencia de algún consumidor del preciado líquido rojo supuestamente proveedor de vida ilimitada (léase ‘vampiro’), tal como podemos encontrarlos en cotizadas series televisivas y en el cine mundial de todas las épocas… Pero ya tenemos uno, para mostrarlo al mundo tal como hacen ellos: El terrible ‘Vampiro del Lago’, que yace exhausto tras las pantallas de unas cuantas salas de nuestro país desde ese día en el cual comenzó a visitarlas, el viernes, 1ro. de junio (hace tres días)… Mi primer contacto con él -acaecido en privado- dejó en mí una muy grata impresión, dadas su credibilidad y lo bien hilada que ha sido presentada su historia: Lo confieso. Me ‘atrapó’ e impactó positivamente su fiel deconstrucción cinematográfica, bien sustentada y poseedora del suficiente ritmo para lograr que el interés y la curiosidad del espectador no decaigan en ningún momento durante la narración.

Esta fusión venezolana  entre el drama policíaco y el Cine Fantástico es atrevida –y, obviamente, arriesgada-, en un país donde este último género casi no ha sido aún explorado… y en el cual se produjo, filmó y estrenó hace pocos años una película enmarcada dentro del mismo, que sentó un precedente al llegar al lugar número uno de la taquilla local, permaneciendo allí durante varios meses y cuyo periplo internacional absolutamente exitoso, se ha visto coronado por innumerables premios (‘La Casa del Fin de los Tiempos’, Opera Prima de Alejandro Hidalgo, la cual, dentro de poco tiempo tendrá su versión hollywoodense, para cuya realización ha sido contratado el propio Hidalgo)…

… Pero cuando las cosas se hacen bien, no temen a los antecedentes -positivos o no-, ya que sus resultados suelen ser los deseados, por lo cual me atrevo a vaticinar (tal como lo hice con aquella desde antes de su estreno) que el éxito espera a esta nueva producción venezolana ‘de género’ y este ‘Vampiro Nuestro’ no sólo dará mucho que hablar acá y fuera de nuestros límites geográficos y será muy visto por una población hasta ahora ajena a miembros autóctonos de esta particular especie sub-humana, ya que su presentación al mundo ‘acicatea’ la curiosidad… sino también (pese a que su joven director, Carl Zitelmann, nos confesó en Rueda de Prensa que él y su Equipo no la considera una película ‘festivalera’ -por lo cual no se han enfocado en ellos como tarea prioritaria-, sino dirigida a los cultores y fanáticos del Género), la veo triunfando también en unos cuantos Certámenes foráneos…

… Y confieso que sueño con recibir pronto la noticia de que ha sido incluida en la Selección Oficial de uno de mis Festivales favoritos de Cine Fantástico: El de Sitges, en España, uno de los mejores del mundo en su especialidad, del cual emergieron triunfadoras ciertas joyas, como ‘Hard Candy’ (Ópera Prima de David Slade, protagonizada casi exclusivamente por Ellen Page y Patrick Wilson), película de suspenso estrenada en 2005, en la cual se nos reveló de forma contundente el enorme talento de esta actriz canadiense, cuyo personaje de 14 años enfrenta con inquebrantable y asombrosa voluntad  una monstruosa situación… y el film británico de Ciencia Ficción ‘Moon’, de 2009, Ópera prima de Duncan Jones, protagonizada también casi de forma exclusiva por uno de mis actores favoritos (si exceptuamos la  participación de Kevin Spacey, sólo a través de su voz), quien apenas hace meses ha sido tomado en serio por las diferentes Academias Cinematográficas y obtenido todos los galardones en la más reciente Temporada de Premiación -incluído el Oscar-, como ‘Mejor Actor de Reparto’: Sam Rockwell.

Se trata de un thriller policial basado en la novela ‘Un Vampiro en Maracaibo’, del autor Norberto José Olivar, la cual aborda el caso de un verdadero asesino en serie, capturado en 1975… Es y no es ‘Cine de Terror’… Si usted es amante del género policial o del Cine Fantástico (Suspenso, Ciencia Ficción, Terror, Horror)… o de ambos… o de ninguno de ellos… igual le recomiendo -si acaso está actualmente en Venezuela- irse a alguna de las Salas donde está siendo exhibida ‘El Vampiro del Lago’, Ópera Prima del joven director venezolano Carl Zitelmann, producida por mi amigo Rodolfo Cova, uno de los mejores  productores cinematográficos venezolanos (‘Azúl y No Tan Rosa’, ‘Desde Allá’, etc.), quien muy acertadamente posó su gran ojo crítico sobre nuestro particular ‘vampiro local’ que es y no es tal… Cuenta con las excelentes actuaciones de todo su elenco, integrado por Miguelángel Landa, Sócrates Serrano, Eduardo Gulino, Abilio Torres, Javier Vidal, Julie Restifo, Carla Müller, María Antonieta Hidalgo, Paúl Gámez y Francisco Díaz, entre otros actores…

Se trata de un buen trabajo cinematográfico, nada fácil de ‘armar’ y presentar en nuestro país, no sólo a causa de la difícil situación socioeconómica que actualmente éste enfrenta, sino -más aún- tratándose de la fusión -y para algunos quizás ‘confusión’- de géneros que he mencionado, tan usual -diría que consuetudinaria- en el Cine de todas las otras latitudes y épocas, pero tan poco realizada históricamente en la nuestra.

Recomiendo a todos no perderse este suceso cinematográfico… No es usual -y menos aún consuetudinario- que nazca en algún Lago’ un ‘Vampiro Venezolano’…

Por: Moraima Blanco

Compartir:
Continuar Leyendo