Continúa el encanto de la moda con el Paris Fashion Week 2019-2020

Paris Fashion Week

Milán nos robó el aliento y nos dejó enamorados de toda la magia italiana. Ahora es el turno de París, la ciudad de la luz, que sin lugar a dudas logró continuar con el encanto que inició en Milán con el Paris Fashion Week.

Las grandes tendencias se dieron cita en la capital francesa a partir del 25 de febrero, haciendo de este epicentro uno de los más observados durante estas fechas. Al igual que en la semana de la moda de Milán, en el que Fendi era uno de los desfiles más esperados, esta vez Chanel se convirtió en el centro de atención de toda la semana.

Un desfile completamente emotivo, en el que más de uno pudo darse la oportunidad de dejar salir las lágrimas mientras la última colección del káiser hacía de las suyas y mostraba la razón por la que se volvió un ícono de la moda.

Sin embargo, hay muchos otros momentos y sorpresas del Paris Fashion Week que hemos querido inmortalizar. Así que nuevamente les traemos los siete fashion shows más impactantes de esta maravillosa semana de la moda. ¡Disfrútenlos!

Jacquemus

El tercer show de la semana más esperada del primer trimestre del año hizo que nuestro amor por la moda se empapara de la esencia francesa, esa que tomó Simon Porte y logró plasmar en la colección de Jacquemus. La gran denominada “La Collectionneuse”, nos emocionó con outfits monocromáticos en colores extremadamente llamativos. Desde hace un tiempo, ésta ha sido la gran tendencia y Jacquemus supo sacarle el mayor provecho al combinarlo con tonalidades neutrales.

Además, todos sus volúmenes, patrones asimétricos, piezas de sastrería y abrigos súper llamativos se unen para generar el look de streetwear perfecto para la temporada de otoño-invierno. Sin embargo, nada nos impactó más que su ficticio bolso microscópico que se robó todo el show del Paris Fashion Week.

 

Christian Dior

Hay quienes rumoran que el statement que Maria Grazia Chiuri ha realizado con esta colección hará que la moda británica se apodere del mundo a finales de año. Y es que tomar como inspiración a las Teddy Girls ha sido algo encantador que nos ha atrapado y no nos ha dejado cambiar de pensamiento. Todo esto, por supuesto, hilado con un lenguaje feminista que ha evocado desde su llegada a Dior.

Sus siluetas a lo “New Look” reflejadas en grandes faldas con vuelo, el poder que se le otorgó al mix de estilos y texturas, y, finalmente, esa esencia irrepetible que tiene la maison nos ha hecho disfrutar de un viaje feminista que promete no acabar aún.

Saint Laurent

Traducir el lenguaje de una casa de moda tan importante en nuestros tiempos como lo es Saint Laurent es un logro que debemos aplaudir, y más aún si la hazaña se produce en tres años, como es el caso de Anthony Vaccarello. Esta vez nos presentó la dosis exacta de Saint Laurent que todos necesitábamos, pero que no sabíamos que requeríamos. Nos latía el corazón fuertemente al ver este desfile, ¡sin duda uno de los más impactantes!

Su acento en los hombros y en la sastrería fue un arma que ya había utilizado, pero no con la misma técnica ni con el mismo truco. El juego dinámico que existió entre los mini vestidos, el replanteamiento del smoking y el cambio radical que fue del negro al neón, hicieron de la colección de Saint Laurent un momento para recordar toda la vida. Además, el sublime paseo que nos llevó desde las lentejuelas hasta las plumas, otorgó al desfile el carácter vivaz que finalmente se mezcló con el dark side de Vaccarello.

Valentino

La poesía que nos presentó Pierpaolo Piccioli en esta oportunidad no era más que una fantástica oda al amor. “Valentino On Love” resume el romanticismo, los códigos de streetwear y la fórmula clave de la maison para dar como resultado un enfoque fantástico del amor y en lo que se puede transformar cuando de moda se trata. El enfoque principal se generó en los estampados presentados en cada uno de los looks; escenas de besos, flores y demás elementos gráficos vinculados al romance nos hicieron entender rápidamente el hilo conductor de la propuesta presentada. Por supuesto, el tulle no podía quedar a un lado y de la manera más Valentino posible se encargó de ser el toque final que cerraría con broche de oro este maravilloso desfile.

Alexander McQueen

El maravilloso desfile de Alexander McQueen se desarrolló sobre una pasarela de tablillas de madera, Sarah Burton tomó como inspiración principal la invencible estética punk, y, de esta manera, crea una exquisita propuesta colmada de cuerina, botas, aros metálicos y corsés. Esta colección, que intenta encontrar el equilibrio McQueen entre la versatilidad y la particularidad de la firma, apostó a tonos como el negro y el gris oscuro que fueron matizados con elementos metálicos y toques de rojo y fucsia. Además, el juego volumétrico que ha propuesto Burton ha hecho que este grandioso desfile no salga de nuestras mentes.

Miu Miu

El último día del Paris Fashion Week se llenó de glamour al recibir la tan esperada colección de Miu Miu. Un set inundado en las magníficas obras de la artista Sharna Osborne, dio paso a un desfile que revivía un espíritu adolescente que apuesta al mix entre la rebeldía y la femineidad. Piezas como shorts combinados con medias altas, vestidos de tulle, estampados militares, zapatos Mary Jane y muchísimas capas, nos hacen recordar tiempos adolescentes que mezclan inocencia y perversión.

La mujer Miu Miu se vio completamente reflejada en esta intrigante colección; una mujer que tiene los pies en la tierra y que aun así cree en cuentos de hadas.

Louis Vuitton

Para cerrar el Paris Fashion Week con broche de oro, Nicolas Ghesquière nos sorprende dentro de las instalaciones del museo del Louvre con una réplica casi exacta del Centro Pompidou de Renzo Piano y Richard Rogers. ¡Bastante inusual esta idea! ¡Un museo dentro de otro museo!  Esta réplica fue la base para utilizar el color como el centro de atención. De esta manera, Ghesquière repite esta utilización de colores claves en cada uno de los looks que se vieron durante el desfile. Acentuando con bastante precisión el contraste entre la frialdad del gris y el negro, con colores vivos como el rojo, el amarillo y hasta el verde.

Por otra parte, el juego de los volúmenes, cortes y acentuaciones que propone Nicolas, nos lleva siempre a la exageración de los hombros y al ajuste -muy “New Look”– de la cintura,  mezclado con el gran protagonismo que obtuvo el cuero en esta colección. ¿Qué opinan de este desfile? ¡A nosotros nos ha encantado!

Así de impactante fue la semana de la moda más esperada por todos, Paris Fashion Week. Entre una cosa y otra, no hubo segundo en el que no deliráramos por cada outfit que veíamos en pasarela. Sin embargo, es hora de decir adiós. Ya veremos con qué nos sorprenderá en otra oportunidad. ¡Au revoir, Paris!

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!