Por qué el Tetris es tan genial

Tetris

El Tetris son solo figuras que caen del cielo y el objetivo es alinearlas, no tiene mucho sentido, pero aun así es uno de los juegos más geniales jamás creados, el secreto principal es su simpleza, es un videojuego de puzzle perfecto para jugar en cualquier momento, y aunque tiene mucho tiempo de haber sido creado, miles de personas en el mundo aún lo juegan.

Parte del éxito de este juego que se creó en 1984, viene también de la obsesión de muchas personas de ordenar o de ser perfeccionistas, muchos califican el juego como una droga adictiva para este tipo de personas. La mejor parte de jugarlo es que parece que nunca termina, por eso millones de horas se han invertido en el juego desde su creación.

En el Tetris una computadora provee el escenario: no solo el jugador tiene que ordenar, sino que el ordenador le manda continuamente bloques extra para generar más desorden. Es el ejemplo perfecto de un ejercicio inútil: un juego que no te enseña nada útil, no tiene una meta social o física, pero que paradójicamente nos mantiene interesados.

Los expertos que estudian la adicción a los videojuegos suelen señalar algunas pautas para determinar si alguien la sufre. Entre ellas, que cambie el estado de ánimo de una persona cuando deja de jugar o que olvide otras tareas por no abandonar el juego. Y también apuntan algunas de las claves que debe tener un juego para poder crearla. El reto de lograr una puntuación cada vez mayor, la posibilidad de vencer, que nos permita convertirnos en un personaje, que fomente un descubrimientos en el que es necesario ir avanzando o incluso que propicie unas relaciones ficticias con las que pueden sustituirse las reales.

El Tetris se roba nuestra atención al crear tareas incompletas de manera continua. Cada acción del juego nos permite resolver una parte del rompecabezas, llenando las filas para que desaparezcan. Pero al tiempo se generan trabajos que están por terminarse. Como dato curioso, el origen del nombre «tetris» deriva del étimo griego «tetra», que significa «cuatro», y hace referencia a la cantidad de cuadros que componen las piezas.

No todo es ocio en el Tetris

De acuerdo con varias investigaciones, jugar al Tetris de forma prolongada puede llevar a una actividad cerebral más eficiente durante el juego.​ Cuando se juega a Tetris por primera vez, aumentan la función y actividad cerebral, incrementándose también el consumo de energía cerebral, medido por la tasa metabólica de la glucosa.

Siguiendo con esto, a medida que el jugador de Tetris se vuelve más hábil, el cerebro reduce su consumo de energía y glucosa, indicando una actividad cerebral más eficiente para el juego. Jugar al Tetris de forma moderada (media hora al día por un período de tres meses) incrementa las funciones cognitivas tales como «pensamiento crítico, razonamiento, procesamiento del lenguaje» y aumenta también el espesor de la corteza cerebral.

Lo realmente cierto es que este juego es realmente llamativo e interesante, aun después de más de 30 años de su creación. Sus colores llamativos pueden seguir alegrándonos por mucho tiempo más, pues nunca será un juego obsoleto.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!