Connect with us

Gastronomía

Cada género musical tiene un postre que le da ritmo y sabor

Los postres preferidos por los músicos

Compartir:
Tendency Book

Published

on

postre

Se ha comprobado que los músicos son amantes del postre y lo interesante es que las preferencias varían dependiendo del género musical, aunque algunos gustos coinciden. Carlota González Sucre, una de las chefs-reposteras más reconocidas de Venezuela, asegura que luego de una serie de consultas, platillos como el ponqué de limón o de vainilla, la torta tres leches, así como los brownies tienen un común denominador independientemente del estilo musical o las disciplinas artísticas: “actores, bailarinas, escritores, músicos o pintores y escultores, todas los buscan por igual”.

En el mundo de la música sinfónica existe una marcada tendencia hacía la pastelería estilo europeo con postres como la selva negra, las tartaletas de fresa y durazno o la torta Opera, de la cual el laureado violinista y director de orquesta Eddy Marcano afirma ser un gran degustador; lo mismo sucede con el maestro Manuel López Gómez cuya debilidad es la milhojas y así muchos otros casos similares con los postres ya mencionados, pero hay excepciones en el gremio sinfónico, por ejemplo, el favorito del maestro Christian Vásquez es la torta de triple chocolate.

Uno de los directores de orquesta más experimentados y versátiles de Venezuela es el maestro Alfredo Rugeles, y así como varía su repertorio entre lo más clásico, lo popular, el rock y lo experimental, también varían sus gustos por los postres: “mis favoritos son: la red velvet, el tres leches y el pie de limón”. La pianista Prisca Dávila, famosa por su fusión de jazz con música tradicional venezolana, también tiene el hábito de “fusionar” y diversificar su pasión por el dulce, su menú predilecto lo componen el brownie con helado, el pie de limón y la marquesa de chocolate.

Carlota González Sucre

Carlota González Sucre, directora del emprendimiento gastronómico “Sucré”, informa que los rockeros consultados por Cresta Metalica coinciden con cualquier plato que lleve chocolate y mientras más mejor, como el brownie o las galletas chocolate-chip.  Por ejemplo, Philipp Scheer, guitarrista y fundador de la banda SIBELIUS, es fanático tanto del rock como de lo clásico y afirma que sus postres favoritos son la torta de profiteroles y la milhojas.

“Los brownies de Sucré son cremosos, chocolatosos pero nada empalagosos y las galletas son crujientes en los bordes pero chewy en el medio, es por eso que sacamos los brookies que también son un éxito para este tipo de público rockero ¿cómo no serlo si son la combinación irresistible entre los brownies y galleta chocolate chip arriba?”, destacó la experta repostera.

Según la chef, “la Red Velvet tiene mucho que ver con el jazz. Es un postre muy especial porque al prepararlo se obtiene una torta con una textura, como su nombre lo indica, aterciopelada de color rojo intenso y tiene un sabor dulce más no empalagoso, con el acompañante perfecto de un increíble frosting de queso crema”.

Afirma que “La pavlova coincide con quienes tienen gustos musicales muy refinados y específicos, porque es un postre delicado y delicioso que combina el dulce de la base de merengue con nueces/almendras, una capa de bufito y otra de crema chantilly con el ácido y dulzor de las fresas. Es el postre perfecto pues no es ni muy acido ni muy dulce”.

Pero las preferencias de los músicos venezolanos también se arraigan a los que ya son tradición en su tierra natal, por ejemplo casi todos los artistas consultados mencionan a la popular tres leches y los ponqués de vainilla o limón, que suelen combinar con café con leche. En este sentido Carlota comenta que el ponqué de limón “es otro postre que no falla por su sabor tradicional que recuerda las meriendas que preparan los abuelos. El nuestro tiene una textura única, es todavía más suave y esponjoso que el ponqué de vainilla, y tiene verdadero sabor a limón, muchos creen que es un ponqué aromatizado con limón, pero es verdaderamente ¡De limón!”.

La pianista, compositora y directora de orquestas Sylvia Constantinidis, proveniente del estado Nueva Esparta, pero radicada en EEUU y quien realiza periódicas giras por Europa, no cambia lo venezolano “por nada del mundo, mis favoritos son el majarete, el arroz con leche y el arroz con coco”.

De acuerdo con la directora de Sucré, otro dulce que tiene predilección generalizada de los músicos son los alfajores, que pese a su origen sureño, se han “venezolanizado” mucho porque actualmente en Venezuela se produce un arequipe muy bueno, con leche y procesos nacionales, no solo con la leche de vaca, también con la de búfala, produciendo así un ingrediente muy importante.

Compartir:

Cultura

Platos infaltables durante la Semana Santa en el mundo

Published

on

Semana Santa

La religión católica es una de las más profesadas en el mundo, y alrededor de ella se han construido numerosos rituales, costumbres y tradiciones, entre los que destacan esos platos infaltables durante la Semana Santa, esos que reúnen a toda la familia para comer juntos durante estos días tan importantes para la fe católica. Aunque son muy variadas las opciones según la región del mundo, en el fondo cada plato comparte algo de la esencia particular de estas fechas.

Algunos de los ingredientes básicos de estas recetas son el pescado salado o seco, casi siempre bacalao. También los granos en todas sus formas de potajes y sopas y platos de guarnición como las papas pero preparadas de forma especial, que resultan deliciosas e igualmente contundentes que un plato principal. Recordamos que durante la época de cuaresma y hasta el Viernes Santo la costumbre católica es de no consumir carnes rojas, es por eso que la alimentación se apoya en el pescado, los granos y otros cereales para que la dieta sea igual de nutritiva pero adaptada a las costumbres de Semana Santa.

Por supuesto que la época de pascua y resurrección no sería igual sin las recetas dulces que todos amamos, como los icónicos huevos de chocolate hermosamente decorados. Pero también hay algunos postres más elaborados, como los provenientes de la tradición española, buñuelos, torrijas y mona de pascua, hechos a base de distintas masas y procedimientos y complementan esta época con la dosis de azúcar necesaria para hacer felices a los más dulceros.

 

Papas o patatas viudas

Este plato aunque sencillo, tiene muchas variantes que lo hacen delicioso; consiste en una especie de guiso a base de pimentón, cebolla y especias con el que se aderezan las papas cocidas. Sirve como guarnición del acostumbrado pescado durante la Semana Santa.

Potaje de vigilia

Este plato consiste en un contundente guiso de garbanzos, espinaca y bacalao sofrito con papas, aliños y especias que hacen de este potaje un plato infaltable durante la Semana Santa. Una comida nutritiva, completa y divina, ideal para los amantes de las legumbres y perfectamente acorde a los preceptos religiosos de esta época.

Fanesca

Es una especie de sopa o potaje a base de bacalao, granos y verduras, un plato típico de Ecuador durante la Semana Santa. Aunque su elaboración no es complicada requiere una gran cantidad de esfuerzo, por lo que la costumbre es realizarlo en familia, de manera que cada miembro ayude con una tarea en particular. La tradición afirma que la Fanesca debe llevar 12 granos y verduras que representan a los 12 discípulos y el pescado, que representa a Jesús. Su origen no es del todo claro, ya que este plato tiene ingredientes de España y Portugal y otros provenientes de la cultura Inca. Además de las arvejas, arroz, maíz, bacalao, calabacín, pimentón, frijoles y el resto de ingredientes del guiso, para la presentación de la Fanesca se le colocan encima tajadas de plátano maduro frito, huevos hervidos, tiras de pimentón y otros adornos según el gusto particular de la familia.

Chiles rellenos

Un clásico de la gastronomía mexicana que durante la Semana Santa no puede ser excluido. Hay tantas recetas de chiles rellenos que siempre hay una que se adapta a cualquier época del año. Por ejemplo, durante la cuaresma, los chiles rellenos de atún y vegetales son una opción deliciosa tanto para pedir en restaurantes como para hacer una versión casera.

Buñuelos de bacalao

Buñuelos 

Una masa de harina y levadura frita que es francamente deliciosa, de origen español. Los buñuelos pueden ser salados, como los buñuelos de bacalao, o dulces, como los buñuelos de viento cubiertos de azúcar glass, rellenos de crema pastelera, chocolate, entre otros. Un postre típico de la Semana Santa tanto en España como en países de Latinoamérica, como en Venezuela, en el que esta receta se prepara también, pero a base de yuca y cubierta de un almíbar de miel o panela.

 

Torrijas

Esta receta también es de origen español pero se come igualmente en México y otros países de Latinoamérica, consiste en un rebosado dulce de pan duro que luego se sofríe en mantequilla y bañado en cacao en polvo o azúcar.

Huevos de pascua (de chocolate)

¿Qué sería de la Semana Santa sin los huevos de pascua? Definitivamente no sería lo mismo, al menos para los niños. Los huevos de pascua, aunque con distintas variaciones, se comen en casi todo el mundo. En España se acompañan de una mona de pascua y en Grecia de un tsoureki, una especie de pan dulce con masa brioche típico de este país, al que se le incrustan huevos pintados de rojo.

La mayoría de la comida típica de Semana Santa en todo el mundo es altamente calórica pero a su vez muy nutritiva. Aunque pueda parecer muy elaborada, en realidad estas recetas tienen base en la unión y cooperación de la comunidad, que pueden ser amigos o familiares con los que reunirte a cocinar estos platos o pedirlos en un restaurant, pero acompañado de tus seres queridos en esta importante época para la religión cristiana.

Compartir:
Continuar Leyendo

Gastronomía

¡Merlot para todos! Beneficios del vino

Algunos beneficios han sido comprobados científicamente

Compartir:

Published

on

vino

En los últimos años, el vino tinto ha tenido muy buena prensa. Cuando pensamos en una forma saludable de alcohol, una copita de este líquido rojo parece ser la mejor opción. ¿A qué se debe esto? ¿Se merece tanta atención?, pues hay algunos de estos beneficios que han sido comprobados científicamente; acá te traemos algunos.

Sin embargo, una cosa realmente importante: para obtener este aumento de bienestar, debes dejar de beber después de una copa de cinco onzas. De lo contrario, te perderás los beneficios.

Protege de infecciones bucales 

En un estudio de 2014 publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, los investigadores encontraron que el vino tinto (incluso el que no contiene alcohol) mata a las bacterias causantes de caries aún más que los enjuagues bucales con alcohol.

Mantiene tus alergias bajo control

Suena raro, pero parece ser legítimo. En una revisión reciente de casi 80 estudios publicados en la revista Diseases, los investigadores sugieren que los flavonoides, un antioxidante que se encuentra en el vino tinto, podría reducir los síntomas de alergia y asma. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos, pero bueno, suena prometedor.

Protege la memoria

La acción antioxidante del resveratrol tiene un efecto muy importante sobre la salud cerebral y la memoria. Su ingesta a través de uvas y vino tinto aumenta las conexiones cerebrales en el área involucrada con la memoria, mejorando su actividad.

 reduce tu riesgo de padecer depresión

Si bien el consumo excesivo de alcohol se ha asociado con problemas de salud mental, mantener su ingesta de vino entre dos y siete vasos de cinco onzas a la semana en realidad podría disminuir sus probabilidades de desarrollar el trastorno, según un estudio de 2013 publicado en la revista BMC Medicine.

Puede ayudar a mantener su nivel de azúcar en la sangre bajo control, si tiene diabetes tipo 2

En un estudio de 2015 publicado en la revista Annals of Internal Medicine, los científicos asignaron a 224 pacientes con diabetes tipo 2 a uno de tres grupos. El primer grupo (y el más afortunado) recibió instrucciones de beber 5 onzas de vino tinto con la cena todas las noches durante dos años. El segundo (y el segundo más afortunado) tuvo que beber cinco onzas de vino blanco. El último grupo bebió agua mineral. El final del estudio, los investigadores encontraron que los que bebían vino tenían un mejor control del nivel de azúcar en la sangre que los que consumían agua. Además, el grupo de vino tinto mejoró sus niveles de colesterol.

El vino tinto contiene antioxidantes, ya no es novedad lo sabemos, pero particularmente contiene polifenoles proporcionados por las uvas. Pero un experto dietista dice que se ha demostrado que los polifenoles mejoran la función cardíaca y la presión arterial, lo que reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular.

¿Qué otra información puedes necesitar? ¡Merlot para todos!

Compartir:
Continuar Leyendo

Deleite

Los 5 vinos más costosos del mundo

TendencyBook presenta una selección de 5 vinos muy cotizados

Compartir:

Published

on

vinos

Para hacer un conteo de los vinos mas costosos del mundo se deben tener en cuenta varios factores, entre ellos el número de botellas que están disponibles en el mercado y la variación de precios dependiendo de cada establecimiento en el cual se ofrecen. Existe una plataforma llamada WineSearcher, que es el comparador de vinos más conocido en el mundo, tiene una base de datos de más de 8 millones de vinos y más de 85.000 productores a nivel global. Esta plataforma realiza el conteo tomando en cuenta un precio medo, es decir, descartando los precios mas altos y los mas bajos.

Este mercado siempre ha gozado de un buen publico, pues un gran número de personas gozan saber que han tomado del vino mas costoso o el mejor cosechado. Los vinos tienen su origen en la fermentación de frutos y pueden variar los lapsos de fermentación requeridos para cada vino.

1 AurumRed edición oro España

El vino más caro del mundo se fabrica en España, en Las Pedroñeras. En el 2018 el precio de su edición oro se ha disparado desde los 17.000 a los 25.000 euros. Doce de los mejores artistas contemporáneos trabajan en la producción de este vino, pues el elevado costo de este es gracias a una fusión del vino y arte. El secreto del sabor de este vino está en su reposo, pues se mantiene en reposo de manera vertical en lugar de horizontal, es por eso que la forma de la botella es diferente. Sólo se producen 300 botellas al año de AurumRed edición oro, y la mitad de ellas se quedan encerradas en la bodega durante años.

2 Romanee-Conti Grand Cru

Este vino está elaborado por el Domaine de la Romanee-Conti en Côte de Nuits, Borgoña, Francia. Nace de un viñedo de 1,8 hectáreas con viñas de pinot noir con una edad de 60 años, y se elaboran un promedio de 5.500 botellas por cosecha. Su precio medio es de 16.600 dólares, aunque su cotización máxima ha llegado a los 87.500 dólares. Muchos consideran que el clásico vino de Vosne-Romanée elaborado con pinot noir tiene el equilibrio perfecto de peso, estructura, elegancia y longevidad. Las notas de cata a menudo se refieren a una combinación de frutas rojas ácidas (particularmente cerezas y frambuesas) y elementos más oscuros de sotobosque, regaliz y humo.

3 Richebourg Grand Cru Borgoña

Este es otro vino que supera los precios naturales con un costo de aproximadamente 15.000 dólares por botella, el Richebourg Grand Cru Côte de Nuits. TEste es una obra del aclamado enólogo Henri Jayer, a quien se considera ya un icono y una de las figuras más relevantes de los vinos de Borgoña. Jayer, que falleció hace unos años, era partidario de producciones a pequeña escala, de manipular lo menos posible el proceso de elaboración y de erradicar los productos químicos. Su trabajo es reconocido en todo el mundo, tanto que la Unesco ha registrado este año su región vinícola de Côtes de Nuits y Côtes de Beaune Patrimonio Mundial bajo la denominación Climas de Borgoña.

4 Egon Müller Scharzhofberger Riesling Trockenbeerenauslese

Es un vino blanco, con un complicado nombre, elaborado por Egon Müller, ubicada a los pies de Scharzhofberg, en la región del bajo Saar, dentro de la amplia región de Mosela, conocida por sus intensos vinos de la variedad riesling. Hoy en día, la propiedad posee 8,3 de las 28 hectáreas del famoso viñedo Scharzhofberg. Este Trockenbeerenauslese es un vino dulce y concentrado, vinificado a partir de una estricta selección de uvas totalmente pasificadas y deshidratadas por podredumbre de botrytis, y su producción se limita a unos cientos de botellas. Su precio medio está en 10.900 dólares, pero su precio máximo ha llegado a los 35.000. No obstante, la cosecha del 2011 la puede conseguir sólo por unos 8.200, mientras que si se decide por la del 2003 le puede costar algo más de 18.000 en moneda americana.

5 Leroy Musigny Grand Cru

Este es otro vino tinto clásico elaborado por Domaine Leroy en la denominación Musigny, en Côte de Nuits, Borgoña Francia, aunque también elabora una gama de vinos de pinot noir de algunos otros micro viñedos de prestigio como Chambolle-Musigny, Volnays-Santenots, Nuits-Saint-Georges, Vosnes-Romanée, Richebourg y Clos-Vougeot, todos ellos completamente biodinámicos. El precio medio de su Musigny Gran Cru está en torno a los 8.700 dólares, pero si quiere la cosecha 2014 tendrá que desembolsar unos 14.800 $ o cerca de 18.000 $ por uno de 96, que es una de sus máximas cotizaciones.

 

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: