Connect with us

Colaboradores

La prenda de la temporada es –de nuevo- un jersey por Michelle Santos Uzcategui

La temporada otoño/invierno da paso a muchas tendencias, entre ellas el jersey. Una pieza que muy versátil ideal para combinar con o sin nada

Compartir:
Michelle Santos Uzcátegui

Published

on

La temporada otoño/invierno da paso a muchas tendencias que esperamos con ansias durante al menos seis meses del año. Entre ellas, las capas, los abrigos y la pieza más versátil para esta época: el jersey.

El año pasado, mientras Vetements se convertía en un adjetivo en sí mismo y sus suéteres de mangas extra largas eran la pieza que todas queríamos, el jersey se popularizo como vestido o top ideal para combinar con o sin nada. 

Lo desfilaron desde Alexa Chung hasta Kim Kardashian, y cada una, a su manera, lució un look que cualquiera querría adaptar a su estilo. Vogue lo había dicho a finales de octubre: “El vestido clave del otoño es, en realidad, un jersey”, y vaya que nos dimos cuenta.

Pero no fue solo el vestido de la temporada, sino la pieza clave de la temporada. Hoy, vuelve el jersey –como vestido o no- para el otoño.

El jersey tiene su origen en los pescadores y campesinos de Jersey y Guernnsey que lo utilizaban para cubrirse del agua y el viento. La pieza que estos utilizaban tenía el cuello redondo y un poco alzado para lograr protegerlos del frío.

Según GQ, fue en el siglo XVI cuando estas dos dependencias de la Corona Británica obtuvieron el permiso para importar lana desde el Reino Unido. El material fue reconocido como una de las mejores lanas del mundo. A cambio del permiso, los provincianos tenían que proveer a la realeza con artículos de este tejido.

No obstante, ningún caballero inglés utilizaba el jersey. A pesar de usar el tejido en otras prendas. No fue hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando la burguesía y su afición por practicar deporte hicieron que se apuntarán al uso del jersey.

Era la prenda ideal por su funcionalidad y libertad de movimiento, así que la demanda creció. En un principio eran confeccionados en una sola pieza y confeccionados a mano. Uno a uno. Después, la pieza comenzó a cortarse en rollos prefabricados para lograr satisfacer la demanda.

También experimentó otros cambios: se comenzaron a hacer con cuello v –de pico-. Así se diferenciaba la parte trasera de la delantera. Además, cada equipo lo tenía según sus propios colores y según el deporte que se practicara.

En 1857 el Lord Nelson recomendó al Ministerio de Marina su uso y pasó a formar parte del uniforme de invierno de los soldados de Nueva Escocia. Luego se trasladó a América donde es conocido mayormente como sweater –sudadera o persona que suda-. En español se le ha denominado suéter –o sudadera según la traducción casi literal-.

Hasta nuestros días, ha sido víctima de muchísimos cambios. Después de pasar del cuello redondo –y en algunos casos levantado- al V, se confeccionaron muchas variaciones de él. De hecho, a partir de él han nacido otras piezas como los chalecos, las chaquetas y los cardigans, prendas que son abiertas –tienen botones o cierre- y ofrecen una mayor versatilidad al lado del clásico jersey.

Por Michelle Santos Uzcategui

Compartir:

Colaboradores

Lleva tus curvas en armonía en el verano

La moda veraniega en tallas grandes ha dado un vuelvo interesante

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

El verano es una época muy temida por toda mujer de talla grande, los complejos que nos acompañan y siembran desde la infancia son infinitos y lacerantes en su máxima expresión.

A lo largo de estos 25 años en el mundo de la moda he visto una evolución interesante del lado de los diseñadores, así como de nosotras las consumidoras.

Al principio se vendía un diseño único en un máximo de 3 tipos de estampado, la noción que se tenía en ese entonces era sumamente excluyente y aburrida, los enterizos coqueteando prácticamente con un traje de buzo eran la norma. Enormes, sin forma, sin telas apropiadas y atendiendo a la anatomía de los años 40´s. Olvídense de variedad. Recuerdo perfectamente que veía esos bañadores siendo una adolescente y me envejecía 40 años de un parpadeo. Emocionalmente era la sensación que me transmitía la moda de tallas grandes, en este caso la moda de verano.

En aquel entonces era perfectamente normal ver jovencitas y mujeres uniformadas por la culpa que transmite una autoestima baja, culpa de tener un cuerpo que no cumple con las expectativas socialmente exigidas. Entre la escasez del mercado y la vergüenza se convirtieron en una mezcla explosiva y absolutamente tóxica para cada verano, esa época donde todas, sí, todas, la hemos pasado mal…

Podían verse algunas uniformadas con ese bañador demodé otras acudían a la opción más dolorosa: bañarse en el mar o la piscina vestidas. Cosa que en la actualidad aún se ve.

La moda veraniega en tallas grandes ha dado un vuelvo interesante, ya en el 2018 podemos hablar de casas de moda y diseñadores dedicados y especializados a las tallas grandes en el mundo, y afortunadamente Latinoamérica está dando una batalla importante en este campo.

Ir al mar o a la piscina, que debería ser una actividad recreativa, para una mujer de talla grande puede ser sumamente complicado. Las miradas, las risas, las burlas, la vida 2.0  está jugando un papel muy importante sumado a los antivalores. Una foto tomada de nosotras sin consentimiento para mofa puede hacerse viral y ridiculizarnos globalmente sin nosotras poder hacer mucho.

En este camino de sanación y empoderamiento se han estado dando muchos proyectos que celebro y aplaudo porque ciertamente inspiran a que muchas mujeres se animen a probar las nuevas opciones que trae el mercado, a intentarlo como diseñadoras, a simplemente tomarse una foto en bañador, algo para que no todo el mundo está listo, por increíble que suene, y que debemos respetar.

La bloguera Paola Alonso nos comparte en exclusiva una de estas propuestas de las que hablo, la suya se llama “Proyecto Verano Plus” y de forma sencilla, eso sí, con mucho color, presenta un grupo de mujeres de talla grande siendo felices como lo merecen, en la libertad de las aguas y de un bañador.

Hace poco escuché en la radio que la familia se esta perdiendo por el tema de las redes sociales y pienso que es cierto, ya no hay mesas sin célulares, hay menos conversaciones en persona, menos abrazos y detalles, ahora todo es tecnologico, supuestamente estamos avanzando en ese aspecto pero atrasando los momentos con familiares y amigos, esos momentos que recordamos y reímos… Cuando estudíe el diplomado en etiqueta y protocolo me dijeron que aún no había una posición exacta para el célular en la mesa, pero que pronto la habría, quizás alado del cuchillo o del vaso de agua, pero pronto existirá. Pero aunque tengamos muchos likes o comments eso nos hace quienes somos, porque somos mucho más que eso, es hora de dejar el célular a un lado y recordar lo lindo que es tomar un café y conversar amenamente con tus amigos, despertar por las mañanas y no tener que agarrar el célular de una vez para ver quien a escrito o dado likes a las fotos. Les soy sicera, yo cuando estoy con mi familia el célular permanece en mi cartera en silencio 😂😂😂 y muchas veces se me pasa el día sin poder escribirles alguna historia, pero como es mi pasión motivar a otros siempre trato de sacar un espacio para hacerles llegar un mensaje positivo, ya que a muchos de mis seguidores no los conosco esta es la vía más fácil para hacerles llegar mi mensaje de amor propio. Felíz Ombligo de Semana 😘 #createyourownhistory #stayincurvyharmony #GordaYFeliz #MeAmoYNoMeImporta #BodyPositive #CurvyGirl #FatyBoomBoom #Amate #Aceptate #AmorPropio #PorMasMomentos #CreandoRecuerdos #LosLikesNoMeDefinen

A post shared by Las Historias de Pao (@lashistoriasdepao) on

Bajo la fotografía de Anthony Lawes se dio a cabo este proyecto que me permito compartir con ustedes, porque hay que inspirar más y en este camino se sanación que tomará un buen tiempo, comprender que no somos una talla, que merecemos ropa de verano trendy y que todo esto siempre que se quiera es posible.

Desde ya ¡Feliz verano!

Por: Jennifer Barreto-Leyva

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

Cómo llevar la tendencia de los pantalones con rayas laterales

Lo curioso de esta tendencia es que nació en la primavera del 2016

Compartir:
Michelle Santos Uzcátegui

Published

on

A veces las tendencias nos agarran desprevenidos. Fuera de base. Nadie se percata de que llegarán una vez ya están aquí. Es toda esta era de la tecnología y la inmediatez. Cualquier cosa se hace viral, cualquier cosa se puede hacer tendencia esté o no esté en los desfiles que tanto nos gusta ver cada ciertos meses.

Lo cierto es que con el triunfo del sporty chic hace unos años y más recientemente del athelisure, no podemos extrañarnos demasiado por el reinado de los pantalones con rayas laterales. Fueron la pieza perfecta para los looks abrigados de invierno, son el complemento perfecto para los outfits más frescos del entretiempo y durante la primavera/verano seguirán siendo una prenda recurrente para las más fashionistas.

Lo curioso de esta tendencia es que nació en la primavera del 2016, algunos looks de Chiara Ferragni y Olivia Palermo lo confirma; durante el 2017 estuvo presente, pero no con demasiado furor y a comienzos del 2018 fue que se convirtió en una de las prendas más buscadas en internet. Justo como esa expresión de “break de internet”.

Por otro lado, lo mejor de ella es que no sólo las que tienen un estilo más deportivo pueden usarla, sino aquellas con uno más elegante y hasta femenino. Todo depende de los complementos y el estilismo con el que se mezcle esta prenda.

Algunos tips para usar pantalones con rayas laterales:

  • Si quieres un look más elegante, combínalos con tacones y un blazer.
  • También puedes buscar algún pantalón corte recto y de gabardina que tenga estas rayas.
  • Los converse son el calzado ideal para llevarlos en un mood más athleisure y urbano.
  • En conjunto, con una chaqueta a juego, son el outfit de diario perfecto.
  • Si sientes que el negro es demasiado para ti, puedes optar por unos blancos o algún otro color más claro.

Por: Michelle Santos Uzcategui 

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

Las bloggers y su aporte a la moda de tallas grandes

Sin duda alguna y lo que nadie puede discutir es el impacto en positivo que han traído los bloggers al mundo de la moda

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

Los bloggers sin duda alguna me atrevería a decir que dieron un cambio de alto impacto en la moda, como todo en la vida tienen sus detractores.

Recuerdo perfectamente cuando trabajaba como corresponsal para Latinoamérica de Vogue que no había precisamente interés en darles impulso dentro del mundo de la moda. Tanto que eventualmente desapareció el departamento de bloggers de Vogue Curvy. Como editora en jefe de un medio de comunicación puedo entender esta posición. Un blogger en un día y un post puede restarle importancia y estructura a toda la producción de semanas de un editorial de moda de una revista. Los tiempos que se manejan en el mundo 2.0 son así de inmisericordes con determinados temas.

Pero sin duda alguna y lo que nadie puede discutir es el impacto en positivo que han traído los bloggers al mundo de la moda,  en particular en la moda de tallas grandes.

En la moda de tallas grandes, se maneja un doble discurso tremendo en muchas áreas. Debes ser de talla grande, pero sin pasarte de la talla 18 americana, no puedes tener estrías y mucho menos celulitis, y así una larga lista. La figura debe ser estrictamente de reloj de arena porque de lo contrario va a ser muy difícil que tengas visibilidad como modelo. Las tiendas y casas de moda no salen de este molde cosa que habla de gente que no se ha tomado la molestia en estudiar su mercado.

Según el Fashion Institute of London de las 11 figuras o siluetas que el ser humano tiene, las mujeres y hombres de tallas grandes ocupan 7. Entonces no nos representa en lo absoluto esa silueta estilo reloj de arena talla 16 que se empeñan en mostrar en moda, publicidad y medios de comunicación. No somos eso.

Los curvy bloggers y plus size bloggers vinieron a sacudir el mundo de la moda, a visibilizar lo invisibilizado, a revelar una inmensa verdad que se intentó sepultar en los convencionalismos: los cuerpos de tallas grandes son distintos a lo que nos han enseñado, la moda es para todos y no luce como la están vendiendo diseñadores y tiendas.

Han hecho un trabajo maravilloso, las cosas como son, y tan solo por ello deben existir al menos en el mundo XL, porque sin ellos el consumidor común, pero más importante, el consumidor de talla grande, seguiría pensando y creyendo que no existe, que no es suficiente.

Queridos/as curvy y plus bloggers ¡Gracias por visibilizarnos en la moda!

Por: Jennifer Barreto Leyva

Compartir:
Continuar Leyendo