¿Qué hacer si mi negocio online no está siendo rentable?

Cuando emprendemos un negocio tenemos expectativas de que todo saldrá tal y como lo planeamos, contamos con ese entusiasmo y optimismo propio de los comienzos que es excelente para impulsarnos a través de todas las experiencias que tengamos que pasar, pero ¿Qué ocurre cuando nuestro plan tiene fallas y no todo se desarrolla según habíamos previsto?

Emprender por Internet es una opción excelente para aquellos que conocen el potencial de la tecnología, no tienen tanto presupuesto pero a la vez tienen una idea innovadora. Este tipo de negocios se pueden comenzar con muy poco e ir expandiéndose depende de la manera como se gestione el mismo. Según Gananci, las tiendas en línea pueden ser negocios muy rentables y los puedes comenzar incluso desde casa.

Cuando se tiene una tienda online, hay que prestar atención a varios aspectos para que esta pueda mantenerse y darnos los resultados que deseamos cuando pensamos en abrirla:

  • Buen producto/servicio: la calidad e innovación es esencial para que lo que ofrezcas pueda hacerse paso entre la competencia existente
  • Plataforma apta para el tráfico de clientes: el tiempo de carga debe ser muy breve, el diseño intuitivo y sencillo para que los usuarios naveguen sin dificultad. Asimismo, es importante que sea compatible no solamente con ordenadores portátiles o de escritorio, sino también con todo tipo de dispositivos móviles debido a que la mayoría del tráfico de Internet a nivel mundial proviene de estos últimos.
  • Métodos de pago: debe haber varios para que los clientes tengan distintas opciones y se queden con la que mejor les convenga.
  • Opciones de envío: también es una buena idea tener mínimo un par de opciones para que los clientes que tengan urgencia de recibir sus productos tengan la opción de agilizar este proceso.
  • Promoción: en Internet esto es algo que no se puede descuidar porque si lo haces, será mucho más complicado sobresalir. En este punto entran las estrategias de RRSS, SEM, de publicidad online, y todo lo que tenga que ver con la promoción y publicidad de la tienda en línea.

Si tienes un e-commerce que cumple con cada uno de los aspectos anteriores pero su rentabilidad está muy por debajo de lo que se necesita para mantenerse en pie, hay varias cosas que puedes hacer antes de que pienses en la idea de rendirte.

Ten presente que no todos los negocios despegan apenas son abiertos. Incluso algunos pueden pasar meses en dificultades antes de mejorar significativamente. Esto no quiere decir que sea tu caso porque todos los procesos son diferentes, pero si en la actualidad notas con preocupación que tu tienda en línea está teniendo dificultades, pon en práctica las siguientes recomendaciones para que eso cambie:

1.- No pierdas el norte: si tienes objetivos claros y medibles, no los pierdas de vista porque de esta manera será mucho más factible que los logres. Si por la preocupación empiezas desesperarte y dispersarte, será mucho más complicado que logres levantar tu negocio.

La recomendación es que mantengas la actitud positiva, trata de ver la situación con completa objetividad y en vez de quejarte o tratar de resolver las cosas atacando las causas (y no la raíz), te convenzas de que los errores pueden darte nuevos aprendizajes. Esto te hará más fuerte y estarás mejor preparado para otro tipo de situaciones.

Si tu meta es tener éxito, entonces lo primero es hacer una revisión profunda en los diferentes elementos que conforman tu tienda para descubrir donde está(n) la(s) falla(s) que no está(n) dejando que logres tus objetivos.

2.- No ignores el problema: si al hacer esa revisión notas que algo no anda bien, debes prestar atención extra a ese aspecto. Por más pequeño que sea el problema, lo mejor es que trates de resolverlo inmediatamente antes de que sea más tarde y más complicado hacerlo.

Si ignoras el problema este no desaparecerá, puede que se vaya haciendo mucho peor. Quizá se trate de algo normal o un pequeño bajón y no es nada de qué preocuparse, pero lo mejor que puedes hacer es asegurarte de eso en vez de mirar hacia otro lado.

3.- ¿Estás complaciendo a tu target?: cuando conoces a tu target tienes la oportunidad de darles justamente lo que ellos quieren. Si no, vas a estar vendiéndole hielo a los pingüinos y frustrándote cuando ellos no quieran comprarlo.

Date la oportunidad de definir muy bien tu cliente y actuar en base a lo que le agrada para poder satisfacer sus necesidades con tus productos. De esta manera no solamente le venderás algo que querrán adquirir, sino que también sabrás cómo presentarlo de manera irresistible para ellos.

Si notas que no sabes a ciencia cierta cuál es tu cliente ideal, este puede ser el mayor problema por el que no puedes conectar con el mismo y por ende tus ventas sean bajas. Tu target debe ser tu prioridad.

4.- Reduce al máximo tus costos de operación: a veces el problema no es que tu tienda no vende, sino que su rentabilidad se ve opacada por los grandes costos de operación que puedes estar teniendo. Haz las cuentas, trata de ahorrar lo mayor posible en gastos de operación y también envío. De esta manera podrás incluso ofrecer precios más competitivos a tus clientes.

Por otro lado, si lo que ofreces es de buena calidad, el precio no va a ser el aspecto principal por el cual las personas decidan o no, adquirir tu producto.

5.- Enfócate en la promoción: algo que suele ocurrir es que todo el presupuesto se queda en la creación de la tienda online y en el stock y ya luego no queda nada para invertir en publicidad y promoción. Craso error. Puede que tu e-commerce sea genial, pero si las personas no pueden descubrirlo estarás en aprietos.

Al contrario de lo que podría pensarse en Internet, la promoción no se hace sola. Es cierto que algunos clientes llegarán por sus propios medios, pero a la gran mayoría deberás dejarles “anzuelos” en blogs, anuncios en sitios web concurridos, en las redes sociales, en estrategias de e-mail marketing y más.

Estas son solo algunas de las acciones que debes tomar si tu tienda online no está funcionando, pero no son las únicas. Si al evaluar tu e-commerce te fijas en que sí conoces a tu audiencia, tienes los costos de operación reducidos al mínimo y tienes bastante promoción, pero el problema sigue ahí, mira estas estrategias efectivas para conseguir clientes.

Por: Edith Gómez

Edith Gomez
Periodista en http://Gananci.com , especializada en #MarketingOnLine. Me encantan las ideas de negocio y aportar una mirada creativa a este pequeño mundo
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!