Recetas que alimentan tu corazón

corazón

Para la salud del corazón siempre se recomienda consumir alimentos claves: beneficiosos en potasio, ácidos grasos poli-insaturados y Omega-3. Entonces, si la más simple opción para reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares es alimentándolo, ¿por qué no hacer cambios en nuestra dieta? Un 70% de las enfermedades del corazón se pueden evitar con una dieta adecuada. Es cuestión de añadir legumbres, aceite de oliva, salmón, vino tinto, chocolate negro, frutas, nueces o brócoli en nuestras comidas diarias.

Y existen infinidades de platos y postres con estos ricos ingredientes.

Estas son algunas recetas que puedes preparar para alimentar a tu corazón, en una versión más consciente de la frase «barriga llena, corazón contento».

Avena con bananas y fresas

Simple, sin complicaciones. Un desayuno muy rico e inmediato capaz de dar mucha energía al organismo. Puedes preparar la avena caliente o servirla en hojuelas, y el tope puedes decorarlo coquetamente con los pedazos de fresas y cambur.

Beneficios: Las fresas protegen la capa interior de los vasos sanguíneos y controlan la tensión arterial, mientras la avena reduce el colesterol.

Salmón a la plancha con brócoli

Esta receta ligera se elabora con sencillez y el gusto del resultado es bastante satisfactorio. Simplemente hay que saltear ajo picado, aceite, sal y pimienta, y un poco de miel a los lomos de salmón que se hacen a la plancha. Mientras, por otra parte, se trocea el brócoli en pequeñas porciones para cocinarlas al vapor.

Beneficios: El salmón ayuda a mejorar la elasticidad de las paredes arteriales, y el brócoli ayuda a reducir el riesgo de accidentes vasculares.

Pasta con kale y garbanzos

¿A quién no le gusta la pasta? Con ella se puede resolver con lo que se tenga, además que puede estar lista en un santiamén. Este plato en particular, tampoco requiere de mucho tiempo, la pasta es mezclada con kale, garbanzos, y cualquier otro ingrediente que encuentres en tu nevera para adaptarlo a tu paladar.

Beneficios: Las legumbres son excelentes fuentes de proteínas, y además su bajo nivel de grasa mantiene estable el nivel de colesterol en la sangre.

Tartar de tomate y aguacate

Esta receta es de esos postres saludables que resultan deliciosos, y es una opción viable si debes limitarte con el azúcar y las harinas. Debes cortar en trocitos el tomate fresco, cebolla, cilantro, y cualquier otra verdura que te encante, igualmente con el aguacate. Para darle el gustico ideal debes añadirle aceite de oliva y gotitas del jugo de la lima. Incluso, se puede añadir atún para convertirlo en un sencillo aperitivo.

Beneficios: El aguacate ayuda a mantener un nivel saludable de colesterol, mientras el aceite de oliva ayuda a proteger la salud cardiovascular, gracias a su composición en ácidos grasos y antioxidantes.

Pan de chocolate y nueces

Se necesita lo esencial para preparar cualquier postre: harina, levadura, huevos, dos cucharadas de leche, mantequilla y un molde. Hay que fundir el chocolate amargo en baño de maría, y, después, añadir las nueces y el azúcar. Es una receta que se puede preparar en menos de una hora, y decorarla, si lo deseas, con fresas o frambuesas. Otra deliciosa opción es el brownie de chocolate y nueces. Lo que no puedes olvidar es trocear la masa para darle formas de barras o panecillos.

Beneficios: El chocolate amargo evita que los leucocitos se peguen a las paredes de los vasos sanguíneos y restaura la flexibilidad de las arterias. Las nueces, y los frutos secos en general, ayudan a prevenir los problemas cardiovasculares.

Recuerda: alimento saludable, corazón contento.

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!