Es posible reconstruir Notre Dame usando impresión 3D

Notre Dame

El incendio ocurrido en la histórica catedral de Notre Dame ha colocado a empresas de tecnología en guardia, pues creen posible el hecho de reconstruirla a partir de la impresión 3D. Al menos así lo cree CONCR3DE, una empresa de impresión 3D de piedra, que sugiere el uso de impresoras 3D para reconstruir Notre Dame, demostrando que es posible con la impresión 3D de una gárgola como método de prueba.

La Catedral de Notre Dame, la cual el presidente francés Emmanel Macron se comprometió a restaurar completamente, cuenta con unos 750 millones de euros para financiar su reconstrucción. El desafío se encuentra en lograr una reconstrucción satisfactoria a niveles tanto estéticos como estructurales. La impresión 3D se está presentando como una opción realmente viable para lograr este objetivo.

Eric Geboers, arquitecto y fundador de CONCR3DE, tuvo una idea que podría ayudar a reconstruir la catedral de forma más asequible y rápida. Cree que la solución es imprimir en 3D el hito religioso utilizando sus restos.“Podríamos comenzar la reconstrucción casi inmediatamente, sin necesidad de nuevos materiales caros y difíciles de encontrar”, dijo. Muchos de los materiales que se usaron para construir la famosa catedral son de costos muy altos, precisamente por lo únicos que pueden llegar a ser.

Ya se imprimió un modelo de prueba

Para lograr reproducir las piezas en 3D, primero se necesita una base amplia de data que permita ver la estructura antes del incendio. Esto lo hizo el profesor estadounidense, Andrew Tallon, quien en el año 2000 escaneó en 3D toda la estructura. La empresa de impresión 3D ya está movilizándose en virtud de demostrar su capacidad para recrear las piezas de Notre Dame. Imprimieron una réplica de una gárgola utilizando un escáner 3D de Le Stryge e imprimieron el modelo con una combinación de piedra caliza y ceniza.

Eric, plantea que a través de esta modalidad no solamente se podrían salvar algunos cuantos euros del erario público, sino que, también, la catedral podría reabrir sus puertas al público mucho más pronto, que si afrontan la reconstrucción de formar convencional. “Tampoco necesitamos entrenar a una gran tripulación. La Notre Dame podría reabrir sus puertas dentro de varios meses, y la gente podría participar e interactuar con la restauración. No tendríamos que desechar y desperdiciar los materiales que tienen tanta historia incrustada en ellos, y en su lugar podemos reutilizarlos para la renovación”, dijo.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!