«Yo sólo quiero oler a ti»

Por Ana Alicia Alba.

«Yo sólo quiero oler a ti», le dije a mi esposo una mañana que me dio por colocarme su perfume y no el mío. Sólo fue un poco en la muñeca y otro poco detrás de la oreja, y aunque no dijo mucho, la expresión en su rostro hablaba de sentirse halagado, pero al mismo tiempo extrañado por mi inusual y exótico comportamiento. Cosa que no me sorprendió, porque ya había visto esa misma expresión en la cara de mi padre hace muchos años cuando le dije lo mismo, y le robé un poco de su perfume favorito.

anaPara serles sincera, siempre me han parecido mejor los perfumes de hombres, que los florales y románticos pour femme. Pensé al principio que era sólo mi nariz caprichosa que los percibía con mucho más carácter, presencia y hasta permanencia en el transcurrir de las horas, pero con el pasar del tiempo al preguntarle a otras mujeres descubrí que no soy la única que lo piensa.

Entonces, buscando esta igualdad de género, siempre necesaria, exceptuando cuando de cambiar un caucho o sacar la basura se trata (que siempre son y serán cosas de hombres), opté por buscar una fragancia que nos diera lo mejor de los dos mundos, y así encontré CK2 la nueva propuesta de Calvin Klein para todos los géneros.

Ácida al principio, dulce al llegar al corazón y clásica en las notas de fondo. Los expertos perfumistas recomiendan usarla de día, las mujeres alaban el diseño de su frasco, y por su nota fresca y moderna se ha convertido en el lanzamiento más esperado del verano.

Para mí lo mejor de la experiencia, es que logras percibir cómo va cambiando el aroma al fundirse con tu propia esencia ¡y eso es muy placentero! cumpliendo con el mandamiento número uno de un buen perfume: que no sólo alborote los sentidos ajenos sino también los propios, y que al cerrar los ojos te permita viajar hasta los brazos de la persona amada.

Con CK2 de Calvin Klein puedo oler a ti sin pedir permiso, sin necesidad de anunciarlo, conservando esa sensación de travesura compartida, y sabiendo al mismo tiempo que tú también hueles a mi y me recuerdas aún cuando nuestros cuerpos se separen.

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!