Connect with us

Colaboradores

Una princesa que ama la actuación

La princesa actriz está vinculada a varias casas reales

Compartir:
Mayte Navarro

Published

on

Princesa

Theodora de Grecia es la cuarta hija de los reyes Constantino y Ana María de Grecia, una princesa que prefirió los estudios de grabación a las actividades oficiales de la corte, aunque su padre es un monarca sin corona y no tiene competencias oficiales, pues en Grecia no existe monarquía sino una república, pero sí participaba en la vida de la realeza en toda Europa, ahora lo sucede su hijo Pablo, pues la salud de Constantino ha estado algo delicada.

Theodora de Grecia

Theodora se ha convertido en noticia, no porque haya ganado un premio por su trabajo como actriz sino porque contraerá matrimonio con Matthew Kumar, un abogado de 34 años, nacido al sur de California e hijo de Sam y Lonnie Kumar.

La princesa actriz está vinculada a varias casas reales europeas pues es prima hermana del rey Felipe VI, del príncipe heredero del trono de Dinamarca, Federico y de su hermano Joaquín, también es familia del príncipe Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II de Inglaterra. Con esta soberana la unen lazos de afinidad pues ella es su madrina de bautizo. Theodora nació en Londres el 9 de junio de 1983, tiene 35 años. Sus estudios de arte los realizó en la Universidad de Brown en Estados Unidos y en la Universidad del Nordeste, Boston, donde obtuvo la licenciatura en actuación.

Comenzó su trabajo como actriz con algunos pequeños papeles en obras de teatro en Londres y París, luego decidió viajar a Estados Unidos, específicamente a Los Ángeles, donde reside. Debutó en la televisión encarnando a la secretaria Alison Montgomery en la serie The Bold and the beautiful, también tuvo una breve aparición en el film Where did you sleep last night? y en The big Valley.

Theodora

Si bien su título nobiliario no le ha servido como tarjeta de presentación en la meca del cine, continúa trabajando para alcanzar el papel que la consagrará. También ha participado en otras actividades como fue la de posar para el libro de fotografías In the tub, del fotógrafo T. J. Scott, como parte de una campaña organizada por él para crear conciencia sobre el cáncer de mama, enfermedad que había sufrido su madre. 150 famosos se metieron en una bañera, locación elegida por Scott para este trabajo.

Los padres de la princesa Theodora dieron a conocer la noticia a través de un comunicado que no señaló ni la fecha ni el lugar de la ceremonia, aunque muchos aseguran que podría ser en Grecia, donde residen sus padres. Otra incógnita que se han planteado los medios de comunicación es sobre la posible ausencia de los reyes de España. Sólo habrá que esperar. Lo cierto es que en esa boda se verán a muchos miembros de las casas reales europeas.


Mayte Navarro

Compartir:

Colaboradores

Equivocarse al vestir, un acto necesario

Amarnos significa ser pacientes con nosotros mismos

Compartir:
Jennifer Barreto-Leyva

Published

on

vestir

Para dar una primera buena solo tenemos una oportunidad y eso lo tenemos claro, pero igual de importante es no sufrir con lo que decidamos vestir; ni por incómodo, ni por llamativo, ni por equivocado que sea.

Semanas atrás me sucedió algo curioso y que alimentó de una forma sana mi autoestima. Ya  perfecta para salir de unos pendientes, vestida para la ocasión, cuando salí de casa me di cuenta que se me fue la mano con los accesorios. Demasiados y muy grandes. ¡Craso error! Ya era tarde para corregir el entuerto, así que me dispuse a disfrutar el día y sacar el máximo provecho de la jornada como así me lo había propuesto. Compartí ese día la foto en mis espacios y el feedback fue positivo, contrario a la imagen que tenía de mi misma por mis excesos al vestir ese día. Situación que me hizo entender muchas cosas y por eso decidí escribir al respecto.

A veces equivocarnos al vestir es bueno, porque nos hace comprender que a veces los dramas al vestir no son necesarios, que la percepción que tienes de ti no es necesariamente la mejor, y que no pasa nada si te excedes en tu outfit.

¿Qué nos deja todo esto? Nos enseña a conocernos, a saber mejor cuales son nuestras debilidades para trabajar en ellas para que además nuestra autoestima sane. Nos enseña a mejorar en el vestir y aprender con mucho más detalle qué nos queda y qué no nos queda, disfrutar el proceso en el intento.

Muchas personas, muy especialmente en el mundo XL son considerablemente aprehensivas con este tema, porque ya el tema de conseguir ropa ha sido bastante agotador. Sumado a todas las otras cosas en paralelo con las que se debe lidiar. Cualquier exposición potencial a las críticas, a las burlas, al ridículo generan una situación de ansiedad importante, simplemente es impensable.

Equivócate, ríete, lanza al viento esa mortificación que te produce esa prenda de tu guardarropa con la que te vestiste por error o que quizá sufrió un percance a lo largo de tu jornada. Sé que no es fácil, pero esa aprehensión alrededor de la ropa no es sana ni positiva. Al final, no se logra nada, sino una autoflagelación emocional que solo hace ahínco en cualquier herida o punto débil en el cual aún no hayas trabajado o en el que te encuentres trabajando.

¿Te equivocaste al vestir? ¿Tu vestuario se dañó en el transcurso de tu jornada? Respira profundo, toma nota para una próxima oportunidad, perdónate y trata de pasar la jornada de la manera más tranquila posible.

No te castigues, por el contrario, es una oportunidad maravillosa de reforzar tus conocimientos en moda, en ti misma, en lo que quieres y en lo que no.

Amarnos significa ser pacientes con nosotros mismos y esta es una bonita oportunidad para poner esto en práctica.

¡Hasta la próxima!

Compartir:
Continuar Leyendo

Colaboradores

Escuchar mejor necesita ser tendencia

Es un aspecto clave de la comunicación humana

Compartir:

Published

on

escuchar

Muchos creemos que sabemos escuchar. Pero nuestro día a día está lleno de discusiones y malos entendidos que surgen porque realmente no escuchamos tan bien.

Nos urge aprender a escuchar mejor y necesita ser una tendencia.

Se trata de un aspecto clave de la comunicación humana para el éxito profesional en todas las áreas de interacción con los clientes y es una condición vital para tener relaciones familiares más armónicas.

Recordemos las diferencias entre oir y escuchar

Oír se refiere al funcionamiento de uno de nuestros cinco sentidos. Pero escuchar tiene que ver con comprender, asimilar y recordar lo que oímos. En otras palabras, oír es inevitable, pero escuchar implica calidad de atención y concentración.

Por otro lado, para aprender a escuchar mejor nos conviene entender por qué los seres humanos escuchamos con tanta deficiencia.

Las razones son diversas y complejas. Pero para fines didácticos podemos clasificarlas en dos grupos:

  • Uno se relaciona con el por qué nuestro cerebro prefiere hablar a escuchar. 
  • El otro tiene que ver con lo que pasa en nuestra mente cuando escuchamos.

Nuestro cerebro favorece el hablar

Por un lado, al hablar de nosotros mismos activamos en nuestro cerebro ciertas áreas relacionadas con el placer y la seguridad.

Así mismo, hablar es el medio más importante para conseguir lo que necesitamos y nos proporciona la sensación de tener poder y control sobre el que escucha.

Además tenemos la creencia de que para agradar a los demás debemos hablar para demostrar que somos inteligentes e interesantes. Nos parece que mientras más hablemos, mejor. Pero es al revés.

Según el funcionamiento del cerebro de quien nos escucha, hablar demasiado nos perjudica porque el exceso se volverá atropello o egocentrismo más temprano que tarde.

Para agradar a una persona necesitamos hacerle sentir que ella es interesante. Escucharla con verdadera atención e interés reforzará su autoestima e identidad, mientras facilitamos que libere sus presiones internas. 

Los terapeutas saben bien que escuchar de manera activa tiene poderes curativos para el escuchado.

¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando escuchamos?

Comprender lo que ocurre en nuestro cerebro mientras escuchamos, también puede ayudarnos a mejorar:

Primero, nuestro cerebro puede procesar mucha más información que la que recibimos al escuchar. Es decir, cuando escuchamos, nuestra mente tiene mucho tiempo ocioso para divagar, distraerse o prejuzgar.

Esto significa que para escuchar mejor es indispensable mejorar la atención y la concentración en quien nos habla y en lo que nos dice.

Segundo, neurológicamente estamos diseñados para favorecer las conductas mecánicas inconscientes y rápidas. En consecuencia, prestar mejor atención y concentrarnos bien exige un esfuerzo consciente mayor.

Por ejemplo, si queremos escuchar mejor, la mayoría de las veces tendremos que decidir detener lo que estamos haciendo para poder atender mejor al otro.

Tercero, en la actualidad estamos bombardeados por innumerables distractores y el teléfono móvil encabeza la lista. En otras palabras, prestar verdadera atención en la actualidad implica un gran esfuerzo de concentración.

Y cuarto, si nuestra necesidad primaria en una conversación es tener la razón y defendernos, es muy difícil escuchar con objetividad. Solo escucharemos para rebatir y no para entender.

Podemos aprender a escuchar mejor

La buena noticia es que las habilidades necesarias para escuchar mejor se pueden aprender. Así lograremos tener comunicaciones más armónicas y productivas.

Estos 5 ejercicios te van a ayudar:

  1. Comienza por comprender que el reto no consiste en ser buen oyente, hacer silencio o no interrumpir. El objetivo de escuchar mejor es lograr comprender mejor a nuestro interlocutor, de manera que nuestros mensajes le lleguen más rápido y fácil.
  2. Comprender a nuestro interlocutor significa hacer lo más exigente desde el punto de vista neurológico: escucharlo sin juzgarlo, ni juzgar sus ideas. Nuestro reto es comprender su mensaje, sus necesidades, motivaciones e inquietudes. Si estamos o no de acuerdo, o si creemos o no lo que nos dicen, viene después.
  3. Si hacemos el esfuerzo de escuchar sin juzgar, con la real intención de comprender, podremos captar las emociones involucradas en lo que nos dice nuestro interlocutor. Los mensajes de esas emociones es lo más importante a reconocer y entender. Las palabras del mensaje vienen después.
    • Por cierto esto lo hacemos los padres, intuitivamente, cuando nuestros hijos comienzan a “hablarnos”. Que no articulen palabras comprensibles no nos impide comprender sus emociones y lo que buscan  transmitirnos.
  4. Para mantener tu atención en lo que busca decir tu interlocutor, repite de vez en cuando lo que ha dicho, sin importar si estás de acuerdo o no. Eso le evidencia tu concentración en él y te permite confirmar lo que estás escuchando.
  5. Refleja los sentimientos que te está transmitiendo tu interlocutor. Si tienes una actitud neutral cuando te dice algo que le es muy importante, transmitirás desinterés. El vínculo con él y su confianza depende de tu empatía por lo que siente. No tiene sentido repetir lo que él dice si no está acompañado de interés.

¿Te ha resultado útil este texto?


Lee otros artículos de Juan Carlos Jiménez en www.artesupremo.com

Compartir:
Continuar Leyendo

Cine & Tv

Dolor y Gloria en pantalla… ‘Gloria’ fuera de ella

Pedro Almodóvar tiene su honesta Dolor y Gloria en pantalla

Compartir:
Moraima Blanco

Published

on

Dolor y Gloria

El famoso director español Pedro Almodóvar (muy querido por muchos de nosotros) mantiene en cartelera actualmente, en muchos países, su más reciente película, Dolor y Gloria, convertida en uno de sus mayores éxitos si se tiene en cuenta el paralelismo entre el apoyo del público y el de la Crítica (la cual siempre le ha ‘mimado’, debido a su estilo, enmarcado en un melodrama muy poco convencional, aderezado con los más diversos y hasta satíricos elementos de comedia, suspenso y autobiográficos, muchas veces con crudeza y otros con exageración y algo de fantasía, presentada esta amalgama cinematográfica con un particular sello, inequívoco y controversial, inherente a él como director, que no le permite jamás alejarse de su influencia ni aún en aquellas escasas cintas de otros autores o basadas en guiones ajenos que ha dirigido u otras en las cuales ha hecho guiños a otros estilos, los cuales, sin embargo, jamás han tenido el poder de hacerle apartarse del suyo).

Dolor y Gloria está dirigida a un público más general que todas -o al menos la mayoría- de sus anteriores películas (no de manera expresa, sino como consecuencia natural de su sensiblemente autobiográfica naturaleza), de las cuales contiene, además, significativas referencias… Autoanálisis mediante el recuerdo objetivo y evidentemente sincero de todas ellas… Un ¿quién soy? Y un ¿qué he hecho? de Almodóvar, quien, dado lo directo de su intención, llega esta vez al público de forma ‘directamente’ contundente y definitiva mediante su nueva historia (en gran parte, la suya propia).

Dolor y Gloria

Un gran ejercicio suyo de introspección (incluido el ‘Cine dentro del Cine’, como elemento esencial del mismo)… al cual ha contribuido decisivamente un Antonio Banderas convertido de la forma más auténtica posible en su ‘alter ego’, tarea reconocida por el Festival de Cannes 2019 con su premio al ‘Mejor Actor’, en ausencia de la ‘Palma de Oro’ para el propio Almodóvar por su Dolor y Gloria… la cual será compensada ahora por el otro Festival Internacional más importante -el de Venecia- con ese flamante ‘León de Oro’ honorífico a su trayectoria cinematográfica, que le será entregado en su Edición No. 76, a celebrarse entre el 28 de agosto y el 07 de septiembre y que le convierte así en el segundo (2do.) director español en recibirlo desde el año en el cual el Certamen comenzó a entregarlo (1970), luego de haber sido otorgado en 1982 a Luis Buñuel.

El director del mismo, Alberto Barbera, ha dicho lo siguiente a manera de explicación acerca de esa decisión: “Almodóvar no es el director español más grande e influyente desde Buñuel, sino un cineasta que nos ha ofrecido los retratos más polifacéticos, controvertidos y provocativos de la España post franquista. Los temas de la transgresión, el deseo y la identidad son el terreno elegido para sus películas, que están impregnadas de un humor corrosivo y adornadas con un esplendor visual que confiere un brillo inusual a la estética y al arte pop al que se refiere explícitamente”…

… “El malestar, la angustia del abandono, las contradicciones del deseo y las laceraciones de la depresión convergen en películas que abarcan el melodrama y su parodia, alcanzando picos de autenticidad emocional que redimen cualquier posible exceso formal. Sin olvidar que Almodóvar sobresale, sobre todo, en la pintura de retratos femeninos increíblemente originales, gracias a una empatía excepcional que le permite representar su poder, su riqueza emocional y sus inevitables debilidades con una autenticidad rara y conmovedora”.

Dolor y Gloria

Para Almodóvar es, además, muy importante que durante el año de estreno de su más reciente y muy exitosa Obra Dolor y Gloria, ocurra ese tributo a su trayectoria, proveniente del Festival en el cual debutó internacionalmente, en 1983, con su película ‘Entre Tinieblas’ (al cual regresó en 1988 con ‘Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios’) y ha dicho que este ‘León’ será su tercera mascota, junto a los dos gatos con los cuales vive… Orson Welles y Charles Chaplin lo recibieron y, más recientemente, Woody Allen y Clint Eastwood, entre muchos otros íconos del Cine, sumaron sus nombres al resto del grupo de homenajeados por ‘La Mostra’ italiana, el Certamen mundial pionero en cuanto a longevidad y considerado el segundo más célebre luego del realizado cada año en Cannes, Francia.

Sobradamente autobiográfica y, por supuesto, repleta de ‘flashbacks’: El protagonista principal de Dolor y Gloria -dividida en tres Capítulos o bloques sutilmente unidos- es un director, acerca de cuya filmografía se ha organizado un Ciclo en una Cinemateca, a punto de ser inaugurado, debido al aniversario de una de sus más famosas películas… Encontramos en ella elementos de conexión directa con las anteriores y muy conocidas cintas de Almodóvar ‘Todo Sobre Mi Madre’, ‘Volver’, ‘La ley del deseo’, ‘La For de mi Secreto’ y ‘La mala educación’ e incluso otras… Esperaremos con toda certeza sus varios ‘Premios Goya’, en España y su muy posible nominación al ‘Oscar’ como ‘Mejor Film de Habla No Inglesa’ o Película Extranjera, a comienzos del próximo año, 2020.

Pedro Almodóvar, patrimonio cultural de ese país europeo tan fértil en materia cinematográfica,  España, tiene actualmente su honesta Dolor y Gloria en pantalla… y fuera de ella, cuenta con la merecida ‘Gloria’ de un inminente tributo a toda su exitosa carrera, dentro de la próxima Edición (No. 76) del Festival de Venecia, lo cual celebro junto a sus otros millones de ‘fans’, desde mi más fiel y genuina ‘vena cinéfila’…

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: