Mi credo sobre el vino en 5 nuevas reflexiones

vino

Ya compartí contigo cinco de mis creencias más firmes en relación con el vino, así que aquí sumo otras cinco sobre esta bebida a la que he dedicado buena parte de mi vida:

  • Creo que no hay nada más valioso que el criterio propio. No es necesario estar de acuerdo con críticos, periodistas ni siquiera con las personas con las que compartes descorches. Aunque te equivoques, insiste en fomentar un criterio no vagamente de lo que eventualmente te gusta sino de lo que es apreciable en un vino.
  • Creo que en el vino todavía hay verdad. He leído sobre todo tipo de adulteraciones y fraudes, agua en el mosto para rendirlo, alteraciones en denominaciones de origen venerables como Brunello di Montalcino, denuncias de productos químicos que dañan irremediablemente los suelos, levaduras muy invasivas que fingen aromas. Pero en medio de todo esto, sigo creyendo que el buen vino se abre paso, no sólo está latente sino que existe y nos recompensa cada vez que logramos probar una copa.
  • Creo que el mejor vino está por venir. Al menos para mí. Creo con fervor que como todavía tengo cosas por descubrir en el vino, el mejor de mi vida todavía está pendiente y esa ilusión endulza la mayoría de mis descorches.
  • Creo que enseñar claves para la apreciación del vino es valioso. Tanto como aprender apreciación musical, por ejemplo. Es una lástima que alguien tenga oportunidad de probar grandes vinos y no sepa apreciarlos, así como que quienes sólo beben vino ocasionalmente por distracción no tengan perspectiva de la importancia histórica de esta bebida, que está enraizada en el estímulo para que el hombre se convirtiera en sedentario.
  • Creo que la alegría del vino está en el punto opuesto a la exaltación etílica que pueda producir. Si considero que uno de mis placeres con el vino es que convoque mis sentidos, que los enfoque hacia descubrir sus distintos matices, mientras más bebo menos de ese alegría siento porque tras varias copas nada se siente, nada se entiende sino el alcohol.

Artículo publicado originalmente en Esnobismo Gourmet.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!